ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Historia Del Tenedor, El Cuchillo Y La Cuchara

Composiciones de Colegio : Historia Del Tenedor, El Cuchillo Y La Cuchara. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.328.000+ documentos.

Enviado por   •  5 de Septiembre de 2012  •  3.498 Palabras (14 Páginas)  •  287 Visitas

Página 1 de 14

HISTORIA DE LA CUCHARA

De orígenes poco precisos, el término cuchara proviene del latín "cochleare", y podemos decir que es uno de los instrumentos más antiguos de los que se ha valido la humanidad tanto para comer, como para servir, aunque en un principio contase con formas muy dispares. Algunos expertos opinan, que desde el Paleolítico los hombres ya utilizaban diferentes tipos de utensilios para poder tomar los alimentos (sobre todo alimentos pastosos o líquidos). Unas veces con forma de pala y otras con un poco más de concavidad. Pero todas tenían la misma función, poder tomar ciertos alimentos que no era posible tomar pinchándoles.

Dependiendo de la zona geográfica donde estas primeras comunidades estaban asentadas, estos utensilios podían ser de diferentes materiales. Las comunidades asentadas al lado del mar, solían utilizar conchas de moluscos. Las comunidades del interior se valían de cortezas, huesos y algunas otras materias primas que les eran más fáciles de conseguir. Cada comunidad utilizaba aquel material que le era más sencillo conseguir.

Para encontrar algún vestigio de utensilios fabricados por el hombre, nos tenemos que remontar al Neolítico, según afirman los expertos, donde las comunidades asentadas en medios rurales, que vivían de la ganadería y la agricultura, elaboraban ya utensilios que les servían para cocinar, para llevarse líquidos a la boca o trasvasarlos, etc.

Muchas de estas sociedades, tenían como dieta básica alimentos esenciales como harinas, tomadas en forma de gachas, sopas o purés. El diseño de estos primeros utensilios, aunque todavía bastante rudimentarios, debido a la falta de herramientas de precisión, empezaban a tener una forma bastante parecida a la actual: una pala cóncava y un mango; los materiales más utilizados eran tallas de hueso, algunos tipos de piedra y arcilla cocida. Utilizaban, principalmente, materiales que fuesen fáciles de trabajar o modificar pues no contaban con las herramientas adecuadas para trabajar cierto tipo de materiales.

Muchos de los útiles, considerados como cucharas, no tenían una función expresa para la alimentación, sino que eran utilizadas para diversas actividades médicas, productivas o ceremoniales. Unos tres mil años antes de Cristo, en el rico eje Mesopotamia - Siria - Egipto, se producían estupendas cucharas, con mangos tallados y otros adornos de fantasía, logrando una gran variedad de modelos y formas. Más que cubiertos eran auténticas piezas de joyería, elaboradas por los más destacados artesanos de la época. Si visita muchos de los mejores museos del mundo puede contemplar muchas de estas piezas, pero hay que hacer una especial referencia al museo del Louvre de París, donde se encuentran algunas de las mejores piezas de todos los tiempos, con trabajos muy reconocidos dentro del mundo artístico.

Las cucharas más ricas y preciadas, fundidas en metales nobles, oro y plata, y a veces decoradas con piedras preciosas, se utilizaban en los oficios religiosos de los templos, para aplicar cosméticos a las estatuas de las divinidades o en la persona de los reyes divinizados. Convertida en objeto sagrado, la cuchara formaba, a veces, parte del ajuar funerario de monarcas y altos dignatarios. Sobre la tumba del faraón Osarkón II se encontró una cuchara cuya cavidad estaba asida por una mano que se enastaba a un tubo de metal. De todos modos, habitualmente la gente tomaba los alimentos con las manos o, en el caso de los líquidos, llevándose la escudilla a la boca.

El uso de la cuchara en las culturas antiguas parece restringido a la alimentación de las clases altas y al trasvase de líquidos y preparación de alimentos en las cocinas. En la Grecia clásica se fabricaron cucharas de oro, plata, bronce y hueso con fines semejantes a los ya expuestos. Ahora bien, aunque el instrumento era conocido, rara vez se utilizó como cubierto de mesa debido al tipo de comida que tomaban. La base de la alimentación eran platos a base de harinas de trigo y cebada principalmente-, amasadas en forma de torta o preparadas como gachas, se empleaban los dedos o escudillas para llevarlas a la boca.

Según los expertos parece ser que a partir del siglo III a.C., el uso de la cuchara comienza a imponerse en el ámbito doméstico de las clases altas de las ciudades helenísticas. Las clases más altas del Imperio romano dispusieron ya de complejas vajillas con múltiples tipos de cucharas, destinadas a alimentos muy específicos; había tres tipos de cucharas principalmente: la cuchara pequeña y puntiaguda o cochlear (su nombre deriva de la palabra cochleare, empleada para definir la medida de capacidad de apenas un centilitro o cuarto de cyathus), que se empleaba para vaciar y recoger huevos, mariscos y caracoles; la ligula, algo mayor, usada para tomar sopas y purés; y la trulla, especie de cazo, con capacidad de un decilitro, que tenía como función trasvasar líquidos.

En el Imperio romano de Oriente o Imperio Bizantino, cuya existencia se prolongó hasta el final de la Edad Media, apenas evolucionó el diseño de la cuchara y se continuaron empleando los mismos modelos de cuchara que en la Roma clásica. Si bien, como ocurría en esta última, las mesas de las personas de clase baja habían de conformarse con una escudilla de madera o barro, de la que los comensales tomaban el alimento con las manos o que se llevaban a los labios para tomarlo. Las cucharas descubiertas hasta ahora, no eran objetos de uso cotidiano, sino que eran objetos lujosos, de plata labrada con adornos zoomorfos e inscripciones nieladas, lo que hace suponer que estaban destinadas a las mesas de los potentados de Constantinopla.

A partir del siglo XIV, se introdujo la cuchara entre los objetos litúrgicos de la iglesia bizantina, empleándose para ofrecer a los fieles el vino en la comunión.

La situación no parece que fuese muy distinta en el mundo islámico medieval. La alimentación a base de sopas espesas de harina o sémola, más o menos condicionadas con carne picada y legumbres, y una especie de gachas de habas, guisantes y lentejas, se tomaba en escudillas de loza con o sin cucharas de palo. Éstas últimas llegaron a conocer una amplia difusión en Al-Andalus, así como también en los reinos cristianos del norte de la península Ibérica, donde se utilizaba para designarlas el término latino cochlear o formas corrompidas del mismo (culiare en la León del siglo X o cugare y cuchare en la Castilla del XI y XII). La palabra cuchara no aparecerá en castellano hasta el siglo XV, coexistiendo con el término popular cuchara, de uso popular, hasta bien entrado el XVII.

La cuchara se encuentra ya presente en las observaciones de distintos eruditos europeos medievales sobre el comportamiento adecuado en las mesas de la nobleza. En la Edad Media, el

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (21 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Generador de citas

(2012, 09). Historia Del Tenedor, El Cuchillo Y La Cuchara. ClubEnsayos.com. Recuperado 09, 2012, de https://www.clubensayos.com/Temas-Variados/Historia-Del-Tenedor-El-Cuchillo-Y-La-Cuchara/274746.html

"Historia Del Tenedor, El Cuchillo Y La Cuchara" ClubEnsayos.com. 09 2012. 2012. 09 2012 <https://www.clubensayos.com/Temas-Variados/Historia-Del-Tenedor-El-Cuchillo-Y-La-Cuchara/274746.html>.

"Historia Del Tenedor, El Cuchillo Y La Cuchara." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 09 2012. Web. 09 2012. <https://www.clubensayos.com/Temas-Variados/Historia-Del-Tenedor-El-Cuchillo-Y-La-Cuchara/274746.html>.

"Historia Del Tenedor, El Cuchillo Y La Cuchara." ClubEnsayos.com. 09, 2012. consultado el 09, 2012. https://www.clubensayos.com/Temas-Variados/Historia-Del-Tenedor-El-Cuchillo-Y-La-Cuchara/274746.html.