ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Transtornos De Conducta


Enviado por   •  11 de Julio de 2011  •  3.235 Palabras (13 Páginas)  •  874 Visitas

Página 1 de 13

TRASTORNO DE LA CONDUCTA EN EL ADOLESCENTE

Se denomina trastornos de la conducta en la adolescencia a la expresión aquellos trastornos mentales caracterizados por problemas de comportamiento, en adolescentes que antes de los 18 años se hayan caracterizado por presentar por lo menos tres de los siguientes criterios para calificar para el diagnóstico específico de trastornos de la conducta:

• Robar sin atacar a una víctima directamente. Incluye robo con violencia en una casa.

• Ausentarse sin aviso de la casa, por lo menos toda la noche en más de una oportunidad, mientras se vive

• con los padres o sus equivalentes. Incluye irse de la casa paterna para nunca retornar.

• Mentir a menudo, excluyendo el tener que hacerlo para evitar el maltrato físico o el abuso sexual.

• Provocar incendios en forma deliberada.

• Faltar a clase, hacerse “la rabona” a menudo.

• Entrar sin autorización en otra casa, o en el automóvil

• de otra persona.

• Destruir en forma deliberada la propiedad ajena.

• Ser cruel físicamente con los animales.

• Haber forzado a alguien a tener actividad sexual.

• Haber utilizado armas de cualquier tipo en peleas en más de una oportunidad.

• Ser el que a menudo inicia las peleas y provoca riñas.

• Haber robado, dañando a su víctima directamente (atraco, extorsión, robo a mano armada).

• Ser cruel físicamente con la gente.

¿Por qué el adolescente adopta estas conductas?

En la adolescencia se transita el camino de la dependencia a la autonomía, en el que pueden hallarse obstáculos, tanto en el/la adolescente, su familia, y/ o su entorno.

En lo que atañe a cada adolescente, los trastornos en esta área son indicadores de una falla temporaria o permanente en la capacidad de elaboración síquica de los conflictos; de una imposibilidad de “metabolizar” las emociones contradictorias con que se enfrenta. Se trata de un “cortocircuito” psíquico; de la imposibilidad de pensar en determinado momento y como consecuencia “recurrir a la acción”.

La familia juega un papel fundamental en estas conductas del adolescente, tanto en su génesis como en la perpetuación de las mismas; es la “matriz de socialización” de los jóvenes. En definitiva, el/la adolescente es el espejo en el que se mira cada familia.

También el entorno, los “núcleos de socialización”, entre los que figuran los amigos, las instituciones, los medios masivos de comunicación, el contexto social en general cumplen, en este sentido, su papel.

Los tipos de trastorno de conducta que necesitan ser tratados por profesionales de la salud son los siguientes:

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad: tratamiento con neurólogo y terapia. Si el niño presenta dificultades escolares, muchas veces, se necesita un tratamiento psicopedagógico.

Trastorno antisocial limitado al contexto familiar: terapia y tratamiento familiar y orientación a padres.

Trastorno antisocial en adolescente no socializado: además de las terapias psicológicas y médicas, a veces, es necesario apartar al adolescente de su núcleo familiar si es abusado o maltratado.

Trastornos antisociales con emociones mixtos (depresión o exaltación): terapia, muchas veces medicación psiquiátrica, orientación a padres, etc.

Es importante resaltar que cuánto más temprano se realice el diagnóstico y tratamiento para estos problemas de conducta, mayores son las probabilidades que tendrá el sujeto de aprender mejores técnicas de adaptación y de prevenir algunas de las posibles complicaciones personales y sociales que estas patologías provocan.

En la medida en que el comportamiento de los jóvenes no mejora, o no reciben tratamiento, es esperable que ellos desarrollen también, problemas de personalidad.

TIPOS DE CONDUCTA:

VANDALISMO:

El desarrollo de nuestro trabajo se basará en tratar de explicar cómo el adolescente en este período de la vida, el cual, por lo general, se vive como conflictivo, tanto por los padres como por el mismo, podría llegar caer en el vandalismo. Es en esto que se basará nuestro trabajo, en el cómo y no en las conductas vandálicas.

Para esto, empezaremos explicando la crisis de identidad que se sufre en la adolescencia y como afecta ésta a los jóvenes. Debido a los cambios corporales, las exigencias de sus padres y el medio social, para el adolescente los cambios son vividos con una gran carga de angustia. Dichos cambios los llevaran al joven a refugiarse en el grupo de pares, como mecanismo de defensa, en busca de homogeneidad que le de cierta seguridad. La barra le sirve para encontrar una identidad momentánea mediante la sobre identificación y así sentirse bien consigo mismo. Esta identidad va a estar basada en figuras idolatradas por el grupo o la sociedad, no importa si ésta es una identificación negativa, lo que importa es conseguir una lo antes posible. En caso que sé de la identificación con la figura negativa, y que el joven no pueda controlar sus impulsos, ya sea por una mala relación con los padres, acompañada de falta de comunicación en general y la falta de límites impuestos a su hijo; esto podría derivar en el vandalismo. Todo esto será detallado a continuación.

 Agresión.

Acto de acometer a alguna para matarlo herirlo o hacerle daño, especialmente, sin justificación.

“Formas de conducta que se adoptan con la intención de perjudicarlo directa o indirectamente a un individuo”.

Conducta cuya finalidad es causar daño a un objeto o persona. La conducta agresiva en el ser humano puede interpretarse como manifestación de un instinto o pulsión de destrucción; como reacción que aparece ante cualquier tipo de frustración o como respuesta aprendida ente situaciones, determinadas.

La agresión es una relación primordial ante la imposibilidad de buscar placer o evitar dolor.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (22.4 Kb)   pdf (131.5 Kb)   docx (22 Kb)  
Leer 12 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com