ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Cuentos Infantiles


Enviado por   •  3 de Junio de 2012  •  13.072 Palabras (53 Páginas)  •  748 Visitas

Página 1 de 53

EL GATO CON BOTAS

Había una vez un muchacho joven que vivía en la calle con su gato. El muchacho era pobre, y llevaba puestas ropas araposas.

El joven casi no tenía para comer, y lo único que se llevaba al estómago era lo que podía encontrar en la basura para su gato y para él.

Un día, el gato, que se daba cuenta de la pobreza extrema de su amo, cogió unas botas, un sombrero y una capa, los limpió hasta que parecieron nuevos y se los puso. A continuación, el gato con botas se fue a cazar al campo, y cuando volvió con un jabalí a sus espaldas, se lo llevó al rey, y le dijo: “Excelentísimo señor, mi amo el marqués le regala este jabalí para que lo disfrute con su familia“.

El rey le dio las gracias, y esa noche en el castillo del reino se cenó jabalí asado, a la salud del marqués.

Al día siguiente, el gato se volvió a poner las botas y volvió a cazar un jabalí para regalárselo al rey en nombre del marqués.

El gato con botas repitió durante una semana sus regalos al rey.

Un día, mientras el gato con botas y su amo estaban en el río bañando y lavándose, pasó la carroza del rey cerca del río. El gato con botas lo vio, y rápidamente le dijo a su amo que se quitara toda la ropa..

La carroza del rey paró junto al río para descansar, y el rey vio al gato con botas, y le preguntó: “¿Qué hacéis tú y tu amo en el río?“. A lo que el gato contestó: “Han robado a mi amo el marqués y le han quitado toda la ropa!“.

El rey rápidamente le dio un traje elegante al supuesto marqués y él y el gato con botas subieron a la carroza real.

Dentro de la carroza iba la hija del rey, una muchacha muy hermosa. Sólo hizo falta una mirada, y los dos muchachos se enamoraron..

Ahora, el muchacho que vivía en la calle sin dinero, ni ropa elegante, ni comida, se había convertido en el príncipe del reino, y todo esto gracias a su amigo, el gato con botas.

FIN

Moraleja: Cualquier persona que se lo proponga puede llegar a ser alguien importante. Sólo hay que dedicarle mucho esfuerzo para conseguirlo.

EL FLAUTISTA DE HAMELIN

Erase una vez, un pueblo muy bonito llamado Hamelin. El pueblo estaba situado entre bonitas montañas, y tenía unos preciosos prados en los alrededores.

La historia del flautista de Hamelin comenzó cuando, un día empezaron a llegar ratas de todos los lugares a vivir a Hamelin, ya que era un sitio idóneo, donde había comida en abundancia para las ratas.

El pueblo se acabó llenando de ratas, y los habitantes del pueblo protestaron ante el ayuntamiento.

El alcalde del pueblo se puso a pensar para ver cómo solucionar el problema de la plaga de ratas que había aparecido.

Mientras pensaba, se presentó misteriosamente en el ayuntamiento un joven flautista que le ofreció librar a Hamelin del problema de las ratas en un sólo día, a cambio de 1 millón de pesos.

El alcalde emocionado le dijo: “Si nos resuelves este gran problema y haces desaparecer a las ratas, te pagaré tu millón de pesos“.

Así que el flautista salió a la calle, agarro su flauta y empezó a tocar una melodía.

Poco a poco se iba oyendo un murmullo cada vez mayor…, eran las ratas del pueblo que salían persiguiendo al flautista de Hamelin cautivadas por la música.

El flautista se llevó las ratas hacia el río, donde finalmente se ahogaron todas.

Cuando volvió a hablar con el alcalde, éste le dio las gracias por haberles salvado de las ratas. Y a continuación el flautista le pidió su millón de pesos al alcalde, a lo que el alcalde contestó: “¿De verdad te creíste que te iba a pagar un millón de pesos? No tengo tanto dinero, y además lo que tú hiciste es muy fácil..”

El flautista de Hamelin empezó a ponerse furioso, y como el alcalde no quería pagarle, se dio la vuelta, salió del ayuntamiento y empezó a tocar su flauta mágica…

Poco a poco fue creciendo un murmullo en el pueblo…, ¡ahora los niños estaban siguiendo al flautista! Los padres y madres de todo el pueblo estaban desesperados, porque sus hijos no dejaban de acompañar al flautista y su melodía.

El flautista de Hamelin se llevó a todos los niños del pueblo fuera de él, y en Hamelin nunca más volvió a haber niños.

El alcalde aprendió la lección para siempre, y no volvió a mentir a nadie más, pero nunca pudo hacer regresar a los niños que el flautista de Hamelin se había llevado.

FIN

JUAN SIN MIEDO

Juan era el menor de 2 hermanos, que vivían en una casita pequeña en un pueblo español, junto a su padre.

El hermano de Juan era un chico inteligente al que todo el mundo admiraba, incluido su padre. Sin embargo, de Juan pensaban que era un chico tonto que no se enteraba de nada.

Un día, el padre de Juan le dijo: “Juan, no mires a tu hermano que tiene sangre en la mano y puede darte miedo..”

Juan se quedó paralizado y le dijo a su padre: “Papá, ¿qué es eso del miedo? No se lo que es el miedo..”

Su padre, pensando que se había vuelto más tonto todavía, le echó de su casa y le dijo: “¿No sabes lo qué es el miedo? Pues vete por ahí a buscarlo“.

Y así lo hizo Juan, salió de su casa a buscar el miedo para enterarse de qué significaba esa palabra.

Durante 3 meses corrió innumerables aventuras, con osos salvajes, esqueletos vivientes, serpientes venenosas, … pero salía ileso de todas las amenazas y nunca llegaba a tener miedo. Juan seguía pensando: “¿Qué será eso del miedo? Quiero saber qué es el miedo!!!“

Mientras pensaba, iba caminando y tropezó con un castillo muy muy viejo, en el que ponía un cartel bien grande: “El que aguante tres noches en el castillo sin que le pase nada, conseguirá la mano de la princesa y se casará con ella“.

Juan pensó que podía ser una buena oportunidad para ver si descubría el miedo, así que se apuntó a la hazaña de las tres noches en el castillo tenebroso.

Juan pasó las tres noches rodeado de monstruos y fantasmas, pero una

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (78.3 Kb)  
Leer 52 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com