ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

PROYECTO I: ANÁLISIS SOCIAL DE LA JUSTICIA


Enviado por   •  4 de Mayo de 2011  •  6.281 Palabras (26 Páginas)  •  1.587 Visitas

Página 1 de 26

PROYECTO I: ANÁLISIS SOCIAL DE LA JUSTICIA.

EL COMPONENTE PROYECTO: UNA EXPERIENCIA CURRICULAR QUE FAVORECE LA FORMACIÓN INTEGRAL DE LOS FUTUROS PROFESIONALES EN LA UBV.

1. EL TRABAJO PEDAGÓGICO POR PROYECTOS:

UNA VISIÓN HISTÓRICA.

La idea del trabajo educativo a través de proyectos no es algo nuevo. Pero, como dice Freire (1998:37) "la asunción de lo nuevo que no puede ser negado o recibido sólo porque es nuevo, así como el criterio de rechazo a lo viejo no es solamente cronológico. Lo viejo que preserva su validez o que encarna una tradición o marca una presencia en el tiempo continúa nuevo." Es cónsono el planteamiento de la Pedagogía por proyectos con lo que Clapa rede denominó "La revolución Copernicana en la Educación" para describir el paso de las denominadas corrientes educativas tradicionales a las perspectivas pedagógicas actuales (Ocampo, 1999).

Este cambio estuvo muy marcado por los aportes de otros campos, en especial, el psicológico y sus contribuciones referidas a procesos tan importantes como es el aprender. Cuando la humanidad comprobó que el verdadero aprendizaje no era producto de una asociación mecánica entre estímulo respuesta, que la mente ya no era una caja negra, que los seres humanos ni nacían con el conocimiento, ni lo copiaban fielmente de la realidad, sino que el mismo, era producto de una relación interactiva mente-contexto, realizado de manera holista, integral, global, fue cuando emergieron planteamientos pedagógico-didácticos, con propuestas sobre el enseñar coherentes con esas nuevas concepciones del aprender.

Se recuerda, entonces, a Decroly y, más específicamente, a Kilpatrick quienes proponen esta metodología de trabajo didáctico integral e integradora para aprender, a inicios del siglo pasado. Ovidio Decroly (1871-1932) en una reacción contra la enseñanza tradicional, apoyándose en los enfoques cognitivos del aprendizaje, propone en los grados iníciales, una enseñanza orientada más a relacionar que a separar, a integrar más que levantar estancos de asignaturas aisladas. Fundamenta su aporte en lo que denominó "centros de interés", los cuales se establecían de acuerdo con las necesidades primordiales de los estudiantes infantes tales como: Alimentación, respiración, aseo, protección, juego, entre otros (La royo, 1980).

Como se puede apreciar, lo que planteó este pedagogo fue la globalización de la enseñanza, aspecto que aún permanece muy vigente, aproximadamente cien años después, ya no sólo para niños, sino que hoy día se extiende a la educación de adolescentes y adultos.

3 Pero, viene a ser William Kilpatrick (1918) quien desarrolla el método de proyectos con el fin de globalizar la enseñanza mediante actividades manuales. En un primer momento el proyecto se definió como la tarea de carácter manual que el educando efectuaba fuera de la escuela, por ejemplo: siembra, cultivo y recolección de cereales, cría de animales, construcción y cuidado de un jardín. Como se puede apreciar, la metodología se enmarcaba siempre en la perspectiva productiva. Posteriormente, influenciado por la idea de que las actividades sin propósitos claros, no tenían sentido, define el proyecto como una actividad intencionada que consiste en hacer algo en un ambiente natural. Verbigracia: a través de la construcción de un huerto pudiera enseñarse Geometría, Cálculo, Ciencias Naturales, Historia, Ciencias Sociales, entre otras. Así, se reafirma el principio integrador que ha de guiar la acción pedagógica. En la realidad educativa venezolana, han sido significativos los aportes teóricos y prácticos en cuanto a la aplicación de metodologías innovadoras e integradoras en el proceso de enseñaza. Ya Don Simón Rodríguez lo dejaba ver cuando se refería a la escuela social, en la que debía enseñarse dos cosas: a pensar - comunicar y adquirir. Cuando se alude a ese saber pensar "quiere decir: saber establecer, a partir de las propias percepciones de las cosas, el conjunto de relaciones que las cosas guardan entre si" (Jorge, 2000:140). Trae a colación Jorge (2000) al respecto dos principios del gran Maestro Rodríguez, donde se plantea enfáticamente la concepción integral de la enseñanza: primer principio: "No hai Objeto aislado, el más independiente tiene Relaciones…" El segundo principio "El movimiento más Libre tiene dependencias ". Incluso, reseña el autor que Don Simón Rodríguez, ante la falta de una relación en lo que se enseña o se aprende, indica que se aprende y se enseña mal, pero si se establece sólo una relación, ni se enseña, ni se aprende. Sostenía entonces que educar consistía "en enseñar al hombre a tratar con las cosas e infundirle ideas sociales" (Prieto, 1990:225) El ilustre Maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa (1990) refiere otra metodología de enfoque integrador como fue la Escuela para el Trabajo, cuya perspectiva holista se aprecia en el principio de acercamiento a la vida, que reclama la conciliación con los trabajos de la libre formación cultural, con las necesidades de la vida real y económica.

4 En síntesis, la metodología de proyectos, en su origen, se orientó al trabajo partiendo del interés infantil, tal como se plantea con antelación; no obstante, luego se transforma y se define desde el principio del beneficio social, es decir, que el proyecto no estuviese sólo al servicio de los problemas personales, sino que su orientación debía considerar efectos fructuoso para los demás, desarrollando la solidaridad. Otro intento de colocar en práctica metodologías integradoras en Venezuela lo constituyeron la Unidades Generadoras de Aprendizaje, instituida con la implantación de la escuela básica, en la década de los 80 aproximadamente. Su aplicación se extendía a 7no, 8v0 y 9veno años. Este intento fracasó, pues los docentes no entendieron el proceso y tendió a convertirse en una actividad de mercadeo. Hubo quienes se dedicaron a realizar estas unidades y a venderlas, dejando de lado las particularidades del contexto, los intereses de los alumnos. El hecho de establecer las relaciones entre los objetivos y contenidos de aprendizaje parecía ser muy compleja y poco entendible a un profesorado que fue formado bajo el paradigma de la modernidad y concepción parcelada del conocimiento. En la década de los 90 aparecen nuevamente propuestas para abordar el trabajo educativo a nivel de escuela básica desde metodologías integradoras; movimiento coincidente con el auge del constructivismo como tendencia pedagógica y que deviene en una reforma curricular en la

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (41.9 Kb)   pdf (204.5 Kb)   docx (27.8 Kb)  
Leer 25 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com