ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Actividades Segunda Unidad Formacion Docente Y Proyectos Educativos


Enviado por   •  8 de Enero de 2014  •  1.494 Palabras (6 Páginas)  •  501 Visitas

Página 1 de 6

Tema 2: Las ideas educativas en Europa y los proyectos de Barreda, Baranda y Sierra.

La situación de la instrucción primaria en México en la segunda mitad del siglo XIX.

En 1861 después del primer triunfo de los conservadores, Juárez promulgó la ley de educación, en la cual se reflejaba la convicción de que ésta fuera controlada por el gobierno; se abrirían escuelas para niños de ambos sexos, y serían auxiliadas con sus fondos las que fueran sostenidas por sociedades de beneficencia y por las municipales, establecía que se sujetaran todos al presente plan de estudios para lo cual el gobierno federal sostendría en los Estados, profesores para niños y niñas, destinados a la enseñanza elemental en los pueblos cortos que carecieran de escuela.

Las materias de la primaria elemental eran la lectura, escritura, gramática, aritmética, sistema de pesos y medidas, canto y también se le agregaba el estudio de las leyes fundamentales del país.

Se pretendía arrancar al clero el monopolio de la instrucción pública.

El 2 de diciembre de 1867, se promulgó la ley orgánica de Instrucción Pública, para la cual hubo una comisión integrada por Francisco Díaz Covarrubias, José Díaz Covarrubias, Pedro Contreras Elizalde, Ignacio Alvarado, Eulalio María Ortega, presididos por Gabino Barreda. En dicha ley se establecía la instrucción primaria “gratuita para los pobres y obligatoria en los términos que expondrá el reglamento”. Excluía toda la enseñanza religiosa del plan de estudios, a excepción de la escuela de sordomudos, donde si tenían clases de catecismo y de principios religiosos. Se aludía a “deberes de las mujeres en sociedad”, “de las madres en relación a la familia” o de moral.

El 24 de enero de 1868 apareció la ley reglamentaria, estaba dirigida al Distrito y Territorios Federales. También hacia desaparecer completamente la enseñanza religiosa, se enseñaba moral, obligaciones y derechos de los ciudadanos y un compendio de la historia y de la geografía del país.

Barreda realizaba una hazaña muy importante, adaptar la doctrina de Comte (positivismo, solo tiene validez lo que puede comprobarse, las ciencias exactas) a la circunstancia mexicana. La postulaba como capaz de poner en orden la mente de los mexicanos para que se terminara el estado de caos en que se vivía en el país; la ley de 1867 era perfecta para lograrlo ya que la extensión que planteaba dársele a la instrucción elemental combatiría “la principal rémora que detiene al país en su engrandecimiento… la ignorancia”.

Se adoptó el lema de “libertad, orden y progreso”.

Díaz Covarrubias, hacía ver la conveniencia de instruir a la mujer, entendiendo la educación como necesaria para cualquier humano. También se contemplaba la importancia de educara al indígena.

En 1882, a partir de que Joaquín Baranda se hiciera cargo del Ministerio de Justicia e instrucción pública, la educación primaria en México entraría en una época de auge y se le daría la mayor importancia a este nivel educativo. Para Baranda la instrucción pública aseguraba las instituciones democráticas, desarrollaba los sentimientos patrióticos y realizaba el progreso moral y material de nuestra patria.

Las tendencias pedagógicas de las instituciones educativas creadas a partir de 1867, y su significado en la formación docente.

En la instrucción primaria elemental y perfecta (especie de normal) se exigía el estudio de la Constitución y de la historia del país.

La ley de instrucción pública de 1888 tuvo el acierto de resumir todas las ideas de educación que se tenían en ese entonces, las cuales se ampliaron al año siguiente con el Congreso de Instrucción.

Ocasionó que se fuese centralizando la educación. También fue innovadora porque unió la enseñanza de la lectura y la escritura, suprimió la gramática para sustituirla por la lengua nacional y determinó la enseñanza de la geometría separada de la aritmética.

La única cruzada educativa que hubo en México en el siglo XIX, fue constituida con cuatro congresos, celebrados en la capital de la república. Se realizaron el Congreso Higiénico Pedagógico (1882), el Primer y Segundo Congresos de Instrucción Pública (1889 y 1890) y el Tercer Congreso de Instrucción Primaria (1910), en los cuales se discutieron los principios rectores de la educación mexicana: uniformidad, laicismo, obligatoriedad, etc., sus métodos de enseñanza, así como las condiciones higiénico pedagógicas y laborales en que debía operar la escuela pública.

El primero en 1882 fue el Congreso Higiénico Pedagógico, que como su nombre lo indica, relacionaba el aspecto educativo con el higiénico. Las resoluciones se inclinaban al aspecto de la salud física del niño más que al intelectual o moral. Debían practicarse ejercicios físicos que desarrollaran cada uno de los

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.6 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com