ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ciudad De Dios


Enviado por   •  12 de Febrero de 2012  •  787 Palabras (4 Páginas)  •  679 Visitas

Página 1 de 4

XXXXXDesde la época de Carlomagno, el Sacro Imperio Romano estuvo inspirado, de alguna manera, en una lectura equivocada de la "Ciudad de Dios". Muchos pensaron que Agustín había planeado el establecimiento de un Reino de Dios en la tierra, como una renovación cristiana del antiguo Imperio Romano. Realmente, esta no fue su intención. Su ideal era diferente: él pensaba en dos tipos de hombres y dos sociedades que nunca serían institucionalizadas en el transcurso del tiempo. Después del Juicio final, se separarían en el Cielo y en el Infierno.

XXXXXCuando Agustín comenzó a escribir la "Ciudad de Dios", Roma había sido saqueada por las hordas de los bárbaros del norte (ver el marco histórico). Muchos de estos invasores eran cristianos, partidarios de la herejía arriana. Para los patricios de las viejas familias romanas, el cristianismo aparecía entonces como una amenaza interna y como un claro peligro mirando al exterior del Imperio. Muchas personas, incluyendo el influyente oficial del Imperio, Marcelino, fueron con Agustín con este reclamo. Se había extendido ampliamente la idea de que el cristianismo se había convertido en una influencia corrosiva para la Pax Romana. Los que apoyaban el viejo paganismo no desaprovecharon la oportunidad de atacar la expansión del cristianismo. Ver también el tema agustiniano de la Teología de la Historia.

XXXXXEn el año 413, San Agustín se puso a trabajar con la intención de escribir una contestación a este reclamo. Tardó más de trece años en terminar los veintidos libros de la "Ciudad de Dios". En una recientemente descubierta Carta a Firmus él mismo señalaba la estructura de esta gran obra. En los primeros diez libros, Agustín defiende el cristianismo ante los ataques de que es una influencia corrosiva social y política. En efecto, él rechaza los argumentos y demuestra que el politeísmo pagano no ha traído nada bueno para Roma. Compara el cristianismo con el neopaganismo que había surgido en los últimos tiempos del Imperio y utiliza para ello todo su vasto saber literario e histórico. En los últimos doce libros el tema es una descripción del crecimiento, progreso y terminación de las dos Ciudades. Cfr. también resumen de "La Ciudad de Dios", de H. Drobner.

XXXXXEn muchos pasajes de este escrito San Agustín muestra cómo los ciudadanos de estas dos sociedades son divididos por el contraste de sus amores. En la Ciudad Celestial todos aman a Dios; en la Ciudad Terrena, los ciudadanos han escogido otro guía. Algunas veces Agustín sugiere que el lider terrenal es el demonio. Las dos Ciudades se distinguen desde el punto de vista moral y religioso. Las dos Ciudades no se diferencian respecto a la organización política, sino por la situación interior de sus respectivos miembros.

XXXXXAgustín no fue totalmente original en cuanto al tema de las dos Ciudades. Un estudioso donatista de nombre Tychonius,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.8 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com