ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Diseño Curricular, Resumen Miguel Zabalza


Enviado por   •  11 de Octubre de 2011  •  3.693 Palabras (15 Páginas)  •  7.154 Visitas

Página 1 de 15

MAGISTER EN GESTIÓN Y LIDERAZGO EDUCACIONAL

MÓDULO: DISEÑO E IMPLEMENTACIÓN DEL CURRICULUM

PROFESORA: ELISA ARAYA

TALLER DE LECTURA DISEÑO Y DESARROLLO CURRICULAR

Miguel A. Zabalza

NOMBRE : Carlos A. Jacob Riquelme

RESUMEN

El presente ensayo tiene como objetivo identificar una serie de elementos y conceptos que son parte del currículum escolar. El documento se inicia entregando antecedentes acerca de lo que es currículum, pasando a identificar ideas centrales del texto leído de Miguel A. Zabalza, partiendo por los objetivos mirando la función clarificadora de ellos, luego entrego una mirada de los contenidos y los enfoques y modelos curriculares que presentan en el texto.

Luego se plantea un estudio de caso enfocado en el proyecto Enlaces, y el impacto de los computadores en educación. Finaliza con el análisis de una serie de elementos que facilitan la introducción de tecnología en el currículum escolar. Y las conclusiones finales.

Antes de iniciar el análisis del texto de Miguel Ángel Zabalza, quiero partir con una pregunta, ¿Qué entenderemos por currículo? Para responder inicialmente con una idea aproximativa, general e integradora: currículo es todo el conjunto de acciones desarrolladas por la escuela con sentido de “oportunidades para el aprendizaje”.

Esta idea de currículo es suficientemente amplia como para dar cabida en ella tanto al conjunto de experiencias programadas por la escuela y el propio proceso seguido para programarlas (modelo de planificación) como al conjunto de experiencias vividas por el alumno en el contexto escolar (modelo de investigación).

IDENTIFICACIÓN DE IDEAS CENTRALES

LOS OBJETIVOS

El establecimiento de objetivos supone un proceso de reflexión y de explicitación de lo que se quiere hacer. Es por ello es la influencia que queremos ejercer en los alumnos, es una manera de comunicar tanto el discurso educativo como el discurso técnico planteado. En cuanto a su función clarificadora se puede distinguir dos niveles:

a) Clarificación semántica

b) Clarificación práctica

• Clarificación Semántica

Un objetivo es claro semánticamente cuando aporta una concreción sustantiva en la definición de qué es lo que se quiere lograr. Con frecuencia los términos empleados en la denominación de nuestras intenciones no están del todo claros, son conceptos borrosos o polimorfos en cuanto a su interpretación y se prestan a muchas interpretaciones.

Los objetivos han recibido mucho apoyo, sin embargo no se han obtenido las ventajas pedagógicas que se esperaba porque se han formulado en términos demasiado vagos como para permitir al profesor avanzar eficazmente por ellos. (Popham y Baker, 1970).

• Clarificación Práctica

La formulación de un objetivo debe dar respuesta o al menos sugerir qué es lo que hay que hacer para lograr esa cualidad que se pretende. Cuanto más específico semánticamente sea el objetivo, más claro resulta qué es lo que hay que lograr y por lo tanto más fácil será también saber qué formas de trabajo didáctico hacen posible llegar a conseguirlo. A través de esta clarificación se prefigura ya cuál es el estilo de enseñanza que se pretende implementar. Por ejemplo un objetivo que reúne estas características es el siguiente:

¡Expresarse con creatividad utilizando técnicas de representación visual y plástica!

"Expresarse con creatividad..." hace referencia a un aprendizaje muy específico, en términos de capacidad, que tiene legitimidad semántica.

...utilizando técnicas de representación visual o plástica hace referencia al proceso que se va a llevar a cabo para conseguirlo.

Otro punto central que presenta el texto es acerca de los objetivos como marco de referencia, donde señala los diseños de los objetivos para los procesos formativos, en ellos se puede indicar los diseños para procesos finalizados y procesos abiertos.

• Procesos finalizados: caracterizados por la determinación de los resultados a conseguir.

• Procesos abiertos: caracterizados por la indefinición de metas o bien por estar organizados en torno a objetivos experienciales o expresivos.

Los procesos finalizados son los más asentados en el modelo tecnológico de enseñanza. Se trata de la conjunción de una serie de elementos y fases plenamente orientados a la consecución de un fin específico y determinado de antemano. En este modelo de diseño primeramente se elaboran y determinan los objetivos y a continuación y en función de ellos, se organizan los demás elementos (contenidos, actividades y evaluación).

Los procesos abiertos se caracterizan porque aparecen metas indefinidas, holísticas y globales, como son los aprendizajes artísticos, humanísticos, de investigación, de desarrollo motriz, etc., o bien porque se opta por objetivos experienciales o centrados en el proceso.

Aunque han existido líneas de debate opuestas, argumentando a favor o en contra de unos procesos u otros, hoy la postura más serena muestra que con ser enfoques contrapuestos no son excluyentes y aparecen como necesarios para un desarrollo adecuado de proyectos didácticos. Es necesario conocer ambos enfoques para poder manejar uno u otro en la medida en que las diversas situaciones lo exijan.

Los principios de procedimiento no excluyen la presencia de otros modelos de objetivos y pueden desempeñar funciones complementarias. Se proponen, por ejemplo, formular:

• Objetivos terminales para especificar los aprendizajes básicos y habilidades a alcanzar.

• Objetivos expresivos para proponer experiencias amplias, holísticas en las que el sujeto ponga en ejercicio aquellos aprendizajes.

• Principios

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (25 Kb)  
Leer 14 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com