ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Analisis De La Película Al Frente De La Clase


Enviado por   •  17 de Abril de 2012  •  2.492 Palabras (10 Páginas)  •  29.026 Visitas

Página 1 de 10

ENSAYO

Análisis de Película

Al frente de la Clase

Por: Julián Andrés Acuña Hernández

Introducción

Me embarga de mucha satisfacción, cuando doy gracias a la docente del curso de psicología educativa, el análisis de una película de la que no sabía absolutamente nada y luego me resulta ser una experiencia hipersatisfactoria. Me gusta aún más cuando están basados en algún hecho de la vida real que termina por enseñarme algo nuevo. Me encanta cuando el personaje o la historia rondan el ámbito escolar porque es algo que me va tocar como futuro profesional de la psicología y me fascina que me haga emocionar a punto de lágrimas, aun cuando esto último es tan difícil para mí. En este escrito presento un análisis sobre la película “Frente a clase” donde nos presenta un caso de miles que pueden existir en el ambiente educativo.

Así fue como viendo esta película, basada en un libro biográfico de Brad Cohen sobre el Síndrome de Tourette. Brad anhela más que nada en el mundo ser maestro de grado, su vida contada en partes por flashbacks ha sido bastante dura desde que se le despertara el Tourette. Todo lo cual no solo le provocaba problemas con sus pares que se reían de él, con sus maestros que pensaban que era un alumno payaso que simplemente quería provocar y con su padre quien pensaba que simplemente su hijo necesitaba de un "control mental" propio para deshacerse de esa maraña de tics nerviosos.

Los médicos inicialmente le dijeron a la madre de Cohen que sus tics eran una reacción emocional al divorcio de sus padres. Los maestros no entendían a Cohen, porque pensaban que era travieso, debido a los ruidos (tics) causado por su Síndrome de Tourette. Su maestra de quinto grado lo obligaba a caminar al frente de la clase para pedir disculpas por los ruidos que hacía y la promesa de que nunca lo haría de nuevo. Se sentía humillado y decidió que iba a ser el maestro que nunca tuvo, diciendo: “Siempre me sentí como el niño en la esquina. Realmente necesitaba apoyo y la aceptación de mi maestro y no la obtuve. A partir de entonces, yo sabía que yo quería ser ese maestro, alguien que ofrezca apoyo y aceptación y ser realmente uno para el niño”.

Finalmente es su madre quien harta de no dar con un profesional que diera con una solución se pone a investigar y da con el diagnóstico de esta extraña "discapacidad" que hasta el día de hoy si no fuera por películas como estas seguiría hundida en el total desconocimiento.

Desarrollo

El síndrome de Tourette (ST) es un trastorno neurológico heredado que provoca la aparición de movimientos y sonidos vocales (fónicos) involuntarios y repetidos. Normalmente sucede en enfermos mentales. Estos sonidos vocales involuntarios incluyen palabras y frases inapropiadas, lo que se denomina coprolalia.

El trastorno lleva el nombre del médico Georges Gilles de la Tourette, neurólogo pionero francés quien en 1885 publicó un resumen de nueve casos de personas con reflejos involuntarios. Otro médico francés, Jean Marc Gaspard Itard, describió en 1825, por primera vez, el caso de una mujer noble francesa de 86 años de edad con la enfermedad, la marquesa de Dampierre.

Por lo general, los síntomas del síndrome de Tourette se manifiestan en el individuo antes de los 18 años de edad. El síndrome de Tourette puede afectar a personas de cualquier grupo étnico, aunque los hombres lo sufren unas 3 o 4 veces más que las mujeres.

El curso natural del síndrome de Tourette varía entre pacientes. A pesar de que los síntomas del síndrome de Tourette, oscilan entre leves hasta muy severos, en la mayoría de los casos son moderados.

Entrando más a fondo con el análisis puedo decir que es una película llena de un gran contenido social, donde imprime esa substancia que caracteriza la psicología positiva, en muchos de los casos las personas están en constante evaluación de sus fortalezas y debilidades y las de los demás, esto para poder ir encontrando un camino sustentable hacia la felicidad de los actos.

En el caso de Brad, se puede ver a un niño, que a pesar de verse invadido por el síndrome de Tourette, cercado por un ambiente educativo poco humanista y por una comunidad educativa donde la burla y discriminación abunda, intenta aferrarse a su sueño, intentar ser un niño normal, en una sociedad desigual.

Sería bueno suponer una comprensión del síndrome y este como un aporte integral al conocimiento sobre el mismo, y sobre los procesamientos interculturales que se pueden entresacar del mismo, en otras palabras, en lugar de discriminar por el trastorno, se debe, utilizar el trastorno para comprender al alumno (Brad) y de esta manera crear un ambiente humanista, donde predomine la igualdad y la horizontalidad. Esta horizontalidad se pierde en la infancia escolar de Brad, las burlas de los compañeros, el trato interpersonal y el estigma superpuesto a Brad, solo refuerzan un estilo de aprendizaje al que solo le interesa el saber.

En esta historia se tocan muchos temas: cómo a veces los "educadores" pueden ser verdaderos ignorantes, cómo olvidan lo que realmente cuenta a la hora de educar, cómo la actitud optimista y la fuerza de espíritu puede guiar al éxito y sobretodo cómo pocos momentos nos marcan tanto para no dejarnos caer: hay dos en este sentido que me parecen los más simbólicos en esta película- cuando Brad da con un Director de escuela que sabe cómo lidiar con su aparente conducta incorrecta y las palabras que le espetara la novia de su padre a Brad: "tú tienes un don para enseñar. No a pesar del Tourette, sino gracias a él".

Es innegable que la psicología en la educación es muy importante en el desarrollo de las capacidades de nuestros estudiantes, así podemos deducir sus comportamientos cognoscitivos y sus formas de aprendizaje. La lección de vida de Brad nos deja la enseñanza que como futuros profesionales en psicología recae en nosotros para la formación de docentes y futuros docentes, para que tales tengan la obligación de conocer a cada uno de sus estudiantes, de darse el tiempo para revisar su expediente y ponerles la atención necesaria durante su instancia en el aula y en la escuela. A pesar de tener como compañero a el Tourette todo el tiempo, nos podemos dar cuenta que una enfermedad no es el pretexto para luchar por lo que queremos ser, por nuestro sueño, solo hay que insistir y no desistir. Aquí apreciamos una sola historia de las muchas con las que nos podemos encontrar en nuestro contexto educativo, en ocasiones le es muy difícil a los docentes lidiar con alumnos con capacidades

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.6 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com