ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Derecho Internacional Humanitario


Enviado por   •  10 de Octubre de 2011  •  2.196 Palabras (9 Páginas)  •  874 Visitas

Página 1 de 9

El derecho humanitario

El ser humano rompe el régimen de la comunidad primitiva cuando sacramenta esclavitudes y desarrolla con el excedente de las cosechas, una institucionalidad llamada propiedad privada que conduce a organizar la guerra .

El ser humano, indómito, natural, silvestre, salvaje, a perpetuidad, es denominado como un ser social libre, independiente, autónomo. Ésta cognición innata de su existencia insubordinada se forjó en el trabajo , en la recolección comunitaria –manutención forzosa-, que viene a consolidarse en la transformación terrenal y domesticación de semovientes. Verbos que en tablas de la humanidad, constituyen la personalidad de la guerra, de ahí que su conducta transforma y gobierna la paz.

Desde su origen, el ser humano siente como suyo aquello que le hace falta para compensar sus esenciales necesidades . Consuetudinariamente hurga en el ambiente para hallar nichos alimenticios geoestratégicos (manantiales de energía vital); cuando los descubre, se sienta en y sobre esos bienes , esto es, ejerce possessio, protege y explota, sienta su dominación -Uti possidetis ita possidiatis- porque quiere dejar de sufrir atropellos que nacen de la escasez (básicamente: hambre y frío). Quiere estar y sentirse protegido. Al efecto:

a) edifica murallas, castillos, fortalezas;

b) marca su territorialidad a través de heterogéneos lenguajes simbólicos que manifiestan su personalidad histórica de cultura y de guerra –banderas y escudos-;

c) busca el título más adecuado para MANTENER SU RELACIÓN CON DIOS, por eso se declara soberano, rey o primus inter pares, zar, emir, sultán, monarca, príncipe, conde, califa, marqués, vizconde, barón, duque o visir, de su burgo, feudo o chacra, autoridad suprema-divina, con potestad incondicional de plenos poderes para juzgar y declarar el derecho -iuris dictio- ;

d) organiza su núcleo social en base a su religio absolutista; y,

e) canta en voz de cosaco: "L'Etat, c'est moi" ("El Estado soy yo" ), como arquetipo ILUSTRE de reconciliaciones ceremoniales, ensalzados entre señoriales codicias, fuerza legal y partida de nacimiento de la desintegración sociopolítica -equilibrio del poder en el mundo- y la división de los pueblos en clases sociales todavía reinante: alieni juris y sui juris -periferias y metrópolis /”división internacional del trabajo”- .

Paralelamente, ante esta EVOLUCIÓN DE LA CIVITAS, las herramientas de trabajo, defensa y conquista, son perfeccionadas mediante técnicas, experiencias, prácticas, ensayos, dudas y errores para conservar el imperium y SACRO CETRO, untado de sacrificios humanos en tributo de omnipotentes deidades, edificados de batalla en batalla. Todo esto, viene a ser fuente que el ser humano APREHENDE a defender y conquistar, elementos básicos que VERTEBRAN la guerra.

El EXCEDENTE de cosechas, el SOBRANTE del consumo, la acumulación del excedente y sobrante, “jurídicamente”, poseídos a través del saqueo privilegiado, engendra la explotación . Aquel ser humano desprovisto de sus herramientas para subsistir, siente vencida su voluntad a causa de la necesidad imperiosa de vivir, somete su voluntad a la voluntad de otro para pellizcar migajas y entregarse por entero a fatuos GRILLETES (concertación para esclavizar, a causa de grupos organizados que requerían de mano de obra), tal averno no soportó por mucho tiempo su NATURALEZA INNATA, que le exige como único camino para ser libre : hacer violenta rebelión, ejercicio subversivo de libertad, síntesis de contradicciones sociales, CARÁCTER de guerra.

• Abordando en el tiempo, desde que el ser humano habita en comunidad, el hambre se convirtió en MOTOR y SANGRE de la guerra, su resultado siempre ha sido el EXTERMINIO SOCIAL de GRUPOS VULNERABLES sobre la base de custodiar formas de poder y dominación, CONSAGRADOS por representantes de omnipotentes voluntades del TODOPODEROSO (aristocracia hereditaria), conducta que aún mantiene su expresión en esferas CONSTITUCIONALES y en mandatos del ordenamiento jurídico .

En cada una de las etapas socioeconómicas de la humanidad, la estructura social esclavista –gobernabilidad- ha sido desestabilizada por AMBICIONES DE JERARCAS tribales (pater famulus o paterfamilias , reinos, principados, ducados…) y la REACCIÓN SOCIAL (insurgencia, rebelión, lucha social…), las formas de los enfrentamientos políticos se han desarrollado de manera organizada y/o espontánea, dependiendo de coyunturas políticas; no existían antiguamente normas piadosas para la integridad humana, porque el objetivo de toda confrontación era, o el reinado o la libertad, es decir, mantener dinastías y su soberano patrimonio eclesial o subvertir el orden esclavista : DUALIDAD que constituye la guerra.

De acuerdo a estándares de armas, según la época, el acto bélico tuvo características muy INGENUAS y/o RAZONADAS, con “improvisadas” estructuras guerreras, que a través del tiempo han sido denominados: infantería, caballería, arqueros, espadachines, escuderos, o finalmente, Fuerzas Armadas.

Recíprocamente, la muerte, mediante su criptografía -el honor militar- ha exigido el reclutamiento de novel “elementos” (recursos materiales y humanos) que permitan alcanzar o defender victorias por una Libertad Política de acuerdo a un credo divinus que la haya inspirado y conquistar o sostener el “principatus”, sea por armas ajenas o propias .

En el mismo sentido, congruente a los LINAJES humanos, se tenía un puesto en cada batalla o conflicto político como estrategia para ASUMIR A ENEMIGOS del mismo rango, porque:

“los más ricos combatían en primera fila, los menos favorecidos económicamente combatían en la retaguardia, los pobres no tenían derecho a morir en la guerra, bajo el principio de que si nada tenían, nada tenían que defender…”.

Pero, el teorema de la sobrepoblación e insolvencia alimenticia , ha exigido que la guerra sea un escenario para pobrezas sobrantes y una “lucha de inteligencias” entre las plutocracias políticas del orbe.

• En el TEATRO DE OPERACIONES, el tótem ha expresado por siempre su conciencia por medio del individuo adiestrado para desafiar a la muerte, así, ha convertido su presencia en materia prima hacia la guerra; su escasez –disminución de fuerzas-, ha provocado la necesidad imperiosa de rescatar a todo herido que alcanzare ser sanado para que nuevamente sea designado –utilizado- a la misión de combate, esta circunstancia apremiante, que hace la diferencia entre la victoria o la derrota, exigió el origen de primarias normas de conducta de guerra que instituyó el ARMISTICIO -armistitium- acordadas

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.4 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com