ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Resumen Padre Rico Padre Pobre Superación del miedo a perder dinero


Enviado por   •  11 de Noviembre de 2015  •  Síntesis  •  2.569 Palabras (11 Páginas)  •  266 Visitas

Página 1 de 11

Padre Rico Padre Pobre

Una vez se han educado desde el punto de vista financiero. Es posible que aun encuentren obstáculos para lograr la independencia financiera. Existen cinco razones por los que las personas no logran desarrollar columnas de activos abundantes.

Razón Nº 1. Superación del miedo a perder dinero.

Nunca conocí a alguien a quien realmente le guste perder dinero. Pero no es el miedo lo que constituye el problema. Es como maneja usted el miedo. La diferencia principal entre una persona rica y una pobre, radica en la forma en que manejan ese miedo.

Mi padre rico entendía las fobias sobre el dinero. “Algunas personas tienen terror a las serpientes. Algunos tienen terror a perder dinero. Ambas son fobias”, decía.

El nos decía constantemente a Mike y a mí que la razón más importante de la falta de éxito financiero era que la mayoría de la gente juegaba demasiado a lo seguro. “La gente esta tan temerosa de perder que de hecho pierde”, eran sus palabras. Fran Tarkenton, lo dice de otra forma: Ganar implica no tener miedo de perder.

Padre rico solía contarnos historias a Mike y a mí sobre sus viajes a Texas. “Si realmente quieren aprender la actitud de cómo manejan el riesgo, pérdida y fracasos, ve a San Antonio y visiten el Álamo. El Álamo es una gran historia de personas valiente que prefirieron luchar, sabiendo que no había esperanzas de éxitos contra posibilidades abrumadoras. Escogieron morir en vez de rendirse. Es una historia inspiradora, digna estudio; Sin embargo, sigue siendo una trágica derrota militar. ¿Cómo manejan los tejanos sus fracasos? Todavía gritan ¡Recuerden el Álamo!”

Mike y yo escuchamos muchas veces esa historia. Siempre nos contaba esa historia cuando estaba a punto de celebrar un trato importante y estaba nervioso. Pero, probablemente, las palabras que tienen más significado para mí actualmente son estas “los tejanos no entierran sus fracasos. Se inspiran con ellos. Aceptan esos fracasos y lo convierten en gritos de guerra. El fracaso alienta a los tejanos a convertirse en ganadores. Pero esa fórmula no sólo le funciona a los tejano: Es la fórmula de todos los ganadores”.

La principal razón de que 90 por ciento del público estadounidense tenga problemas financieros es porque juegan a no perder. No juegan a ganar.

Acuden a los planificadores financieros o a los contadores o los corredores de bolsa y adquieren un portafolio balanceado. La mayoría tienen mucho efectivo en fondos comunes, obligaciones de bajo rendimiento, fondo de inversiones que pueden ser intercambiados en una misma familia de fondos, y unas cuantas acciones individuales. Es un portafolio seguro y sensato. Pero no es un portafolio ganador. Es el portafolio de alguien que juega a no perder.

No me malinterpreten. Es probablemente un mejor portafolio que el que tiene 70 por ciento de la población, y eso es aterrador. Porque un portafolio seguro es mucho mejor que no tenerlo.

Si usted tiene poco dinero y desea ser rico, en primer lugar debe estar concentrado, no ser equilibrado.

Thomas Edison, no era equilibrado. Era un hombre enfocado. Bill Gates no era equilibrado, era enfocado. Donald Trump es enfocado.

He dicho todo lo anterior, y mencionando a Texas y a Fran Tarkenton, porque acumular en la columna del activo es fácil. Se trata de juego que demanda pocas aptitudes. No requiere mucha educación. Es posible hacerlo con matemática de quinto grado. Pero arriesgar la columna del activo demanda mucha alta aptitud. Se necesita estómago, paciencia y una gran actitud frente al fracaso. Los perdedores evitan el fracaso. Y el fracaso convierte a los perdedores en ganadores. Tan sólo recuerden el Álamo.

Razón Nº 2. Superar el cinismo.

Todos nosotros tenemos dudas. “No soy inteligente”. “No soy lo suficientemente bueno”.

“¿Qué pasa si la economía entra en crisis justo después de que yo invierta?”.

O tenemos amigos o seres queridos que nos recuerdan nuestras carencias sin que nosotros le preguntemos sobre ellas.

A menudo dicen, “¿Qué te hace pensar que puedes hacer eso?”.

Otro ejemplo, yo tengo una pequeña parte de mis activos en certificados de garantía sobre unas deudas fiscales, en vez de fondos comunes, obtengo el 16 por ciento de rendimiento sobre mi dinero, que ciertamente el cinco por ciento que ofrecen los banco. Los certificados están asegurados por bienes raíces y su cobro es asegurado por leyes estatales, lo cual también es mejor que la mayoría de los banco, la formula con que se compra los hace seguros, simplemente carece de liquidez. De manera que los considero como si fuera inversiones a plazo fijo entre 2 y 7 años. Cada vez que le digo a alguien, especialmente a aquellos que tienen dinero en inversiones a plazo fijo, que tengo mi dinero colocado de esta forma, me dicen que es demasiado arriesgado.

En el mercado de bienes raíces, es una poderosa herramienta de inversión para cualquiera que busca la independencia o la libertad financiera, sin embargo cada vez que menciono bienes raíces como un medio a menudo escucho la frase yo no quiero lavar excusados.

En el mercado bursátil, a menudo escucho a personas que dicen no quiero perder dinero. Bien ¿Que les hace pensar que a mí o alguna otra persona les gusta perder dinero?

En Diciembre de 1996 yo pasaba con un amigo cerca de la estación de gasolina de nuestro vecindario. El voltio a mirar y advirtió que el precio del petróleo estaba subiendo.

Cuando llegamos a casa, me mostro todas las estadísticas de porque el precio del petróleo iba a subir durante los próximos años. Estadísticas que yo nunca antes había visto, a pesar de que yo poseía un paquete importante de acciones de una compañía petrolera. Con esa información, inmediatamente comencé a buscar y encontrar una nueva compañía petrolera subvaluada que estaba a punto de encontrar algunos depósitos de petróleo. Mi corredor estaba emocionado mi corredor estaba emocionado acerca de la compañía y compre 15,000 acciones a 65 centavos cada una.

En febrero de 1997, ese mismo amigo y yo conducíamos cerca de la misma estación de la misma estación de gasolina y efectivamente el precio del galón había subido casi 15 por ciento.

Razón Nº 3. Pereza.

Las personas más ocupadas a menudo son las más perezosas.

Muchos de nosotros fuimos criados bajo la idea de que la ambición

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15 Kb)   pdf (58.1 Kb)   docx (18.1 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com