ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo De El Arte De La Guerra


Enviado por   •  24 de Noviembre de 2011  •  3.832 Palabras (16 Páginas)  •  383 Visitas

Página 1 de 16

CIEN AÑOS DE SOLEDAD-ENSAYO

Historia de una aldea Macondo.

Transformación de Macondo y sus habitantes a causa de la llegada de tecnologías modernas, la escritura y la lectura.

- la remembranza y la soledad.

-El erotismo e incesto.

-Lo fantástico.

-El realismo mágico.

Autor, Gabriel García Márquez. Cien años de soledad edición del 31de marzo de 2006. Reproducciones fotomecánicas, S.A.de C.V. Pág.432. Editorial diana s.v.1986.

Mi objetivo es conocer la historia y los comportamientos de cada uno de los personajes de la novela y entender el pensamiento del escritor.

Método inductivo.

Personajes principales

José Arcadio Buendía: Es el patriarca de la estirpe y fundador principal de Macondo.

Úrsula Iguaran: la madre y el eje de la familia Buendía. Incrédula etérea y fantasmal, deambula como si caminara adherida a las paredes.

Amanda Buendía: La única hija de José Arcadio Buendía y de Úrsula Iguaran. Muere soltera y con una venda negra símbolo de su virginidad.

Rebeca Montiel: Es la hija adoptiva de Úrsula y José Arcadio.

José Arcadio: Es el primer hijo de la familia Buendía. Se desarrolla a temprana edad, su madre Úrsula cree ver en él, el reflejo del niño con cola de cerdo.

Aureliano: Es el segundo hijo de José Arcadio Buendía y Úrsula Iguaran. El coronel Aureliano Buendía es el primero de los nacidos en Macondo y en él se combinan la pasión por la ciencia y por las armas.

Melquiades: Lleva a Macondo los grandes adelantos científicos como el imán, la brújula, el sextante y la daguerrotipia. Conocedor de la alquimia ayuda a José Arcadio Buendía a construir su laboratorio.

Personajes secundarios: Pilar Ternera, Arcadio, Renata Remedio, Aureliano segundo, José Arcadio segundo, Amaranta Úrsula, Remedios la Bella, Fernanda Carpió, Petra Cortes, Aureliano Babilonia, Prudencio Aguilar, Apolinar Mascote, Aureliano Cola de cerdo, Remedios Mascote, Pietro Crespi, Gerimeldo Márquez, Mauricio Babilonia, los 17 Aurelianos, Santa Sofía de la Piedad.

Cien años de Soledad

Cien años de Soledad es representada en Macondo, en esta aldea después un pueblo, se desenlaza la historia de los Buendía, familia fundadora de Macondo en especial don José Arcadio Buendía, donde se desprenderán todas las generaciones futuras.

Macondo era el pueblo de José Arcadio Buendía, un habitante con gran imaginación, casado con Úrsula Iguarán, que solía comprar inventos a Melquiades, el cabecilla de un grupo de gitanos que aparecían una vez al año con novedosos artilugios. Entre los objetos que le compró había un imán para buscar oro, una lupa a la cual le pretendía dar aplicaciones militares, mapas portugueses y instrumentos de navegación. La mayoría de sus experimentos se frustraron, como consecuencia llevó a cabo una expedición para conocer otros pueblos, descubrió que Macondo estaba rodeada por agua. Los primeros dos hijos de José Arcadio y Úrsula fueron José Arcadio, el mayor y Aureliano, el pequeño. Al año siguiente cuando volvieron los gitanos ya no estaba con ellos Melquiades, que había muerto. La novedad que trajeron los gitanos aquel año fue el hielo.

Antes de vivir en Macondo, José Arcadio y Úrsula habían vivido en una ranchería situada en la sierra con sus respectivas familias, se casaron a pesar de ser primos, un precedente indicaba que de un matrimonio en el cual hubiera vínculos familiares podía surgir un hijo con cola de cerdo, pero eso no ocurrió. José Arcadio mato a Prudencio Aguilar, en un duelo de honor, pero este se le aparecía después de muerto. Estas circunstancias llevaron a José Arcadio a abandonar la sierra junto con otras familias, se establecieron al lado de un río y formaron un nuevo pueblo, Macondo. El primogénito, José Arcadio empezó a mantener relaciones sexuales con Pilar Ternera, una mujer que se dedicaba a leer las cartas, no tardó en quedarse embarazada. Cuando llegaron los gitanos, el primogénito vio a una joven gitana de la cual se enamoró rápidamente. Al día siguiente este se había fugado con los gitanos y la chica. Úrsula al enterarse fue en su búsqueda, José Arcadio se hizo cargo de Aureliano y de su nueva hija Amaranta.

Úrsula y José Arcadio aceptaron al hijo de Pilar Ternera de mala gana. Le llamaron Arcadio. Los niños de la casa eran cuidados por Visitación, una india que había llegado a Macondo huyendo de una peste de insomnio. Regresaron los gitanos, pero no había ni rastro de José Arcadio. También llegaron a Macondo unos traficantes de pieles que llevaron a la casa de los Buendía una niña y una carta, la carta era de alguien que les conocía y pedía a Úrsula y a José Arcadio que la acogieran ya que era familia lejana y no tenia padres. La llamaron Rebeca, esta trajo al poblado la enfermedad del sueño, que afecto en poco tiempo a todo el poblado, pero que gracias a una fórmula de Melquiades pudieron curar. Úrsula decidió ampliar la casa, al cual intento hacer pintar de azul un corregidor que llegó a Macondo mandando por el gobierno. José Arcadio no solo se negó a pintarla, si no que le impuso unas condiciones para quedarse en el pueblo.

Se organiza una fiesta para inaugurar las reformas de la casa, se compra un instrumento desconocido en Macondo, es la pianola. Para instalar la pianola y enseñar su funcionamiento viene Pietro Crespi, un italiano de refinados modales que se enamora de Rebeca. Esta le corresponde pero por medio está Amaranta que también se ha enamorado del italiano. Rebeca y Pietro fijan una boda que Amaranta intentara evitar, por eso Úrsula decide mandarla de viaje. Melquiades había muerto ahogado en el río y había sido enterrado en medio del terreno destinado al cementerio. Pilar Ternera cansada de esperar a José Arcadio se acuesta con Aureliano que va a buscarla una noche a su casa para calmar el amor que siente por Remedios, la hija pequeña del corregidor, después de confesárselo a Pilar esta lo arregla para conseguir fijar la boda. José Arcadio Buendía se trastoca y tienen que atarlo a un árbol para que no destroce la casa después de volver a ver a Prudencio Aguilar.

Aureliano y Remedios Moscote fueron casados por el padre de Nicanor. Ese mismo día se tendrían que haber casado Rebeca y Pietro Crespi se esté no hubiera recibido el día antes la noticia de la muerte

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (22.2 Kb)  
Leer 15 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com