ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La educación es la vida misma: pragmatismo


Enviado por   •  9 de Enero de 2019  •  Ensayos  •  1.455 Palabras (6 Páginas)  •  5 Visitas

Página 1 de 6

La educación es la vida misma: pragmatismo

Anahí Guadalupe Sánchez Vásquez

Azuli1587@gmail.com

Resumen

Este artículo ofrece una síntesis del pragmatismo en la educación. Primero se aborda

una descripción de la historia del pragmatismo como sus características generales.

Posteriormente se destaca la información sobre los principales pensadores del pragmatismo

y sus filosofías, siguiendo con ideas centrales de John Dewey acerca de su aplicación en la

educación y sus componentes. Por último se valora el pragmatismo en la actualidad.

Palabras Clave: pragmatismo, Charles S. Peirce, William James, John Dewey, educación.

Introducción

El pragmatismo como corriente filosófica vio la luz a finales del siglo XIX, en Estados

Unidos, cuando Charles Sanders Peirce propuso su “máxima pragmática”. Aunque ya existía

un prepragmatismo con escritos de varios de los grandes filósofos como Francis Bacon

(1561-1626) y John Locke (1632-1704) en textos que abordan las ideas innatas, mientras que

en Norteamérica también hubieron pensadores con indicios de pragmatismo como Benjamín

Franklin y Thomas Jefferson.

A principios del siglo XX, se comenzó a ver la verdad de los eventos y de la vida en

general como algo más sistemático, donde “el conocimiento fuera aplicable y tuviera utilidad,

así fue cómo surgió el pragmatismo, que es el pensamiento firme en su determinismo a la

vida en el mundo de hoy” (Barrena, 2014, p.10). Como lo dijo el propio William James en el

subtítulo de su libro pragmatismo de 1907, “un nuevo nombre para algunos antiguos modos

de pensar.”

2

Para James la palabra “pragmático” proviene del griego en la acepción de la palabra

“pragma” (acción), mientras que para Peirce el término proviene de la palabra Alemana

Kantiana “pragmatisch” y su distinción con “praktisch”, lo práctico, la cual alude según

Barrena (2014) a la tendencia a hacer de la acción un fin en sí mismo.

La educación en la actualidad ha tomado gran importancia debido a las demandas de

la sociedad hacia las organizaciones internacionales, los gobiernos y las instituciones. Hace

unos cuantos siglos el futuro de la educación resultaba algo estático solo como un reflejo del

pasado, es decir no se tenía interés en reformar la educación ni seguir un rumbo diferente.

En este sentido, resultan interesantes las ideas de John Dewey, quien luchó

incansablemente por una mejora en la educación. Dewey reformuló el pragmatismo de Peirce

y James reajustando algunas de sus doctrinas en conflicto. Es por lo tanto importante plantear

cuales han sido los fundamentos y aplicaciones de la filosofía del pragmatismo a la educación

del siglo XX.

Pragmatismo en la educación

Actualmente William James es apreciado como el más destacado vocero clásico de la

filosofía pragmatista ya que fue el primero en utilizar la palabra pragmatismo de manera

impresa; sin embargo en vida, humildemente reconoció y dio crédito a los trabajos de Charles

Sanders Peirce. Fue con James con quien “el pragmatismo tomó una forma psicológica, moral

y religiosa que Peirce no pretendía” Barrena (2014). La versión de la máxima pragmática de

James hace importante hincapié en la praxis.

Mientras que para James las creencias toman valor en el sentido que se vuelven

importantes y tienen repercusión en quién las cree, como es el caso de la religión, que resulta

algo imposible de verificar sus verdades pero que se toman como ciertas por el simple hecho

de lograr en el creyente un efecto agradable, para Peirce esto resultaría algo inconcebible

toda vez que para él tendría que verificarse mediante la observación y el razonamiento. Para

ambos filósofos lo que no puede ser comprobado con la experimentación no tiene valor, la

experiencia personal se convierte en fuente y prueba suficiente de la verdad.

3

Para James no debería tenerse el derecho a excluir los problemas metafísicos y

religiosos de la discusión filosófica, pues pueden suponer una diferencia práctica real.

John Dewey (1859-1952) fue un filósofo y pedagogo que además se le reconoce como

una de las más grandes figuras progresistas de la pedagogía norteamericana. Para él los

filósofos modernos del siglo XX deberían tener la principal tarea de extender su investigación

científica al estudio del hombre (Barrena, 2014, p.10).

Para Dewey el pragmatismo es un método mediante el cual la ciencia debería llevarse

a otros campos de modo que fuera aplicable de la forma más amplia posible, el rasgo principal

del pragmatismo es la dualidad entre cognición y propósito racional.

La verdad, está en el futuro, en las consecuencias, en aquello que puede ser

descubierto y verificado, en una manera

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.2 Kb)   pdf (53.9 Kb)   docx (17.2 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com