ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

¿Se puede robar la felicidad? - Ensayo "La ladrona de Libros"


Enviado por   •  11 de Septiembre de 2018  •  Ensayos  •  1.503 Palabras (7 Páginas)  •  9 Visitas

Página 1 de 7

Tecnológico Nacional de México.

Instituto Tecnológico de Ciudad Madero.[pic 1]

Ensayo: ¿Se puede robar la felicidad?- La ladrona de libros de Markus Zusak

Alumno: Gallaga Gómez Neyma C.

Numero de control: 15071150.

Carrera: Ing. Industrial

Semestre: 2do.

Moderador: Diego Maldonado

Grupo: “Q”.

Día y hora: Viernes  9:00-10:00 hrs.

¿Se puede robar la felicidad?– “La ladrona de libros”

Por: Neyma Gallaga

A

lgunos creemos que la felicidad es obtener un buen empleo, viajes, carros del año, bienes lujosos. Por lo cual estamos muy equivocados “La ladrona de libros” me mostró que la felicidad se encuentra en la vida cotidiana y es tan simple como respirar. ¿Se puede robar la felicidad? La felicidad es relativa e irrelevante. En una guerra todos o la gran mayoría son de muy bajos recursos y no existen bienes lujosos que nos hagan felices; un libro les brindó la paz a todos los habitantes de Himmelstrasse en los bombardeos, le salvó la vida a la ladrona de libros y le hizo notar el valor real de las palabras.

“Las palabras. ¿Por qué tenían que existir? Sin ellas nada hubiera pasado. Sin palabras, el Führer no era nada, ni nadie necesitaría consuelos o trucos palabreros para hacernos sentir mejor. ¿Qué tenían de bueno las palabras?” (Markus Zusak, 2005) Más de alguno a aborrecido las palabras, pero no más que esta niña que al darse cuenta de que las palabras habían ayudado a Hitler a acabar con la vida de tanta gente inocente, pero sobre todo con la vida de gente que ella amaba, estas le causaron asco y rabia, pero a la vez sabía que las amaba tanto como las odiaba

“He odiado a las palabras y las he amado, y espero haber estado a su altura” (Markus Zusak, 2005) Considero tan perfecta esta observación porque todos sabemos el daño que pueden causar las palabras, pero al mismo tiempo también pueden usarse para hacer mucho bien, logro compartir la decepción de como algo tan bello puede causar tanto dolor con mal uso. Pienso que es de suma importancia estar a la altura de ellas sabiendo cómo utilizarlas con sabiduría, siempre con un buen fin en mente.

“Se la conocía como la mejor recolectora de palabras del lugar porque sabía lo indefensa que se encontraba una persona SIN palabras. Por eso ella podía subir más alto que los demás. Lo deseaba. Estaba sedienta de ellas.” (Markus Zusak, 2005)

La ignorancia nos hace débiles, manipulables y vulnerables. Para mí las personas que se informan y tienen uso de las palabras son las más peligrosas porque mientras tengan este poder tendrá el dominio como en su tiempo grandes líderes lo han tenido. Por eso la ladrona de libros amaba las palabras, la lectura, sabía que ante cualquier adversidad algún día le servirían de algo y tenía razón, algún día, le salvarían la vida.

Muchas veces somos felices sin notarlo, y de esto es lo que trata “la ladrona de libros” nos muestra que la ignorancia nos lleva a la destrucción, que el ser humano es mejor que ser parte de un grupo, que el amor es la mayor felicidad que puede existir y que siempre debes de conservar lo que te hace feliz porque tal vez, eso te pueda salvar la vida. Algunas veces queremos más de lo que nos pueden ofrecer y añoramos cosas materiales y llega un punto en donde miramos al pasado y extrañamos cosas tan simples, “Anhelaba volver a la inconsciencia de entonces, a sentir tanto amor sin saberlo y a confundirlo con las risas y el pan untado con un poco más que el aroma de la mermelada. Fue la mejor época de su vida.” (Markus Zusak, 2005)

Muchas veces tememos de no ser lo suficientemente buenos en algo y tememos ser infelices intentando algo, cuando tal vez podamos ser grandiosos, el libro está relatado por la muerte la cual se lleva a unos cuantos que temen arruinarlo todo “Les asustaba echarlo  todo a perder y tener que volver a enfrentarse a ellos mismos y al mundo y a gente como tú” (Markus Zusak, 2005)

Quizá tenemos la culpa de muchísimas cosas y entre ellas se encuentra el miedo, supongo que todos alguna vez nos hemos sentido intimidados por el que dirán y hemos intentado aparentar algo que no somos para evadirlo, me gustó mucho lo que el autor trató de decir que siempre es mejor mantener tus principios y tú forma de ser tal cual (recordando que era la época de Hitler y todos debían creer ciertas cosas para no sufrir las consecuencias) Mantenerse fiel a una creencia que ya se ha abandonado es muy difícil, lo vivimos todos los días en la sociedad, una vez alguien me dijo que “No hiciera algo malo aunque todo el mundo lo hiciera, porque eso me marca a mi como persona y habla sobre mis valores y educación”

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.8 Kb)   pdf (180.2 Kb)   docx (231.2 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com