ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo La Prostitucion Infantil


Enviado por   •  21 de Junio de 2012  •  1.834 Palabras (8 Páginas)  •  509 Visitas

Página 1 de 8

La prostitución infantil es una realidad social de ámbito delictual con el desarrollo de actos sexuales entre un menor de 18 años y uno de mayor edad a cambio de bienes materiales, económicos o de cualquier otro beneficio.

La prostitución infantil suele abundar en países, regiones, estados, provincias, más pobres. Cuando hay Abuso sexual de niños, en este último quizá no se pueda considerar como Prostitución ya que en el caso del Abuso sexual el abusado (víctima) no recibe ningún tipo de pago. Cuando se presta el servicio sexual por un infante a cambio de un pago se habla de prostitución infantil

La prostitución infantil está prohibida en la gran mayoría de los países.

La prostitución infantil se daría principalmente por la pobreza extrema en algunas zonas de países desarrollados, y en países subdesarrollados.

Investigaciones llevadas en la Universidad de Guadalajara demostraron que, en México, la prostitución infantil es un grave problema del cual no se escucha mucho, un sin número de mafias están detrás del "negocio". Los consumidores, generalmente, son países ricos y los proveedores son países pobres.

La investigación demuestra que hay muchos factores que obligan a los menores de edad a prostituirse. Se demuestra que la mayoría de estos son las necesidades económicas en el hogar, la huida de casa y la búsqueda de auto sustento, la drogadicción, la explotación por parte de un proxeneta. Las consecuencias que este abuso puede traer a los niños son: drogadicción, suicidio, asesinatos, depresión, alcoholismo. Las víctimas de este abuso además de ser prostituidas son vendidas en el exterior.

La prostitución infantil nos puede parecer un problema lejano, pero lo tenemos a la vuelta de al esquina, es algo incomprensible pero no se acaba. La prostitución infantil, por supuesto, nunca es voluntaria y va acompañada de miedo, palizas y drogas

La explotación sexual infantil constituye una vulneración de los derechos humanos y el mandato constitucional que expresamente prohíbe “la trata de seres humanos en todas sus formas”.

Para el caso de los menores de edad, la carta fundamental consagra los derechos a la vida, la integridad física, la salud y seguridad social, la alimentación equilibrada, a un nombre y a una nacionalidad, a tener una familia y no ser separado de ella, al cuidado y el amor, a la educación y a la cultura, a la recreación y a la libre expresión de la opinión. Establece además, que los niños y niñas deben ser protegidos contra toda forma de abandono, violencia física o moral, venta, abuso sexual, explotación laboral o económica y trabajos riesgosos.

Desafortunadamente en Colombia y concretamente en nuestra ciudad de Cali se ha hecho caso omiso de los ordenamientos anteriores y la explotación sexual no solo es evidente sino que cada día se incrementa. La situación se torna más grave cuando ni el estado, ni la sociedad se mueven a ponerle una pena drástica a este tipo de abusos contra los menores.

Muchas entidades como el ICBF (Instituto Colombiano de Bienestar Familiar), la Defensoría del Pueblo, la fundación Renacer y el programa de “Promoción Integral de la Mujer”, entre otras, preocupadas por esta situación, han desarrollado proyectos “a favor de la niñez explotada sexualmente”, encontrando con el desarrollo de estos, los factores generadores del fenómeno y la detección de las características socio-económicas, culturales y psicológicas de la niñas y niños en condiciones de comercio sexual.

Los argumentos, las derivaciones y demás que podemos sostener ante la tesis de ¿Cuáles son los impactos psicológicos y económicos de la prostitución en la niñez de nuestra ciudad de Cali? Están relacionados invariablemente con la valoración que tenemos acerca del comercio sexual infantil que vivimos actualmente en la ciudad de Cali y su reconocimiento en el mundo globalizado, ya que este tema para muchos genera desconfianza en las personas del común, pues es claro que absolutamente todos somos vulnerables frente a este flagelo.

La prostitución es considerada como el oficio más antiguo del mundo, viene del latín prostituere que significa cambiar o traficar, tomándose de esta manera como el tráfico o transacción de lo sexual por dinero.

Todas las formas de explotación sexual infantil, incluyendo la prostitución, son violaciones de la declaración universal de los derechos humanos que proclama que todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y en derechos, que nadie puede ser mantenido como esclavo o siervo, y que nadie debe ser sometido a tortura o tratos crueles inhumanos o degradantes.

En términos generales, estos impactos del comercio sexual se determinan con el análisis que como primera medida, se hace del término “la explotación sexual infantil”, relacionando ésta como una situación que irrumpe de manera violenta en la vida de una niña, de un niño o de un adolescente, alterando su proceso de desarrollo biopsicosocial, a partir del uso genital de su cuerpo como mercancía para obtener algo a cambio. Se abusa de su situación de indefensión, se su carencia de oportunidades y de su dificultad para obrar libre y autónomamente, de la miseria y marginalidad en la que muchos viven, de la des-estimación de los valores humanos, de la falta de amor propio consecuencia del sufrimiento y la falta de afecto que viven con sus padres , entre otras. Como plantean estudiantes de la Academia Militar en su libro “Memorias y cuarto foro socio económico inter-colegiado”: “Los menores que ejercen la prostitución ven su trabajo como algo negativo, sienten que es degradante y desmoralizante, sólo en pocos casos sienten que el trabajo es bueno con la justificación de que se gana dinero rápidamente y sus principales causas son la socio-económica y la desintegración familiar”. Estos seres

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.6 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com