ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Sobre Libro Ganar Felicidad


Enviado por   •  4 de Diciembre de 2011  •  2.372 Palabras (10 Páginas)  •  1.749 Visitas

Página 1 de 10

Ensayo sobre

“GANAR FELICIDAD”

AUTOR, TAL BEN-SHAHAR

Ganar felicidad, una palabra algo gastada estos últimos tiempos… la he escuchado en miles de ocasiones, me he aferrado unas cuantas y la he defendido otras tantas.

Tal Ben- Shahar, le dio un concepto distinto a mi modo de ver que ciertamente me dejó meditando mucho tiempo en lo poco que sabía sobre el tema y en lo mucho que podía hacer para tenerla, moldearla y procurarla a mis seres queridos.

En sus tempranos dieciséis años, el autor ya le ocupaba encontrarse con el verdadero estado de la felicidad, tratando de encontrarla en logros personales y en estados momentáneos.

Tal Ben Shahar, afirma que la felicidad no es un estado temporal sino un proceso que se funda en la suma de hechos que nos provocan placer y que le dan significado a la vida. Explica que no existe un manual a seguir y también reconoce que no es fácil aplicarla en entornos de opresión o en donde las necesidades básicas no están cubiertas. Tampoco cierra el concepto a que las personas que viven la felicidad no estarán en este estado todo el tiempo.

A través de los capítulos nos induce a la reflexión sobre nuestros propios conceptos de felicidad y de nuestros errados estados sobre lo que reconocemos como tal.

Nos da a conocer primero tres modelos, simples y fáciles entender de un mal concepto sobre la forma de contextualizar la felicidad :

Modelo competitivo: La persona competitiva, busca el perjuicio presente y beneficio futuro. Al confundir alivio con felicidad, sigue luchando por conseguir sus objetivos. La persona competitiva piensa que solo con logrando los objetivos planteados podemos ser felices. Sufre porque tiene la concepción de que es el sufrimiento es parte del logro.

Modelo hedonista: La persona hedonista, busca el beneficio presente y el perjuicio futuro. Este tipo de personas buscan el placer y evitan el dolor. No tiene objetivos a largo plazo y vivir en extremo este estado puede transformar a personas en adictos.

Modelo nihilista: La persona que clasifica dentro de este modelo, han perdido la capacidad de disfrute, para ellos no tiene sentido buscar felicidad. Estas personas han renunciado a la felicidad, generalmente recordando y reviviendo sus errores pasados, pueden sentir que no les corresponde aprender a moverse para conseguir la felicidad

Las personas que se encuentran bajo uno de estos modelos tienen una falsa idea de la real naturaleza de la felicidad.

El competitivo cree en lo valioso de llegar a un destino, el hedonista, en lo gratificante del momento y el nihilista que haga lo que haga, nunca encontrará la felicidad.

Que es el modelo de la felicidad?

Este modelo plantea el beneficio presente y beneficio futuro. Este modelo puede estar presente en diferentes planos de nuestra vida, en nuestro trabajo o en nuestras relaciones de pareja. Si bien es cierto, en ocasiones el beneficio presente y beneficio futuro pueden estar en conflictos, tenemos que estar consientes de que en algunas ocasiones tendremos que renunciar a beneficios presentes a sabiendas de que el beneficio futuro será mayor.

La moneda mas valiosa:

“Lo que está delante nuestro y lo que está detrás es poco importante comparado con lo que tenemos en nuestro interior” R. Waldo Emerson.

Lo primero que se nos viene a la mente cuando leemos la palabra “moneda” es dinero, riqueza, valor, tesoro … pero todo asociado a bienes materiales y tangibles.

Acá nos encontramos con otro concepto interesante, desde siempre hemos relacionado las riquezas a la felicidad, de cómo el tener un buen rendimiento, el tener un trabajo exitoso y bien remunerado es sinónimo de felicidad.

Muchas veces hemos escuchado de personas, que aparentemente lo tienen todo, no logran ser felices. Tenemos el caso de Cristina Onassis, quien era conocida por el apodo “de infeliz niña rica” y seguramente personas con menos riquezas que ella han logrado estados mas cercado al concepto de felicidad.

Lo que nos lleva a plantearnos, si las riquezas materiales no nos conduce a la felicidad, ¿por qué nos obsesiona? ¿por qué pensamos que las riquezas son una escalera a la felicidad?

Así como las empresas quiebran, nos podemos ver enfrentados a un quiebre emocional ¿cómo? Considerando nuestras experiencias positivas como ingresos y las experiencias negativas como un gasto. Si las experiencias negativas superan a las positivas, nos encontraremos directamente camino a la quiebra.

No debemos ver la felicidad como un lujo, tampoco es algo que nos evitará todos los problemas. Debemos ver la felicidad como un bien, que nos ayudará a mejorar nuestra calidad de vida, observaremos el mundo de una manera positiva.

Aplicar la felicidad. La felicidad en la educación, en el trabajo y en las relaciones

Desde pequeños nos enseñaron que nuestra única obligación como hijos era estudiar, que debíamos responder con buenas notas y buen comportamiento en el colegio. Por otro lado, los colegios y profesores piensan que el nivel de exigencia está relacionado al éxito, por lo tanto aplican toda la exigencia permitida. Todo esto nos hace ser competitivos y se traspasa a otros niveles de nuestra vida. Por su parte, los estudiantes ven el estudio como un trabajo, lo que hace imposible disfrutar del aprendizaje y conocimiento al que son inducidos.

El autor nos plantea un cambio de acción frente a estas ideas preconcebidas acerca del estudio. Los alumnos deben estar en un ambiente en que disfruten estudiando, creciendo y de la vida misma. Es innatos en los niños el aprendizaje por lo tanto, no sería difícil mantener en el tiempo este deseo si se les ayuda a ver los estudios desde la perspectiva del aprendizaje y la amplitud de criterio frente a lo aprendido.

La felicidad en el trabajo, tiene su origen en la palabra “traba”, estos eran palos que se usaba para castigar a los esclavos. En ocasiones, muchos hemos usado la frase “somos esclavos del trabajo” y también hemos aspirado a otros cargos, solo por el beneficio del dinero. Sin embargo, hoy en día no tenemos la necesidad de sentirnos libres en nuestros propios trabajos. ¿Cómo logramos esto? Debemos decidir si seremos esclavos de la riqueza material

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.3 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com