ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Guerra Y Paz


Enviado por   •  29 de Mayo de 2012  •  4.274 Palabras (18 Páginas)  •  569 Visitas

Página 1 de 18

La Guerra y el Nuevo Orden Mundial.

Ahora estamos en el año 1908, el año en el que la Fundación Carnegie comenzó sus operaciones.

En ese año, la reunión de los fideicomisarios presentó por primera vez un problema específico, que discutieron durante todo el resto del año, de manera muy erudita y el problema es: ¿Existe algún medio conocido más efectivo que la guerra, suponiendo que se desee alterar la vida de todo un pueblo?, concluyeron que no, la humanidad no conoce un medio más efectivo que la guerra para lograr ese fin. En 1909, presentaron un segundo problema y lo discutieron, es decir: ¿cómo involucramos a EE.UU. en una guerra?

La guerra es el medio supremo para intentar el cambio de sociedades y la remodelación de naciones. Mediante la guerra economías nacionales y estructuras políticas pueden ser reestructuradas por la fuerza. La guerra es potencialmente la máxima terapia de choque económica. Las guerras en Oriente Próximo son peldaños hacia el establecimiento de una visión del orden global que ha motivado desde hace años a los círculos dominantes anglo-estadounidenses. Esa visión es el dominio global.

Hacia el Nuevo Orden Internacional mediante la Guerra Global contra el Terror.

“Existe una posibilidad de el presidente de EE.UU (George W. Bush hijo) utilice este desastre (es decir los ataques del 11 de septiembre de 2001) para realizar lo que su padre en una frase que creo que su padre, utilizó sólo una vez, que no ha sido utilizada desde entonces y es un nuevo orden mundial.

El 18 de enero de 2005 Henry Kissinger apareció en Charlie Rose, un programa de televisión de PBS, y habló de un “Nuevo Orden Internacional” que estaba siendo creado por George W. Bush hijo y su gobierno.

Henry Kissinger declaró que dentro de los próximos años la humanidad verá la emergencia del comienzo de un “Nuevo Orden Internacional.” Kissinger también declaró que el gobierno de Bush hijo podía generar ese Estado y que podría ser que este presidente, que es tan denigrado por los intelectuales, emergerá como uno de los presidentes fundamentales de este período de la historia moderna estadounidense.

Cuando su entrevistador le preguntó lo que George W. Bush debe hacer para producir este “Nuevo Orden Internacional” Kissinger hizo una pausa y dio una respuesta vaga que evitó la mención de la criminalidad de la guerra. “Tiene que hacer ciertas cosas y tiene que tener algo de suerte,” fue la respuesta de Kissinger, seguida por: “La suerte es el residuo del propósito”. Habría que señalar que si la suerte es un residuo del propósito, ya no es un azar, sino un cálculo de intención.

El papel del público estadounidense fue discutido brevemente por Charlie Rose con Kissinger, quien hizo una pausa para elegir cuidadosamente sus palabras. Kissinger dijo a su entrevistador Rose que EE.UU. es una nación cuyo público no tiene la menor idea sobre la política exterior estadounidense. En cuanto al público estadounidense, la agenda bélica no puede avanzar si EE.UU. mantiene sus características multiculturales. Fue dicha característica multicultural lo que inicialmente presentó un problema para EE.UU. en la declaración de la guerra a Alemania en ambas guerras mundiales hasta el hundimiento del RMS Lusitania y el ataque japonés contra Pearl Harbor.

Por lo tanto, el fin de un régimen liberal de inmigración norteamericano que asegura un entorno multicultural en Norteamérica es un requisito previo para guerras expandidas de EE.UU. Zbigniew Brzezinski ha escrito que “a medida que EE.UU. se convierte en una sociedad cada vez más multicultural, puede serle más difícil formar un consenso sobre temas de política exterior (en el pueblo estadounidense), excepto en la circunstancia de una amenaza externa verdaderamente masiva y ampliamente percibida.” La UE también comienza a hacer lo mismo.

Esta premisa de Brzezinski, un individuo que forma parte de las clases dominantes en el gobierno de EE.UU., puede ser utilizada para explicar la satanización de los musulmanes y de varios grupos nacionales y étnico-culturales tales como los árabes, los turcos y los iraníes.

También señala que Gary Hart, un ex senador estadounidense de Colorado, implicó el 14 de septiembre de 2001 que la “Guerra Global contra el Terror” auspiciada por el gobierno de Bush hijo era un pretexto para establecer el así llamado “Nuevo Orden Mundial.” Gary Hart también involucró el papel de la OTAN en la conformación de este “Nuevo Orden Mundial.” El proyecto ha de ser llevado a la práctica mediante el poderío militar.

Un mundo unipolar: ¿Pax Estadounidense?

Sin embargo, ¿qué es un mundo unipolar? Por más que se trate de hermosear este término, a fin de cuentas se refiere a un cierto tipo de situación, es decir un centro de autoridad, un centro de fuerza, un centro de toma de decisiones.

Vladimir Putin en la Conferencia sobre Política de Seguridad de Múnich en Alemania (11 de febrero de 2007)

Durante esta entrevista con Charlie Rose, Henry Kissinger se había referido a lo que George H. Bush padre identificó como el “Nuevo Orden Mundial.” Fue un término frecuentemente utilizado por el ex presidente estadounidense que se hizo famoso durante la Guerra del Golfo.

Con el fin de la Guerra Fría y la derrota de Iraq en la Guerra del Golfo, George H. Bush padre dijo que la humanidad presenciaba en 1991 la emergencia de un “Nuevo Orden Mundial” que sería dirigido por EE.UU. La Guerra del Golfo era sólo el comienzo de este “Nuevo Orden Mundial.” En Oriente Próximo se habían plantado las semillas para futuras guerras y la expansión eurasiática.

La Comisión Trilateral, una organización fundada en 1973 compuesta por las elites más acaudaladas y poderosas de EE.UU., la UE y Japón, creó originalmente el término al que recurrió George H. Bush padre. Su expresión fue “Nuevo Orden Económico Internacional.” La terminología de la Comisión Trilateral deja al desnudo el contexto económico de este programa. El poderío militar es sólo el responsable de imponer la política exterior, y la política exterior se basa en intereses económicos.

Una agenda de guerra y violencia perpetuas ha estado impulsando la marcha hacia la dominación global por medios económicos. En esencia esta agenda bélica ha sido un proceso ininterrumpido supervisado por los diferentes gobiernos de EE.UU.

Surgiendo de detrás de las cortinas:

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (27 Kb)  
Leer 17 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com