ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El fantasma de la calle Catarroja


Enviado por   •  7 de Enero de 2019  •  Síntesis  •  3.528 Palabras (15 Páginas)  •  17 Visitas

Página 1 de 15

    Pérez Campos Dulce Belén.                                        

                                       El  fantasma  de la calle Catarroja.

Narrador:(Voz de suspenso y seria) Era una tarde fría de agosto, la lluvia caía sin piedad sobre las casas de la calle Catarroja, al final de esta se podía admirar una imponente mansión que por años se ha creído que esta maldita. Ahí se cometió un crimen terrible y el culpable aún sigue en ella esperando la llegada de sus próximas víctimas. Durante mucho tiempo las familias venían e iban rápidamente, todas huían al conocer la historia de la casa, otras tantas aseguraban haber visto al temible fantasma. Después de permanecer sola por mucho tiempo, un buen día todo cambió…

(efecto de carros sobre la calle)

Vendedora: (Entusiasmada) Ya casi llegamos a las casas que les mencione, son demasiado bonitas, además que ahora cuentan con un 50% de descuento (es interrumpido por César, como si ignorara a la vendedora)

César:  (Efusivo) ¡Mira Claris!  esta casa tiene una vista fantástica, como la que tu querías mi amor, supongo que a nuestra familia le hará bien cambiar de clima.

Vendedora: ( Angustiada) !Pero señor !, (Voz temblorosa o de miedo) -Ya le dije que esta casa esconde un horrible pasado, se dice que el alma de un asesino aún habita aquí, (Voz persuasiva) no gusta mejor comprar otra propiedad, tenemos fantásticas casas a unas cuadras más adelante y a mitad de precio.

Clarissa: (risa irónica) JAJAJA. Pero que ridiculez está diciendo señorita, usted debería saber que mi familia no cree en esas tonterías de fantasmas y esas cosas por el estilo.

(Se escucha un fuerte golpeteo en la ventana)

Vendedora: (lanza un grito de horror) !ahhhhhhhhhh!, ¿qué fue eso?, ¿¡lo escucharon!? (Desesperada) ese es el fantasma que pide que no vayamos de aquí.

(Efecto de una tormenta eléctrica)

Cesar: No sea exagerada señorita Silvana, solo ha sido esta tormenta que hizo que la rama del árbol pegará justo en la ventana que está detrás de usted. (entra Clarissa interrumpiendo)

Clarissa: (Enojada) Ya basta de tanta habladera y cerremos el trato para mudarnos cuanto antes.

Cesar: (Emocionada) ¡No se diga más! Señorita Silvana, ha escuchado a mi esposa.

Vendedora: (Irónica) Pero que conste que yo se lo advertí señor Díaz.

Narrador: (voz tranquila y seria) Fue cuestión de días para que la familia se mudara a la mansión. Una de las tantas noches, como ya era costumbre Tamara, la hija mayor de los señores Díaz  bajo a la cocina por un vaso de leche y de pronto lo inesperable sucedió…

(Se oyen cadenas que ruedan por el corredor)

Tamara: (Voz dudosa) ¿Papá?, ¿Mamá?, ¿Rubén?, ¿Raúl?!, ¿Quién está ahí?, (Se escucha un portazo) (Asustada) ¡Ahhhhhhhh! (Efecto de que cae un vaso)  (comienza a decir para sí misma) (Voz con miedo) Tamara, tranquila, los fantasmas no existen, es lo que siempre dice mamá y papá, es tu imaginación porque ya tienes sueño.

Narrador: esa noche Tamara dejó pasar lo sucedido pensando que había sido producto de su imaginación, sin embargo, los ruidos de cadenas, golpes en la ventana y gritos aparecían con más frecuencia en su cabeza (Sonidos de gritos, golpes, cadenas, etc.). Una noche Tamara decidió ya no tener miedo y se dispuso a salir y averiguar qué era lo que estaba sucediendo, bajo las escaleras a toda velocidad (sonido como si alguien golpeara rápidamente escalones) siguiendo el ruido en su cabeza, llegó al patio trasero, ahí se encontraba un hombre con los pies encadenados mirando fijamente una flor…

Tamara: (Voz dudosa y sorprendida a la vez) ¿Quién es usted?, ¿y qué hace a esta hora en mi casa?

Fantasma: (voz encantadora) !Hola pequeña¡, Yo soy Lewis Fernández, el cuidador de esta casa.

Tamara: (Voz tranquila) de seguro usted ha sido el escandaloso que no me ha dejado dormir toda esta semana.

Fantasma: (Voz sarcástica) No, a lo mejor fue el fantasma que anda rondando por ahí. Tamara: (Voz sorprendida) ¿Entonces es verdad lo del fantasma?, Mis padres escucharon hablar sobre él cuando compraron esta casa, pero ellos no creen en esas cosas y mis hermanos tampoco.

Fantasma: ¿y tú?, tu si crees en los fantasmas niñita (Se escucha un maullido de un gato y un portazo)

Tamara: (Asustada) ¡Ahhhh!, ¿Qué fue eso? , ¿Usted también lo escucho?

Fantasma: (Risa sarcástica) JAJAJAJAJA, veo que a ti te da miedo todo jajajaja, esto será más fácil de lo que pensé.

Tamara: (Cuestionando) ¿Qué será fácil?

Fantasma: Contarte la historia que esconde esta casa, ven, siéntate. (furioso) !Noooo, detente!, (tranquilo) es solo que no me gusta que las personas me vean, quédate ahí a lo lejos, ¿Si?.

Tamara: (dudando) No creo que sea bueno, no debería hablar con extraños.

Fantasma: (Persuasivo) !ohh! querida te aseguro que no te haré daño aparte soy el jardinero,  tus padres me han contratado.

Tamara: (tranquila) ¡ok!, siendo así lo escucharé. (Un poco dudosa)

Fantasma: Todo ocurrió hace 200 años, (la voz va bajando gradualmente) en ese tiempo una familia habitaba….( se hace una pequeña pausa)

Narrador: La niña se retiró a dormir prometiendo volver la noche siguiente a seguir escuchando la historia. Pero antes la niña volteo para despedirse de Lewis, pero este ya no estaba, se había esfumado.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (20.3 Kb)   pdf (174 Kb)   docx (22.3 Kb)  
Leer 14 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com