ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

VEHÍCULOS DE LAND ROVER El CB40, Un Proyecto De Agilidad Y Flexibilidad


Enviado por   •  12 de Septiembre de 2011  •  1.329 Palabras (6 Páginas)  •  1.146 Visitas

Página 1 de 6

• Génesis del Freelander:

Tras haber sido adquirida por BMW, Land Rover finalmente tenía la oportunidad de realizar todo su potencial a medida que se acercaba a su 50 aniversario. El director gerente había heredado tres productos fundamentales: el Defender, el Discovery y el Range Rover, con fuertes posiciones de mercado; sin embargo, cada uno de ellos debía ser revisado para determinar futuras estrategias y necesidades. Además, el joven equipo de dirección de Land Rover tenía que decidir qué respuesta daba a un cuarto segmento emergente en el mercado de los 4x4: la demanda de un vehículo más pequeño para cubrir el sector del vehículo utilitario deportivo que evolucionaba rápidamente.

Se planteó la posibilidad de combinar la experiencia acumulada en 4x4 con soluciones innovadoras para un vehículo utilitario deportivo compacto, sin comprometerse respecto a sus prestaciones en carretera. Se definió a los clientes potenciales como jóvenes con éxito, conscientes de su imagen, con espíritu deportivo y activos. Se consideraba que necesitaban un vehículo todo terreno que fuera divertido, resistente y elegante; pero no demasiado técnico en cuanto a conducción, sin las muchas cajas de cambio y palancas de los 4x4 tradicionales. BMW dio luz verde a la creación de un nuevo vehículo para definir el segmento de mercado del pequeño vehículo utilitario deportivo, el vehículo tendría que estar en producción a finales de 1997 y su lanzamiento tendría lugar en el Salón del Automóvil de Frankfurt.

• Diseño:

La configuración elegida fue una construcción monovolumen con motor transversal, suspensiones independientes, posibilidad de elección entre motor de gasolina o diesel, modelo familiar de 5 puertas o 3 puertas, descapotable o con techo rígido. El vehículo también incorporaría algunas prestaciones muy innovadoras, como un sistema electrónico Hill Descent Control, que eliminaba la necesidad de caja de transmisión y marchas cortas.

La integridad del proceso de diseño era muy importante para el éxito del proyecto. Simplemente, no se estaba utilizando otro vehículo existente como referencia, no se estaba adaptando ningún módulo de distribución, había que hacerlo todo de nuevo.

Sin embargo, no había margen para errores de diseño, elementos que no encajaran adecuadamente o demoras en la construcción de prototipos debido a desajustes en el diseño.

Hasta ahora Land Rover Company había experimentado más una evolución que una revolución, con el lanzamiento de sólo tres productos en sus 50 años de historia. Su estructura organizativa de ingeniería reflejaba el enfoque tradicional antes descrito. Ahora, cuando quedaban sólo 30 meses para diseñar, desarrollar y poner en producción (con los niveles de calidad de BMW) un nuevo producto, estaba claro que se necesitaría un nuevo enfoque. Se eligió una estructura de equipo multidisciplinar de proyecto y se implantó desde el comienzo del programa. El otro elemento facilitador era una sofisticada infraestructura de tecnologías de la información, era necesario combinar tecnologías avanzadas, procesos de negocio racionales y una estructura integrada de equipos. El enfoque de equipo permite un mayor nivel de aprendizaje, la comprensión es más aguda, con una clara orientación a aspectos generales de calidad, desde el diseño hasta la producción. Todo ello se apoya en una fidelidad de marca que abarca a toda la empresa.

La visión era, ni más ni menos, la gestión holística de todos los aspectos de desarrollo del CB40: diseño del vehículo, diseño de la fábrica, gestión de la cadena de suministros, gestión de inventarios, proceso de construcción del vehículo, distribución, márketing y ventas, con las mejores herramientas tecnológicas disponibles. A parte de cumplir el objetivo fundamental de crear, en 30 meses, un nuevo vehículo que cumpliera los requisitos identificados por el área de márketing de Land Rover, el equipo también dedicó esfuerzos al desarrollo de procesos de negocio que proporcionaran la máxima flexibilidad operativa al mínimo costo total.

Cada diseñador de CAD debía "compartir" su trabajo con todos los demás miembros relevantes del equipo, creando así un equipo de trabajo verdaderamente integrado y coordinado, sin necesidad de la figura de un integrador del proyecto, situaba el diseño del Freelander en el centro de una base de datos compartida. El sistema proporcionaba un marco para que todos los diseñadores trabajaran

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.7 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com