ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Piense Y hágase Rico


Enviado por   •  30 de Agosto de 2012  •  2.771 Palabras (12 Páginas)  •  783 Visitas

Página 1 de 12

PIENSE Y HÁGASE RICO

El libro, escrito por Napoleón Hill, está organizado con una serie de principios que todos juntos presentan una filosofía. El autor suele Dividir a la gente en dos: los que nacen con fe y los que no, los optimistas y los pesimistas. ¿Cómo podemos identificar en qué lado nos encontramos? La respuesta a esa pregunta puede ser la diferencia entre vivir bien o vivir incómodo el resto de tu vida.

El Pensamiento

Los pensamientos son cosas muy poderosas cuando se combinan con la exactitud del propósito, la perseverancia, y un imperioso deseo de convertirlos en riquezas o en otros objetos materiales.

Los psicólogos han afirmado con todo acierto, que cuando uno está realmente preparado para algo, aparece.

Los pensamientos de cada persona suelen convertirse en una realidad física en su vida. Por lo tanto, nuestra vida exterior es una reflexión de nuestra vida interior. Si cambiamos nuestros pensamientos, cambiamos nuestra vida. Los pensamientos positivos crean cosas positivas en nuestras vidas, de igual forma pasa con los pensamientos negativos.

Cuando las riquezas empiezan a aparecer, lo hacen con tanta rapidez, y en tal abundancia, que uno se pregunta donde habían estado escondidas todos estos años en realidad.

Cuando usted comience a pensar y hacerse rico, observara que la riqueza empieza a partir de un estado mental, con un propósito definido, con poco trabajo duro o sin ninguno. Una de las mayores debilidades del ser humano es la típica familiaridad con la palabra imposible.

Todo aquello que la mente humana pueda concebir y creer se puede alcanzar.

El Deseo, El punto inicial de todo logro, el primer paso hacia la riqueza

Cada persona que vence en cualquier empresa debe estar dispuesta a eliminar todas las posibilidades de dar marcha atrás. Solo así puede tener la seguridad de mantener ese estado mental conocido como deseo ardiente de ganar para el éxito. Sin un fuerte deseo es difícil poner en marcha todo lo demás. Uno necesita una pasión extraordinaria para poder encadenar el resto de las cualidades para triunfar. Esto es la base fundamental del éxito; sin deseo, no se puede lograr nada.

El método por el que el deseo de riqueza se puede transmutar en su equivalente monetario, consiste en seis pasos prácticos y definidos que son:

-Determine la cantidad exacta de dinero que desea

-Determine lo que se propone dar a cambio del dinero que desea.

-Establezca un plazo determinado en el que se propone poseer el dinero que desea.

-Cree un plan preciso para llevar a cabo su deseo y empiece de inmediato, sin que importe si se halla preparado o no a poner el plan en acción.

-Escriba un enunciado claro y conciso de la cantidad de dinero que se propone conseguir, apunte el tiempo límite para esta adquisición, aclare lo que se propone dar a cambio del dinero y describa con exactitud el plan mediante el que se propone formularlo.

-Lea su memorándum en voz alta dos veces al día, una vez antes de acostarse y otra al levantarse. Mientras lee vea, piense y siéntase ya en posesión del dinero.

La Fe, visualización y creencia en la consecución del deseo

La fe es el elemento químico primordial de la mente. Cuando la fe se mezcla con el pensamiento el subconsciente capta la vibración, la traduce en su equivalente espiritual, y la transmite a la inteligencia Universal, como en el caso de la plegaria.

La repetición de la afirmación de órdenes a su subconsciente, es el único método conocido del crecimiento voluntario de la emoción de la fe.

Es esencial para usted que estimule sus emociones positivas como fuerzas dominantes de su mente y quite importancia y elimine las emociones negativas. Una mente dominada por emociones positivas se convierte en una morada favorable para el estado mental conocido como fe.

Cuando una persona actúa y piensa en sus objetivos en un estado de fe total, la persona transmite esos pensamientos y fe a su subconsciente, que a su vez transmite los pensamientos y fe a la inteligencia infinita (Dios, Creador) y éste a su vez se le regresa.

La Auto Sugestión, el vehículo para influir en el subconsciente

La auto sugestión es la sugestión de uno mismo. La naturaleza ha creado al hombre de tal manera que tenga control absoluto sobre el material que llega a su subconsciente, a través de sus cinco sentidos, aunque esto no significa que deba interpretarse como una afirmación que el hombre siempre ejerce este control. En casi todos los casos no lo ejercita, y ello explica por qué tanta gente vive en la pobreza.

La autosugestión es el agente de control a través del cual un individuo puede alimentar voluntariamente su subconsciente con pensamientos de naturaleza constructiva. Su subconsciente sólo reconoce y actúa en los pensamientos que usted ha combinado con la emoción y con el sentimiento.

El subconsciente asume cualquier orden que se le de en un estado mental de fe absoluta y actúa siguiendo esas órdenes, aunque deban presentársele a menudo una y otra vez, mediante la repetición, antes de que el subconsciente las interprete.

En gran parte somos productos de nuestro ambiente. Si llevamos escuchando toda la vida que somos inútiles, pensaremos que los somos. Si vivimos con criminales es probable que nos convirtamos en criminal si estamos expuestos bastante tiempo a ello, como dice un dicho por ahí “el que se junta con lobos aprende aullar”. Sin embargo si nos asociamos a lo largo de los años con gente emprendedora, positiva, millonarios y gente afluente; las posibilidades en que nos convirtamos como ellos también son muy altas.

La Imaginación, el taller de la mente

La imaginación es el taller donde se plasman to¬dos los planes creados por el hombre. Mediante la ayuda de su facultad imaginativa, el hombre ha descubierto y dominado más fuerzas de la naturaleza durante los últimos cincuenta años que durante la historia de todo el género humano anterior a esos cincuenta años.

La única limitación del hombre, en su facultad de razonamiento, es el grado de desarrollo de su imaginación y el uso que haga de ella. Todavía no ha alcanzado la cúspide del desarrollo y del uso de su facultad imaginativa. Apenas ha descubierto que la tiene, y tan sólo

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (17.1 Kb)  
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com