ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Nueva Historia Minima De Mexico La Revolucion


Enviado por   •  23 de Septiembre de 2013  •  1.373 Palabras (6 Páginas)  •  4.098 Visitas

Página 1 de 6

Nueva Historia mínima de México

Autores:

 Pablo Escalante Gonzalbo

 Bernardo García Martínez

 Luis Jáuregui

 Josefina Zoraida Vázquez

 Elisa Speckman guerra

 Javier Garciadiego

 Luis Aboites Aguilar

Nueva Historia Mínima de México Ilustrada

Primera Edición, 2008

Secretaria de Educación Pública del Distrito Federal

El Colegio de México

Autor del Capitulo: Javier Garciadiego (LA REVOLUCION)

LA REVOLUCION

La revolución es el periodo es la secuela del porfiriato y proceso definidor del México de buena parte del siglo XX. Aunque para muchos el concepto de Revolución mexicana abarca también la etapa de los cambios políticos, socioeconómicos y culturales más significativos. Los problemas enfrentados por el gobierno porfirista en sus postrimerías generaron críticas y movimientos oposicionistas entre diversas clases sociales y grupos políticos.

Los primeros en manifestarse fueron ciertos sectores católicos, influidos por las renovadoras ideas en materia social sostenidas por el Vaticano desde 1891, cuando proclamo la encíclica Rerum novarum, que pretendía ofrecer una solución cristiana a los conflictos sociales.

Aunque los sociopolíticos defendían la propiedad privada como un derecho natural, comenzaron a protestar por la excesiva concentración de la propiedad agraria, así como las condiciones laborales imperantes en la mayoría de las haciendas mexicanas.

Motivaciones de signo contrario dieron lugar al surgimiento, hacia 1990, de un grupo de ideología liberal en el que participaron diversos sectores de la clase media urbana, como profesionistas, periodistas, maestros y estudiantes. Para organizar las labores re organizativas Camilo Arriaga convoco a los defensores de las ideas liberales a un congreso en San Luis Potosí, en pleno centro del país. Entre los asistentes destacaron los hermanos Jesús y Ricardo Flores Magon, hijos de un oaxaqueño juarista y avecindado en la ciudad de México, donde causaron estudios jurídicos y publicaban el periódico oposicionista Regeneración.

Por último, las preferencias sucesorias de Díaz por los “científicos” provocaron los reyistas, hasta entonces leales porfiristas, se convirtieron en un grupo opositor muy importante, movilizado con el propósito de presionar a Díaz para que escogieran a Reyes como su vicepresidente en las elecciones de 1910. La mayor parte de los seguidores de Reyes, al quedar el movimiento acéfalo, cambio su filiación a favor de un grupo que apenas nacía, contrario a la reelección y encabezado por un hacendado y empresario coahuilense, Francisco I. Madero.

DE LA OPOSICION A LA LUCHA ARMANA.

Las crisis que caracterizan el final del porfiriato explican que Francisco I. Madero se tornara critico de la política económica de los “científicos” y llegaran a la conclusión de que se debía crear un partido política de alcance nacional que se opusiera a la reelección de Díaz en 1910.

Ya como candidato presidencial inicio otra gira, pero pronto fue aprehendido-acusado de iniciar a la rebelión-y confinado en una prisión de San Luis Potosí. Durante su encarcelamiento tuvieron lugar las elecciones, en las que fueron declarados triunfadores Díaz y Ramón corral, y un poco después huyo a Estados Unidos, refugiándose en San Antonio, Texas. Allí, Madero y un pequeño grupo de colaboradores redactaron un plan fechado todavía en San Luis Potosí en el que se convoca a la lucha armada. En febrero de 1911 Madero finalmente regreso al país para asumir el liderazgo de la lucha, con lo que mejoro la organización del movimiento; así, crecieron las dimensiones de los grupos armados.

La caída de la población fronteriza de Ciudad Juárez durante la segunda semana de mayo acelero las platicas entre gobiernos y alzados y fortaleció la capacidad negociadora de los rebeldes, dio lugar a numerosos alzamientos nuevos y paralizo al ejército federal y a muchas autoridades locales, lo que explica la cantidad de tomas incruentas de poblaciones durante la segunda mitad de mayo, proceso que se agudizo luego de firmarse los Tratados de Ciudad Juárez, a finales de ese mes, en los que se acepto la renuncia de Díaz y con ello se aseguro el triunfo del movimiento.

EL ANACRONICO LIBERALISMO.

En los Tratados de Ciudad Juárez se pactó que Díaz sería sustituido, de acuerdo con la ley, por su secretario de Relaciones Exteriores, Francisco León de la Barra. Sus responsabilidades serian llevar a cabo el desarme y la desmovilización de las fuerzas rebeldes y organizar nuevas elecciones.

Respecto

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.5 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com