ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Nueva Historia Minima De Mexico


Enviado por   •  13 de Junio de 2013  •  2.191 Palabras (9 Páginas)  •  489 Visitas

Página 1 de 9

El México Antiguo

Al querer hablar de México, obligatoriamente tenemos que hablar de varios Méxicos, debido a que en nuestro país existen diferentes realidades, hablando desde las ecológicas, porque es impresionante como puede cambiar la flora y fauna de una región a otra dentro del mismo país; hasta las que existen por las diferentes herencias que dejaron varias culturas desde tiempos de la conquista. Entre esas diferentes caras México, hay que mencionar aquella diferencia que hubo entre los grupos de sociedades agrícolas y aquellos de cazadores-recolectores. Hay que hacer notar que la domesticación de algunas plantas, no significa el comienzo de la agricultura, ese es un proceso que tardo varios miles de años en realizarse, y dio como resultado el inicio de los pueblos sedentarios con cultivos permanentes.

Ya habiendo explicado todo el asunto de los “Méxicos”, hay que empezar a hablar sobre Mesoamérica en general. Sus inicios son considerados en el año 2 500 a.C. cando el sedentarismo ya se había generalizado y ya existía la cerámica. Mesoamérica contuvo varias culturas interesantes, entre ellas la de los Olmecas, con su gran centro de la civilización siendo La Venta, donde surgió la primer pirámide en esta región. Así como los Olmecas, existieron otras culturas en diversas partes de Mesoamérica; entre ellas la teotihuacana, que sirvió como modelo en toda la región; ésta gran civilización surgió entre los años 100 a.C. y 200 d.C.

Éste capítulo es como un tipo de introducción que nos lleva por distintas épocas y civilizaciones, dando un vistazo rápido en ellas; así como nos habla sobre su clímax, también nos cuenta sobre el final de su hegemonía y los factores que lo causaron.

La Época Colonial hasta 1760

Durante éste largo período de tiempo, hubo varios eventos que fueron definiendo y dando poco a poco a nuestra nación, empezando por la conquista. Con el descubrimiento del Nuevo Mundo, las naciones Europeas buscaban convertirse en potencias por medio de la conquista de las nuevas tierras; esto dio como resultado el empiezo de una nueva mezcla de razas debido al intercambio de gente, cultura, plantas, animales, …hasta de enfermedades.

Pero la conquista no fue un evento que se dio de la noche a la mañana, ¡no! De hecho, tomo hasta 1560 para que se pudiera considerar como terminada. Después de éste año, España enfrentó diversos problemas enfrentado a otras potencias europeas que también querían tener el poder de el Nuevo Mundo. En lo que consta a la Nueva España, se fue desarrollando poco a poco como un nuevo país, aunque era gobernada por virreyes, la mayoría de descendencia noble, impuestos por España.

Ya en la recta final de este período de tiempo, España enfrentó algunos problemas por apoyar a Francia en la llamada Guerra de los 7 años contra Inglaterra, y esto claro, trajo repercusiones a las colonias españolas en el territorio del Nuevo Mundo, como por ejemplo en La Habana, la cual fue tomada por los ingleses, lo que provocó una ruptura en el sistema de flotas español.

La Nueva España se condujo durante el siglo XVII de forma mayoritariamente autónoma, y había logrado que las riquezas de sus tierras permanecieran en suelo americano. Esto ha llevado a que varios historiadores consideren estos años de mediados del siglo XVIII como aquellos donde el gobierno ilustrado, pondría fin a los tiempos de impotencia y daría inicio a los tiempos de autoridad.

Las Reformas Borbónicas

Durante el tiempo en el que España se vio relacionado con Francia, surgió un sentimiento de modernización que se vio reflejado por aquel movimiento llamado la Ilustración cuyos principales ideales eran combatir la ignorancia, se basaban más en la razón del hombre que en la religión, entre muchos otros aspectos. Todos estos pensamientos llegaron a la Nueva España e hicieron que el pueblo se percatara de que estaban siendo abusados por los españoles.

También surgieron en España una serie de reformas que fueron puestas para cambiar la situación de las colonias españolas: Las Reformas Borbónicas. En la Nueva España, estas reformas dieron inició con tres visitas ordenadas por el rey Felipe V, entre ellas estaba la centralización de los impuestos reales, que consistía en transferir las ganancias producidos por los impuestos de las manos de particulares a las de los funcionarios del Rey.

Todas estas reformas se dieron en torno a la economía que circundaba a la posesión con más riquezas de España. El mayor esplendor en la Nueva España de eta índole, se inicio en la década de 1770, en gran parte debido al gran incremento demográfico que tuvo el país.

Los cambios que se presentaron durante éste período de reformismo borbónico terminaron por modificar de cierta manera la forma en la que los criollos pensaban, introdujeron ideas como la libertad, la nación y el progreso.

De la Independencia a la Consolidación Republicana

Los movimientos revolucionarios que sucedieron en Europa y en el norte del continente americano, fueron dando a los habitantes de la Nueva España ideas para levantarse en armas en contra del mal gobierno. En España, ya estaba dada la noticia de quien sería el nuevo rey, cuando Napoleón llegó a invadir el país; esto debilitó a la poderosa potencia española.

Después de toda la revuelta que causo el movimiento independiente, el país quedo desprotegido y vulnerable: iba empezando sobre nuevas bases endebles, no había quien tuviera la experiencia necesaria para tomar el poder del país y llevarlo a un auge político-económico, el país se encontraba con una deuda de 45 millones de pesos. Entonces, quien tomó el poder, fue Agustín de Iturbide quien se proclamo como emperador, pero aun así la nación no estaba bien solventada. Empezando los años de la década de 1820, Iturbide fue desterrado por el Plan de Casa Mata, cuyo uno de sus precursores fue el veracruzano Antonio López de Santa Anna. Éste último, intento guiar al país mediante una dictadura que de mucho no sirvió.

Durante esta época, se fueron creando dos partidos políticos, cada uno con ideales contrarios a los del otro: me refiero a los liberales y a los conservadores. Ambos compartían la aspiración al progreso, pero la idea de cómo alcanzarlo era diferente; los conservadores consideraban que solo podría alcanzarse mediante un régimen monárquico y una sociedad corporativa, apuntalados por la religión y un ejército fuerte; mientras que los liberales creían que solo conciliaríamos el progreso por medio de una republica representativa, federal y popular, similar a la que presentaban nuestros

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.4 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com