ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Guerra Del Chaco


Enviado por   •  2 de Julio de 2012  •  3.332 Palabras (14 Páginas)  •  2.898 Visitas

Página 1 de 14

ENSAYO

TEMA: GUERRA DEL CHACO-ASPECTO MILITAR

TÍTULO: DERROTA BOLIVIANA POR DESOBEDIENCIA MILITAR

RESUMEN

El presente ensayo demostrará que la guerra se perdió a consecuencia de la desobediencia militar, la falta de estrategias y la incapacidad de las fuerzas bolivianas para afrontar el conflicto, que provocó la pérdida de miles de combatientes y el extenso territorio de el Chaco. Además de la indignación de la población ante el accionar militar en las batallas enfrentadas con el vecino país Paraguay

En conclusión, la Guerra del Chaco fue el conflicto que se perdió por la falta de patriotismo y lealtad de los altos jefes militares, puesto que por las discrepancias con el presidente Daniel Salamanca se direccionó mal a las tropas.

Palabras claves: Desobediencia, Estrategia, Armisticio, Conspiración y Golpe de Estado

INTRODUCCION

En el año 1932 el presidente Daniel Salamanca acordó con el Estado Mayor un plan de penetración, cuyo objetivo era cerrar con fortines el claro que aún existía en el centro del Chaco, para que se formase una línea interrumpida de puestos bolivianos que servirían de cadena de contención para contrarrestar el avance paraguayo. Sin embargo, el 15 de junio de 1932 el mayor Moscoso desalojo a tiros a los 5 hombres de un puesto instalado a orillas de laguna Chuquisaca y el Estado Mayor no quería que se abandonase la laguna puesto que, afirmaban que sin ella la tarea de tomar posesión de esa zona era casa imposible.

El primer acto de desobediencia militar fue fundamentalmente el que inició la guerra, debido a que los militares nunca informaron al presidente Salamanca lo que en realidad pasaba al interior de las tropas e incumplían las ordenes expresadas por el primer mandatario, puesto que el quería evitar el enfrentamiento con el Paraguay. Tan dramática y complicada fue la situación, ya se percibía la pérdida territorial en una lucha que recién comenzaba.

En Junio de 1932, por órdenes del presidente Salamanca, los soldados bolivianos, al mando del Tcnl. Manuel Marzana, se enfrentaron a las tropas paraguayas en la defensa del Fortín Boquerón, en una contienda sangrienta, en la que ambos países se enfrentaron en los cañadones del territorio chaqueños. En el conflicto una serie de factores que aportaron a la pérdida del territorio, como la desobediencia de los altos militares con las órdenes del presidente Salamanca, la falta de estrategia, las condiciones climáticas, la carencia de alimentos y el desconocimiento de los limites de las fronteras.

La desobediencia militar contra el gobierno de Salamanca, fue un acto de rebeldía en la aplicación de estrategias y decisiones con los soldados, toda vez que los militares están en la obligación de acatar las órdenes del primer mandatario de la nación. En consecuencia , fue la razón principal para que se lamentara la pérdida de soldados bolivianos y del territorio chaqueño, sin duda este acto es repudiable de los altos militares que por perseguir sus beneficios e interéses personales Bolivia tuvo que lamentar principalmente las irreparables perdidas humanas, además de quedarse hasta hoy en día sin el territorio del Chaco.

En julio del año 1933, el general Hans Kundt reunió a gran parte del ejercito boliviano para tomar las posiciones paraguayas en Nanawa mediante un ataque frontal, puesto que contaba con superioridad aérea y fuerte apoyo artillero. Envió a las tropas a formarse para tomar las posiciones y encomendó al cuerpo aéreo la misión de encontrar y destruir la artillería enemiga; sin embargo fracasaron en el intento, les fue imposible detectar las posiciones de fuego puesto que fueron bien resguardadas y camufladas en los densos matorrales de la región.

Los ataques y estrategias planeados por Kundt fueron estériles, no favorecieron a las peticiones del pueblo y a la confianza otorgada por el presidente Salamanca, además que por ser extranjero no conocía el suelo boliviano. Las débiles e insuficientes tácticas fueron fácilmente percibidas por el general Estigarribia de Paraguay, quien al conocerlas tuvo mayor oportunidad de preparar eficazmente a sus tropas. Con todos sus desaciertos, demostró ser incapaz de proponer buenas tácticas en suelo boliviano y no ser merecedor del cargo que le fue asignado, incluso perdió lo único que logró implementar en los militares, la disciplina

El presidente Salamanca recomendó al general Kunt para el fortín de Alihuata y para que no se volviera a lamentar la gran pérdida de los soldados del fortín de Nanawa, de manera que se utilizara una táctica defensiva para que posteriormente se llegue a un acuerdo de paz. En este sentido la 9na división de Bolivia decidieron ante los ataques paraguayos evacuar la zona y replegarse de sus posiciones.

La primera batalla de Alihuatá fue un combate que termina con la captura del Fortín Alihuatá por los bolivianos, la Segunda Batalla fue un combate ocurrido entre las fuerzas comandadas por el Tte. Cnel. Estigarribia y el Comandante de la Novena División Boliviana, que defendía Alihuatá, luego de ser capturada durante la una Primera Batalla. Sin embargo, para los paraguayos fue la reconquista del fortín Alihuatá, puesto que fueron ellos quienes habían tomado la iniciativa, luego de los fracasados ataques frontales contra el fortificado fortín Nanawa.

5 ARGUMENTO

La retirada de Picuiba y el desastre del Carmen, obligó al presidente Daniel Salamanca, a viajar al Chaco para destituir al Gral. Peñaranda y reemplazarlo por el Gral. José L. Lanza al mando de la campaña. Ante esta situación las fuerzas bolivianas, que eran leales a Peñaranda, también tuvo el apoyo de los comandantes y oficiales allegados a él, resistieron la orden presidencial, sacando algunas tropas del campo de batalla, rodearon el alojamiento en Villamontes en el que el Presidente se hospedaba, lo arrestaron y lo obligaron a renunciar a su cargo, pidiéndole al vicepresidente Tejada Sorzano que asumiera la primera magistratura.

La actuación de los jefes militares demuestra la traición a Salamanca, el desconocimiento a su autoridad y el chantaje barato para debilitar a sistema político de ese momento. Olvidaron la jerarquía, de la que ellos eran acérrimos seguidores y aceptaron dejarse manipular por inescrupulosos que planearon dar un golpe culminante al primer mandatario.

Por otro lado, después de tres años de aquella guerra injusta de dos meses de negociaciones por la paz, llegó la orden de alto el fuego; entre las 11.30 y las 12.00 del día 14 de junio de 1953; se acordó que como despedida, habría un hostigamiento general; tronarían todos los cañones y se dispararían todos los fusiles, por última vez;

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (20 Kb)
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com