ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Libro Actitud De Vencedor


Enviado por   •  29 de Septiembre de 2011  •  2.383 Palabras (10 Páginas)  •  5.827 Visitas

Página 1 de 10

Libro Actitud de Vencedor

Autor: John C. Maxwell

INTRODUCCION

Donde el escritor nos hace énfasis de la actitud del ser humano, y que el comportamiento depende de la actitud, así como existe un manual de vuelo para pilotear aviones, los seres humanos tenemos un manual sobre el comportamiento y la actitud; La Biblia.

Asimismo la actitud que tomamos para los demás será la que ellos tomaran con nosotros, vivimos en un mundo negativo, pero nosotros como seres humanos conscientes del bien debemos optar por ser personas positivas.

El cambio de actitud depende de nosotros, Dios nos da el deseo de cambio más la decisión solamente es nuestra.

En el proceso de cambios se presentaran problemas o tormentas como lo llama Maxwell pero debemos de tener muy en cuenta que estos servirán para fortalecernos y poder llegar a la meta que nos hayamos propuesto.

Como seres humanos tenemos miedo al fracaso, al desaliento. Pero debemos de tener muy en cuenta que quien no ha fracasado jamás conocerá el verdadero éxito.

La actitud que tomemos determinará el éxito y la felicidad que tendremos en la vida.

Actitud es comportamiento.

El comportamiento depende de la actitud, así como existe un manual de vuelo para pilotear aviones, los seres humanos tenemos un manual sobre el comportamiento y la actitud; La Biblia.

Jesús poseía actitudes saludables por lo cual ha querido que las personas adopten esas mismas para tener una vida en plenitud, pero todo comienza teniendo voluntad para hacer lo correcto pero también porque nos gusta hacer bien las cosas.

Nuestra actitud es un reflejo que se muestra en nuestra conducta, y esto lo mostramos en nuestro rostro, nuestras expresiones reflejan sentimientos interiores; si una persona está triste raramente sonreirá de una forma verdadera sin embargo en su rostro se notará aquel sentimiento negativo. Siendo éste entonces un espejo del alma, aunque la biblia nos enseña que los humanos no tenemos la capacidad para ver los sentimientos interiores almacenados en el alma, si tenemos la capacidad para reflejarlos en nuestros rostros.

Una actitud negativa es una enfermedad que afectará nuestro futuro, mientras una actitud positiva nos lleva a un crecimiento, y a un progreso, éstas actitudes siempre afectaran a las personas que están a nuestro alrededor, así como David con la alabanza ayudaba al rey Saúl a aliviar su tormento, asimismo nosotros podemos ayudar a muchas personas, Pero de qué sirve si hipócritamente ayudamos, solo estamos engañándonos, más al que todo lo ve no hay engaño alguno.

Simplemente debemos de ser obedientes en todo tiempo, en toda circunstancia ante cualquier situación y en todo lugar, pero debe ser una obediencia de corazón no fingida, la obediencia interior nos brinda crecimiento exterior.

De la forma como miramos a las personas que están alrededor de nosotros de esa manera nos miraran, por lo tanto cada uno es responsable de manera individual de los actos que hagamos, esperamos que las personas cambien de actitud, pero somos nosotros los que tenemos que cambiar. Dios produce en nosotros el deseo de cambio, pero la decisión es nuestra.

La relación con las personas es uno de los ingredientes básicos para una vida de felicidad en la sociedad, si tratamos bien a las personas nos trataran bien y si fuese lo contrario también pasará, por eso dicen no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti.

Los grandes líderes surgen cuando ocurren las crisis. Así ha pasado con los grandes personajes de la historia.

En las vidas de las personas que triunfan vemos repetidamente terribles problemas que les fuerzan a levantarse por encima del promedio común. Si caemos debemos levantarnos, debemos siempre de pensar positivamente, no debemos de ver lo negativo de la vida, porque simplemente nos volveremos personas amargadas, frustradas.

Es digno de notar que los siete pecados capitales: orgullo, avaricia, lujuria, envidia, ira,

Glotonería, pereza, son asuntos de actitud, espíritu interior y motivos negativos. Que de una u otra manera influyen negativamente en nuestras vidas.

De igual manera el mundo que nos rodea será una influencia en nosotros pero seremos nosotros mismos quienes decidiremos si nos afecta para bien o para mal, somos libres para escoger nuestras actitudes.

Al verlo de una manera cronológica no lo percibimos así, al nacer no escogemos en que familia o ambiente vendremos al mundo, pero en la medida que crecemos vamos tomando opciones de actitud hacia la misma, un padre que nunca ha sido amoroso con su hijo le transmite esta actitud a su hijo, el día de mañana que éste tenga sus hijos seguirá el mismo patrón que el del padre, por eso nuestra actitud como padres debe de cambiar y no seguir teniendo una actitud machista que lo único que hace es una sociedad falta de amor.

Razón por la cual desde que nuestros hijos están en la etapa infantil debemos de desarrollar actitudes positivas, para que tengan un futuro de éxito. Es aquí donde se acopla bien Proverbios 22.6 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. Las actitudes que hayamos adoptado desde la niñez serán las mismas actitudes que plantearemos al ser adultos, pueden variar más no cambiar. Las cosas que sentimos y aceptamos a temprana edad tienden a pegarse a nosotros aún cuando conozcamos algo mejor y deseemos cambiar. Las primeras impresiones en nuestras vidas no son solamente impresiones, sino muchas veces grabaciones indelebles que jamás se borraran.

Entre más en práctica pongamos una actitud más solida será ésta. Pero debemos de tratar que sea una positiva, como profesionales tenemos la obligación de mejorar cada día más para así dar un buen ejemplo, siempre existirán tormentas o valles pero estos a la larga serán de mucha ayuda porque al final nos daremos cuenta del bien que nos hicieron al fortalecernos.

Nuestra personalidad está acompañada de un conjunto de actitudes y temperamentos, es increíble como estos temperamentos pueden definir nuestra personalidad.

Temperamento colérico = Actitud de perseverancia y agresividad.

Temperamento sanguíneo = Actitud positiva y optimista.

Temperamento introspectivo melancólico = Actitud negativa.

Temperamento Flemático = Actitud

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.2 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com