ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Grupos Vunerables


Enviado por   •  28 de Junio de 2011  •  3.152 Palabras (13 Páginas)  •  1.100 Visitas

Página 1 de 13

LOS GRUPOS VULNERABLES FRENTE AL DERECHO PENAL

REFLEXION:

CONCEPTO.- Son aquellos que por sus condiciones sociales, económicas, culturales o psicológicas pueden sufrir vejaciones contra sus derechos humanos. Entre ellos tenemos a: los niños, niñas y adolescentes; las personas discapacitadas; las personas detenidas; las personas con VIH/SIDA; las mujeres; las personas con enfermedad mental; los pueblos indígenas; las personas de la tercera edad; los migrantes; y, las minorías sexuales.

Establecido un brevísimo concepto del tema de investigación y enunciados los grupos vulnerables; se debe hacer hincapié sobre los principios de los Derechos Humanos recogidos en nuestra Constitución Política, en el Título III de los Derechos, Garantías y Deberes, Capítulo I de los Principios Generales; Capítulo II de los Derechos Civiles; y, Capítulo IV de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales:

Art. 16.- Respeto a los derechos humanos.- Establece que el más alto deber del Estado consiste en respetar y hacer respetar los derechos que garantiza esta constitución; el Art. 17, al referirse al libre ejercicio de los derechos, lo hace “sin discriminación alguna”, así como la obligación del estado de “adoptar, mediante planes y programas permanentes y periódicos, medidas para el efectivo goce de estos derechos” Cabe indicar que esta norma ha fortalecido la ejecución del Plan Nacional de Derechos humanos que fue aprobada como política de Estado mediante Decreto Ejecutivo en junio de 1998; en cuanto a la aplicabilidad de los derechos constitucionales, el Art. 18, permite que los derechos y garantías determinados en los instrumentos internacionales vigentes, sean directa e inmediatamente aplicables por y ante cualquier juez, tribunal o autoridad, previstos en los incisos segundo y tercero del artículo comentado: "en materia de derechos y garantías constitucionales, se estará a la interpretación que más favorezca su efectiva vigencia. Ninguna autoridad podrá exigir condiciones o requisitos no establecidos en la Constitución o la ley, para el ejercicio de estos derechos. No podrá alegarse falta de ley para justificar la violación o desconocimiento de los derechos establecidos en esta Constitución, para desechar la acción por estos hechos o para el reconocimiento de tales derechos." Adicionalmente, el artículo 19 señala que “los derechos y garantías señalados en esta Constitución y en los instrumentos internacionales, no excluyen otros que se deriven de la naturaleza de la persona y que son necesarios para su pleno desenvolvimiento moral y material".

En cuanto a los derechos civiles, consagrados en el Capítulo II. Para proteger la integridad personal de las personas, se clasifica a la violencia en física, psicológica, sexual o coacción moral y se prohíbe la aplicación y utilización indebida de material genético humano (Art. 23, numeral 2, inciso primero). Se que el "el Estado adoptará las medidas necesarias para prevenir, eliminar y sancionar, en especial, la violencia contra los niños, adolescentes, las mujeres y personas de la tercera edad." Es decir que, se prohíbe de manera explícita la violencia intrafamiliar, lo que redunda en beneficio de la debida y efectiva aplicación de la Ley respectiva aprobada en 1995.

En lo que respecta a la igualdad ante la ley, se prohíbe expresamente toda discriminación por razón de etnia, orientación sexual, estado de salud, discapacidad o diferencia de cualquier otra índole (Art. 23, numeral 3)., ampliándose la protección a los derechos de grupos vulnerables como las minorías étnicas, homosexuales y lesbianas, personas que enfrentan discriminación por enfermedades como el SIDA y las personas discapacitadas. Al señalarse la frase «o diferencia de cualquier otra índole" la Constitución está acorde con lo prescrito en los tratados internacionales de derechos humanos como la Convención Americana sobre Derechos Humanos (artículo 1. 1) y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículo 2.1) que prohíben la discriminación por « cualquier otra condición social".

A este respecto, es importante resaltar la despenalización del homosexualismo como delito. Por parte del Tribunal Constitucional, mediante Resolución No. 106, (R.O. 203, 27 noviembre de 1997), suspendiendo los efectos del artículo 516 del Código Penal que reprimía el homosexualismo, por considerarlo discriminatorio en razón de la orientación sexual y contrario a los Pactos Internacionales de Derechos Humanos.

El numeral 21 del Art. 23 señala que "no se podrá utilizar la información personal de terceros sobre sus creencias religiosas y filiación política, ni sobre datos referentes a salud y vida sexual, salvo para satisfacer necesidades de atención médica”. Con ello se evita crear prejuicios que discriminen a las personas por su orientación sexual o por su condición de salud. También se reconoce el Derecho a tomar decisiones libres y responsables sobre su vida sexual" (artículo 23, numeral 25).

Debido a la lentitud de la administración de justicia ecuatoriana se han incorporado dos derechos adicionales en la nueva Constitución que antes no estaban consagrados: el derecho a la seguridad jurídica y el derecho al debido proceso y a una justicia sin dilaciones (artículo 23, numerales 26 y 27). Este reconocimiento expreso concede a estas prerrogativas una mayor jerarquía e importancia legal, pues la garantía de un juicio sin dilaciones estaba únicamente reconocida en leyes secundarias.

En lo que respecta a las garantías del debido proceso, consta la aplicación de "sanciones alternativas a las penas de privación de la libertad, de conformidad con la naturaleza de cada caso, la personalidad del infractor y la reinserción social del sentenciado" (artículo 24, numeral 3), así como el derecho de ser oportuna y debidamente informada en su lengua materna de las acciones iniciadas en su contra (artículo 24, numeral 12). Con ello se concede a las minorías y grupos étnicos que hablan una lengua distinta a la oficial una mayor protección de sus derechos al permitirse que su defensa se realice en su propia lengua.

Los derechos económicos, sociales y culturales, están establecidos en el Capítulo IV, Sección 2da. Que trata del trabajo, encontramos la disposición que tiene que ver con el derecho al trabajo, mediante la cual, el Estado se obligaba a "mejorar las condiciones de trabajo de las mujeres» y se incorpora la obligación clara y precisa de "propiciar la incorporación de las mujeres al trabajo remunerado, en igualdad de derechos y oportunidades, garantizándole idéntica remuneración por trabajo de igual valor» (artículo 36, inciso

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (19.8 Kb)   pdf (121.1 Kb)   docx (16 Kb)  
Leer 12 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com