ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

De la asamblea de aula como un lugar de grandes conflictos


Enviado por   •  28 de Agosto de 2011  •  Tesis  •  1.995 Palabras (8 Páginas)  •  453 Visitas

Página 1 de 8

DE LA ASAMBLEA DE AULA COMO UN LUGAR DE GRANDES CONFLICTOS Y RESOCUCIONES, ENTRE OTRAS CUESTIONES.

La asamblea de aula, entendida como un momento de intercambio y comunicación verdadera, donde tienen cabida la expresión de ideas, hipótesis, vivencias, sentimientos, etc., es una actividad central en el quehacer diario de nuestras aulas de educación infantil. Lugar para dialogar, plantear conflictos, llegar a acuerdos o verbalizar los desacuerdos, reflexionar juntos sobre lo que nos pasa, intercambiar sentimientos personales, noticias e conformaciones de todo tipo, etc.

• La participación por parte de los niños es elevadísima y desborda a la maestra.

• surgen sentimientos de grupo muy fuertes que, en ocasiones hacen que todos se unan para llevar a cabo alguna trastada y esto provoca qué se produzcan choques con el poder que representa el adulto.

• Es difícil tener en cuenta y valorar todos los procesos que realizan los niños en los niveles individual y de grupo.

• El papel de la profesora se complica al trabajar en un contexto cambiante, complejo, conflictivo, lleno de incertidumbres y contrataciones.

La aceptación del conocimiento infantil, aunque no se corresponda con la lógica del adulto, genera en los niños el deseo de continuar indagando e interpretando la realidad. Creamos que esto es más fácil de conseguir se trabajamos por la construcción de la autonomía no reafirmamos la necesidad de ser adultos quienes damos los modelos que los niños deben imitar.

TRAEMOS A CLASE LOS JUGUETES: QUÉ HACEMOS CON ELLOS.

Los juguetes son parte importante de la vida de los niños. En primer momento, los niños traen juguetes y muñecos a clase de manera espontánea; después de un tiempo, la maestra, aprovechando esta circunstancia, pregunta quién ha traído algún juguete y si lo quiere enseñar.

La maestra sugiere, debido a la cantidad de juguetes que se traen y a algunas pérdidas o cambios sin querer que los juguetes de la casa tengan su sitio en la clase. En un momento de avance, llegan a realizar con autonomía esta actividad y la esperan con entusiasmo. Anticipan, proponen y planifican juegos con los juegos con los juguetes que traen, indicando con quién va a realizarlos y en qué zona.

Las estrategias del adulto ¿Qué quieres hacer con tu juguete? ¿Donde lo vas a poner? en situaciones de carácter fundamentalmente emocional, permite generalizar el comportamiento autónomo hacia otros ámbitos.

La escuela recibe niños que proceden de distintas culturas. Cada una de estas culturas posee sus propias particularidades y si el adulto los valora y las integra en las propuestas de aula, los niños que recuerdan cómo es el saludo nos lo enseña a los demás si no lo recuerdan proporcionen ellos mismos preguntar en casa o que vengan su madre o su padre a decírnoslo.

El conflicto es algo inherente a las interacciones y a los papeles diversos que en ellas desempeñamos. El contexto del aúna no es ajeno a ello; más bien al contrario, a estas edades la resolución de conflictos ocupa un lugar importante.

1° Cuando surgen los conflictos, los niños suelen pelearse y, para solucionarlos, recurren a la autoridad del adulto.

2° Se empieza a consultar al grupo sobre los conflictos, con el permiso de los implicados.

3° se llegan a establecer debates sobre los conflictos y problemas que llevan al corro los propios niños.

REFLEXIONES QUE PROVOCAN ESTAS SITUACIONES

La normatividad del conflicto en las relaciones infantiles es la base de la que se parte. La intervención del adulto resulta decisiva para que de estas experiencias los niños salgan beneficiados en su autonomía.

¿Cómo se relacionan la realidad objetiva llamada de primer orden y la subjetiva llamada de segundo orden? La realidad objetiva, la que está ahí, en el exterior, siempre es analizada desde los sentimientos, los valores y las significaciones del observador. Se convierte, así, en una realidad significativa para quien la construye, teñida de subjetividad: observación y observador en la misma escena. Esta realidad de segundo orden, cargada del significado que cada uno le atribuye a lo que vive, siente, etc., orienta y guía todos los comportamientos. Es en la que nacen los conflictos humanos.

Los comportamientos disfuncionales (problemas, síntomas) son también un lenguaje que usa el cuerpo para expresar algo que quiere ser dicho pero que no haya otra forma. Solicitar constantemente la ayuda o la atención del adulto llorando o pegando, pellizcar o morder porque no le gusta algo, no resolver nada solos, etc., son expresiones de un proceso de diferenciación de los demás marcados por la dependencia emocional.

Desde esta visión sistemática o interaccionar, para ayudar a un niño en circunstancias como estas cobra importancia, entonces, la comprensión del conjunto de interacciones que se dan en el sistema donde vive. Conocimiento que, en sí mismo, implica una intervención hacia el cambio, en los sistemas donde se mueve el niño, de una realidad de segundo orden que produce sufrimiento. Esto se trata simplemente de un cambio de percepción de segundo orden a otra que permita orientarse hacia la salud y no hacia la enfermedad.

EL PROCESO DE DIFERENCIACIÓN EMOCIONAL EN LOS CONTEXTOS DE LA VIDA COTIDIANA DONDE SE COMUNICAN LOS NIÑOS.

La construcción del individuo son las imágenes que desarrollamos para definir quiénes somos y el proyecto de nuestra vida personal y social.

El escenario familiar es decisivo para afrontar el proceso de diferenciación, pues nos brinda sostenimiento afectivo y posteriormente el permiso para desprenderse.

Al proceso en el que el niño se desvincula de los padres y se mueve hacia su propia autonomía emocional, hacia su propio proyecto de vida se le llama diferenciación.

El proceso de separación es lento, complicado y por añadidura incompleta, depende de factores inherentes a los padres más que a los del niño.

• El grado en que los padres han sido capaces de diferenciarse de sus propias familias de origen.

• La naturaleza de la relación de la pareja parental y con otras personas significativas.

• El estrés que provoca la realidad y sus capacidades para soportar sus tensiones.

El grado emocional existe en diferentes grados, y estos determinan el estilo de vida de una persona,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.5 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com