ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Cambio de final de Persuasión por Jane Austen


Enviado por   •  8 de Febrero de 2019  •  Tareas  •  1.533 Palabras (7 Páginas)  •  13 Visitas

Página 1 de 7

Cambio de final de Persuasión por Jane Austen

Shani Gittler Geluda

Ana era la ternura misma, y había encontrado algo digno de ella en el afecto del capitán Wentworth. La profesión de su marido era lo único que hacía desear a sus amigas que aquella ternura no fuese tan intensa, por miedo a una futura guerra que pudiera turbar el sol de su dicha. Su gloria era ser la esposa de un marino, pero debía pagar el precio de una constante alarma por pertenecer su esposo a aquella profesión que es, si fuese ello posible, más notable por sus virtudes domésticas que por su importancia nacional. Él no estaba por largos períodos, y cuando si estaba era por un corto tiempo. Con el transcurso del tiempo el efecto “luna de miel” se fue desvaneciendo hasta que finalmente las peleas empezaron. Ana quería que el Capitán Wentworth regresara a Inglaterra y este quería que su querida esposa le acompañara en sus expediciones aunque esta idea era poco común, incluso extraordinaria. Tras varias sesiones de disputa, la solución a esta extraña situación llegó como milagro de Dios.  Al Capitán Wentworth se le ofreció una propuesta única en la vida.

En la última de las varias expediciones realizadas por la marina británica a las Indias Occidentales, el jefe de Wentworth le ofreció un trabajo fijo en América donde se le iba a poner casa, transporte, comida y toda necesidad que fuera a parecer en el transcurso de la estadía, ya fuera medicina, banquetes o cualquier otra fuera de lo común. Se le ofreció una casa para poder formar una familia con Ana y hasta se le propuso que a sus futuros hijos se les pagaría la escolarización completa incluyendo la universidad de su elección y la enseñanza profunda de la lengua francesa, inglesa y española. Este ofrecimiento no se le aparecía a cualquiera y menos a un marino que donde supuestamente debía estar era en el océano. Después de una larga conversación llegaron al acuerdo de aceptar la propuesta pero con un ligero requerimiento. Ana pidió visitar a sus amigos de Gran Bretaña aunque sea para las navidades y así se hizo. Días después la pareja ya había arreglado todo: habían vendido las propiedades, desechado todo lo innecesario y empacado todo lo que se iban a llevar. Para dentro de un mes ya estaban en el barco.

Capítulo XXV

Ana estaba asombrada. Irónicamente ella nunca había estado en un barco ni siquiera con el mero objetivo de observarlo. Le impactaba la maquinaria, la gente, el paisaje, la brisa y todo lo relacionado al paisaje y a la situación. En cambio, el Capitán Wentworth estaba como perro faldero, estaba emocionado y le brillaban los ojos, claro estaba que su destino era ser marinero y estar navegando por los 7 mares.

El viaje tenía una duración de 6 meses, la pareja compartió un cuarto y todo transcurría muy bien. Estaban maravillados pues hace mucho no pasaban tanto tiempo juntos y parecía que el efecto de Luna de miel volvió como por arte de magia y era lógico pues lo que ellos necesitaban era simplemente estar juntos por un período que excediera la semana. El amor nunca se fue e hizo presencia todo el viaje. Para la primera semana ya habían compartido una noche demasiado hermosa como para que fuera olvidada.

Ana sufría de mareos, pero después de esa tremenda velada estos se multiplicaron por diez. Al igual que Ana y su esposo, todos asumían que los mareos eran por el simple hecho de que la mujer no estaba acostumbrada a estar en alta mar, sin embargo, una partera en el transcurso del tercer mes se dio cuenta que la creencia de todos los pasajeros y la tripulación era totalmente errónea porque Ana estaba embarazada. Ella calló por un largo tiempo hasta que a mitades del cuarto mes le fue honesta a la futura mamá para que esta tuviera los debidos cuidados que una mujer preñada tenía que seguir. Ana al escuchar la noticia no lo podía pero poco a poco el vientre le fue creciendo hasta que esta situación era fácil de notar. Los futuros padres quedaron impresionados por la la increíble noticia. Ambos tomaron la noticia de una forma positiva. El Capitán a la hora de la cena hizo un brindis y la pareja fue felicitada por todo el barco.Días transcurrieron y la noticia se convirtió en una normalidad.

Ana formó una magnífica amistad con la partera, Ms. Campbell. Tomaban el té todos los días con ella y se recomendaban e intercambiaban libros sin problema alguno puesto que compartían los mismos gustos. Los meses pasaban, a Ms. Wentworth ya se le notaba el embarazo.

Una noche de fuerte tormenta Ana tenía necesidades y se dirigió al baño, al acabar se estaba lavando las manos y de repente el barco se volteó. Lo único que se escuchaban fueron gritos y ahogos al igual que truenos y olas. Nadie entendía que pasaba y todos estaban tratando de sobrevivir.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.7 Kb)   pdf (58.8 Kb)   docx (10.2 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com