ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El libro Ken Blanchard


Enviado por   •  3 de Abril de 2012  •  Ensayos  •  2.597 Palabras (11 Páginas)  •  867 Visitas

Página 1 de 11

Saber y Hacer es uno de los tantos libros que escribió el famoso autor americano Ken Blanchard, y como su nombre lo indica, el mismo busca enseñarnos como explotar todo ese conocimiento que poseemos y no solo simplemente saberlo y conocerlo, sino ponerlo en práctica y utilizarlo en nuestra vida diaria, trabajo y menesteres de la vida, a resumidas cuentas Poner en Práctica nuestro Conocimiento. Muchos de nosotros asistimos a gran cantidad de seminarios, leemos innumerables libros y con el avance de la tecnología tenemos de la mano una gran cantidad de información que aprendemos, ya sea por cuenta propia o por necesidad, pero en fin, es información que recopilamos en nuestro cerebro, que asimilamos y entendemos, pero de esto nace la pregunta que tanto se hace el autor y que al mismo tiempo me consterno a mí: ¿Cuánto de todo esa información tan valiosa que aprendemos, aplicamos a nuestra vida?.

El libro comienza exponiendo las inquietudes de Blanchard, el cual se describe a sí mismo en tercera persona, como un autor exitoso con una gran cantidad de libros, seminarios, y otra cantidad de materiales creados por él con la finalidad de enseñar a los demás a ayudarse a sí mismos, así como dirigir y motivar a la gente de manera más eficaces; pero dentro de su afán de ayudar se da cuenta que algo faltaba, su concepción del conocimiento verdadero implicaba un cambio, cambio que no veía plasmado en sus lectores, que tanto elogiaban su trabajo. Es aquí en donde Blanchard inicia su búsqueda implacable sobre ese algo que le faltaba dentro de su colección de libro, que ayudaría a sus lectores a realizar ese cambio tan anhelado por él y que más adelante se describe como el Eslabón Perdido. Es interesante como se describe todo el proceso de la búsqueda de este Eslabón Perdido, nombre que fue dado por otro personaje central de la historia, llamado Phil Murray, un exitoso empresario el cual había logrado romper exitosamente esa barrera entre el conocimiento y la aplicación del mismo, y es por esta razón por la cual el Blanchard acude a él.

El libro se desarrolla en una serie de entrevistas que realiza el autor a este famoso Empresario, el cual se muestra muy interesado en ayudar y exponer el éxito de los programas de capacitación en su empresa. El afán de Blanchard se ve satisfecho por la atención del señor Murray el cual siempre se muestra dispuesto a compartir sus vivencias, así como las vivencias de sus empleados y los cambios radicales que han sufrido al interactuar con el mismo. Phil le expone a Blanchard 3 principales razones por las cuales las personas no convierten su conocimiento en acción: La sobrecarga de información, el filtrado negativo y la falta de seguimiento. De la misma forma le expone la clave para afrontar estos tres elementos una vez los entienda, siendo esta la repetición.

El Poder de la Repetición: Este gran poder el cual habla Phil y que es la clave o el eslabón perdido para la solución del problema central, no es más que la repetición espaciada o la exposición a la información en diferentes intervalos de tiempo. Consiste en un refuerzo interno o conocimiento conductual, ya que una sola afirmación no ejerce ningún impacto permanente en una persona, es necesario repetirlo una y otra vez, en diferentes espacios de tiempo con la finalidad de permitir la reflexión de la misma. Esta repetición espaciada me parece interesante, ya que sin saber de su existencia, es algo que he aplicado a lo largo de mi vida, y me ha servido de mucha ayuda, la exposición ante una misma información en diferentes periodos de tiempo da como resultado un entendimiento cada vez mayor, es como exprimir al máximo el jugo de una fruta, en cada exprimida se saca algo, aunque sea mínimo, pero al final todo aporta a un mismo vaso.

Una vez dada la clave para vencer esta frontera el que se sabe y lo que se hace, Phil quiso exponer más sobre esta tres barreras que se mencionaron anteriormente:

1. La sobrecarga de información: Como mencioné anteriormente hoy en día estamos expuestos a una gran cantidad de información, la cual es muy fácil de aprender, leemos un libro, documento, etc., pero como siempre nunca nos esforzamos en ponerlo en práctica, estamos más enfocados a aprender todo lo que podamos ya que nos resulta más fácil, y debido a esto solo retenemos una pequeña fracción de lo que leemos y escuchamos una única vez. Es por esta razón que es importante aprender más de menos y no menos de más, esto no es más que concentrarse en unos pocos conceptos claves, y aprenderlos de verdad, manejarlos como dos y dos son cuatro. Una vez logrado esto podemos dar pie a nuestra imaginación, ser más creativos y aportar en mayor manera dentro de una determinada organización.

2. El filtrado negativo: Esta segunda razón está basada en un cambio de actitud, de mentalidad, no es más que eliminar todos esos pensamientos negativos que tanto nos aquejan y afrontar todo lo que venga con una mentalidad positiva. Para poder retener más de lo que uno aprende es necesario escuchar con una mente positiva y abierta. Esto se traduce en eliminar toda esa información negativa que ocupa nuestro cerebro, para abrir paso a una información nueva, debemos programar nuestra mente de manera positiva, y sobre todo utilizar el pensamiento de luz verde, del cual tanto habla el autor, cuando escuchamos algo nuestra primera respuesta debería ser: ¿Cómo utilizar esto? ¿Qué ganaré si aprendo? Muchos de nosotros, y me incluyo, al escuchar algo nuevo siempre tendemos a buscarle el Pero del asunto, es decir nuestra primera asimilación es negativa con lo cual terminamos matando todo lo que venga en la camino. Se podría decir que el Panameño es negativo por naturaleza, simplemente analicemos nuestras frases diarias, todas terminan o comienzan por un NO, “¿Vamos al cine, NO?”, “¿NO, te gustaría ir a comer helado?”, es por esta razón que debemos evitar caer en este filtrado negativo, y cambiar nuestra actitud, a un actitud positiva.

3. La falta de seguimiento: Esta la es la última barrera por la cual no ponemos en práctica nuestro conocimiento. De nada vale que aprendamos más de lo menos y lo afrontemos de manera positivo, si no poseemos un sistema de seguimiento, que provea la estructura y apoyo y nos permita tener un alto nivel de rendición de cuentas. Hacer lo que a uno lo han enseñado o aprendido no es algo que se pueda dejar al azar, necesitamos de la figura de un mentor que nos guie por todo este proceso, que elogie nuestro progreso, pero al igual nos reoriente y corrija. Si no existe esta figura que observe lo que uno hace, y no corrija y reoriente, nunca sabremos si lo que estamos haciendo está bien o no. Estos mentores nos ayudaran a pasar de ser unos novatos a unos maestros.

Finalmente el

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com