ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Resumen Libro "Por La Gracia De Dios"


Enviado por   •  9 de Noviembre de 2011  •  6.218 Palabras (25 Páginas)  •  10.280 Visitas

Página 1 de 25

Resumen Libro “Por la Gracia de Dios”

Capitulo 1: Por la gracia de Dios

El voto de conquistadores es una promesa personal de hacer lo que decimos, y a la que nos comprometemos en nuestro corazon.

Dios siempre cumple sus promesas, en cambio al ser humano le cuesta porque no se aferra de la gracia de Dios para poder hallar en el la fuerza para poder cumplirlas.

En la Biblia encontramos muchos relatos que nos cuentan acerca de personajes que fueron fieles a Dios y otros que le fallaron. La mayor causa de sus infidelidades fue su incredulidad en el poder de Dios para salvarlos.

En nuestros tiempos necesitamos aun mas de la gracia de Dios que la que necesito el pueblo de Israel, ya que estamos rodeados de situaciones que nos hacen creer que podemos hacer todo por nosotros mismos, de la mejor manera, sin embargo sabemos que eso no es verdad.

Se relata la historia de Tomas Edison, quien cuando luego de muchos intentos, finalmente logro inventar la lamparita electrica, no freno su investigacion, sino que siguio intentando encontrar una forma de mejorar su invento. Asi como Edison queria encontrar la forma de que “su luz brille mejor”, nosotros podemos usar su historia de ejemplo, al entender que necesitamos del poder de Dios para que el brille en nuestras vidas.

Dios nos dio a todos capacidades fisicas e intelectuales que nos permiten realizar todo tipo de actividades, y son esas capacidades las que nos habilitan a poder cumplir el voto que prometemos de ser puros, bondadosos y leales. Pero para poder llevarlo a la practica tambien necesitamos de otras fuerzas que no vienen innatas, y son las fuerzas espirituales, que solo recibimos cuando decidimos aceptar a Jesus en nuestras vidas y nacemos de nuevo al entregarnos a el.

Elena G de White, la mensajera del Señor, escribió lo siguiente: “La vida del cristiano no es una modificación o mejora de la antigua, sino una transformación de la naturaleza. Se produce una muerte al yo y al pecado, y una vida enteramente nueva. Este cambio puede ser efectuado únicamente por la obra eficaz del Espíritu Santo” (DTG,p. 143).

Se menciona la historia de Pablo, quien luego de convertirse llego a escribir pasajes como “ todo lo puedo en Cristo que me fortalece” o “Por la gracia de Dios soy lo que soy”, lo que nos muestra el cambio que puede hacer en la vida de una persona el espiritu santo.

Todos nosotros somos pequeños, indefensos y dependientes de Dios, pero, cuando comprendemos esto y le pedimos a Jesús que nos salve, él extiende sobre nosotros su fuerte y poderoso brazo y nos salva de nuestros pecados.

Las dos palabras “Yo quiero” son extremadamente importantes para poder vivir a la altura de las promesas que hagamos a Dios. El nunca te dará su gracia, a menos que tú la “quieras” recibir y, para recibirla, es necesario que la pidas a Dios. Decir “Yo quiero” tu gracia, es lo mismo que decir “Yo puedo” recibirla. Es necesario que tú mismo tomes la decisión de, no solamente creer en Dios, sino también de obedecerle.

Eres una persona moralmente libre y tienes el poder de hacer tus propias elecciones. Dios no hizo de ti una máquina, sino un ser pensante y racional. Siéntete, por lo tanto, feliz, porque Dios, te ha dado este poder de decisión y, por la gracia de Dios, sé lo que quieres ser, y has lo que quieres hacer en la vida. Este poder de decisión propia trae aparejado la responsabilidad de hacer elecciones sabias, porque solamente esas elecciones te llevarán al cielo y a la vida eterna; y, además, llevarás a otros a la vida eterna debido a tu propia influencia.

La gracia de Dios hace por ti solamente aquello que tú mismo no puedes hacer por ti mismo.

Capitulo 2: Sere puro

La pureza, en el sentido cristiano, significa que el alma, la mente y el cuerpo no están mezclados con lo impuro, con lo “obceno”,o con cosas inmorales.

Ser puro de corazón significa cambiar los afectos centrados en los placeres pecaminosos, terrenales y centrarlos en Cristo y en la felicidad y el gozo de ser cristiano. Esta transformación no se hace sin luchas porque la tendencia humana nos lleva siempre a los pensamientos impuros; pero Jesús nos da su propia pureza.

La naturaleza de Jesús era cordial y amigable. Se acercaba a la gente impulsado por el amor. Era puro como la luz del sol y transparente como el más puro y limpio aire de la montaña. Todos podían verlo tal como era. Su mente era limpia como la nieve fresca. Sus palabras eran perfectas, sin malicia, hipocresía, exageración o expresiones arrabalescas. Y es, precisamente, en este sentido de la pureza tal como fue interpretado por la vida de Jesús, que nosotros somos llamados a ser puros y prometemos ser puros.

Los ojos son la principal avenida que conducen a la mente, y la mente es el centro o capital del hombre. Cerrar la puerta para no ver lo impuro, es cerrar los caminos de la mente a los pensamientos impuros.

La pureza no es un accidente ni se la logra por acaso, viene como resultado de las elecciones deliberadas que hacemos cada día.

Así como el lirio tiene sus raíces afirmadas en las puras arenas del suelo que está debajo del fango del lago, así también tenía Jesús sus raíces afirmadas en Dios, muy por encima de las impurezas de la pecaminosa Nazareth. Ese era el secreto de su vida encantadora. El resistía el mal con oración y con el estudio de las Sagradas Escrituras.

La pureza incluye todo lo que oyes y lo que hablas.

Capitulo 3: Sere bondadoso

Jesús fue el hombre más bondadoso que jamás vivió en este mundo. Todos se sentían atraídos hacia él y lo amaban, porque era bueno, y todos admiraban al gran maestro porque sus enseñanzas tenían sentido y su doctrina era verdadera.

El amor de Dios está siempre unido a actos de perdón. Amamos a Jesús porque el nos amó primero y murió y murió en nuestro lugar para salvarnos de nuestros pecados. Fue bondadoso con nosotros y nos perdonó totalmente.

Los ojos del Señor recorren toda la tierra y están siempre buscando el corazón de aquellos que claman por su misericordia. Él está siempre listo para derramar sobre ellos el poder salvador de su bondad.

Asi como el Rey David tuvo misericordia del hijo lisiado de su amigo Jonatan, Mefi Boset, Dios actúa bondadosamente con nuestro mundo hoy por amor de Jesús. El ama a su hijo Jesús que murió por nosotros, y los que aceptan a Jesús como su Salvador reciben las mejores bendiciones del Padre celestial.

En nuestro

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (35.9 Kb)  
Leer 24 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com