ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Caso Coca Cola


Enviado por   •  28 de Octubre de 2012  •  1.763 Palabras (8 Páginas)  •  844 Visitas

Página 1 de 8

COCA COLA EN COLOMBIA, UNA HISTORIA EMPRESARIAL DE TERROR Y CRIMEN

La Coca-Cola es la bebida no alcohólica más vendida en el mundo. Sus letras blancas sobre fondo rojo son el símbolo mundial del American Life Style y representan los valores del éxito capitalista. La historia de esta bebida se inició en 1880 cuando un coronel del ejército del sur de los EE.UU. de nombre John Styth Pemberton, químico farmacéutico de Atlanta (Georgia) y morfinómano empedernido registró oficialmente un Vino de coca, tónico y estimulante ideal, sobre la base de la bebida de hojas de coca de Ángelo Mariani (el conocido Vino Mariani), fundando luego la Pemberton Chemical Company.

En el mes de mayo de 1886 la farmacia Jacobs de Atlanta puso en venta el primer vaso de Coca Cola, bebida preparada con hoja de coca, nuez de cola, cafeína, unas esencias y varios aceites. Actualmente la Coca Cola Company utiliza hojas de coca en su famosa fórmula 7 X, para lo que cada año importa más de 500 tonelada de hoja de coca desde Perú y Bolivia. La expansión mundial de la Coca-Cola se hizo posible al agresivo comportamiento de la transnacional en el momento de imponer el consumo por encima de cualquier hábito cultural de los pueblos.

Por medio de estrategias publicitarias perversamente diseñadas para cubrir sectores infantiles y juveniles de la población, y una política comercial que no ha vacilado en asumir el terror y el crimen como instrumentos para impedir la organización y la movilización de los trabajadores, Coca-Cola ha llegado a todo el mundo y multiplicado sus ventas y sus ganancias.

Un claro ejemplo de la despiadada e inhumana expansión de Coca-Cola está en Guatemala en donde desde el mismo momento en que se empezó a construir el sindicato de trabajadores de Coca-Cola en 1968 hasta 1980 fueron asesinados seis de sus dirigentes y desaparecidos otros cuatro. Otra forma criminal utilizada fue la ocupación militar de fábricas y sedes sindicales por parte de cuerpos armados de la Transnacional y en este caso, del Ejército Guatemalteco. Incluso en una de estas ocupaciones, el 21 de junio de 1980 fue torturado y asesinado EDGAR RENE ALDANA RUANO, trabajador de la planta ocupada.

Otro caso ejemplar de este comportamiento de la transnacional es la situación colombiana actual. En Colombia existen 20 plantas embotelladoras de Coca-Cola, 17 de las cuales pertenecen a Panamco Colombia S.A. El resto, ubicadas en Florencia (Caquetá), Leticia (Amazonas) y Carepa (Antioquia) son manejadas por particulares.

Los trabajadores de estas embotelladoras están organizados en SINALTRAINAL, un sindicato de industria en el ramo de la alimentación fundado en 1982 como unión de diferentes organizaciones sindicales, aunque sus raíces vienen de hace 50 años cuando con la llegada de la transnacional Nestlé a Colombia cuando se constituyó el primer sindicato de base. Entre otros SINALTRAINAL agrupa a los trabajadores de las transnacionales Nestlé, Coca-Cola y Corn Products Corporations. El 22 de julio de 1986 fue asesinado en Buga la grande (Valle), HÉCTOR DANIEL USECHE BERÓN, trabajador de la empresa Nestlé Inc. dirigente de SINALTRAINAL. Desde entonces el terror ha sido la principal arma que han esgrimido las transnacionales de la alimentación en asocio con el Estado colombiano con el propósito de intimidar y destruir el sindicato.

Coca-Cola es así: 7 dirigentes sindicales asesinados y las ganancias suben. Como resultado del terror, en los últimos 10 años SINALTRAINAL ha reducido su número de afiliados de 5400 a 2300. Han sido asesinados 14 dirigentes -7 de ellos trabajadores de Coca Cola y de los cuales 3 fueron asesinados en plena negociación de pliego de peticiones-, 48 han sido desplazados, 2 exiliados, numerosas detenciones injustas de dirigentes, dos desaparecidos. Las movilizaciones y protestas obreras son militarizadas y en muchos casos los escoltas personales de Gerentes y los cuerpos de seguridad de la empresa han sido utilizados para agredir la organización sindical. Obviamente la legislación laboral y los derechos convencionales han sido permanentemente violentados.

La estrategia utilizada por las multinacionales como Coca-Cola, con el propósito de incrementar sus beneficios económicos implica una reducción de los costos de producción para lo cual realiza despidos masivos librándose de las cargas laborales que representan la seguridad social y la estabilidad laboral de los trabajadores. En los últimos años Coca Cola, Nestlé, Fruco C.P.I., Indunal S.A. -de propiedad del congresista FUAD CHAR ABDALA-, Meals de Colombia y otras empresas donde SINALTRAINAL tiene socios, han despedido más de 20.000 trabajadores, (la mitad de ellos por parte de Coca-Cola), remplazándolos por mano de obra contratada de manera temporal. Por otra parte, empresas como Coca Cola y otras del sector utilizan las Cooperativas de trabajo asociados, que asumen una parte de la cadena productiva a riesgo propio. De esa manera evitan el pago de salarios justos y los beneficios convencionales y desplazan mano de obra sindicalizada y protegida por convenciones laborales. Al mismo tiempo controlan las condiciones de contratación de servicios con estas cooperativas, garantizando la favorabilidad para sus intereses.

Estas medidas han violado el Derecho de Asociación Sindical, los derechos convencionales y han impedido el libre derecho de asociación sindical. El Estado y las transnacionales como Coca-Cola, han desatado una campaña de criminalización de la protesta social que incluye desde pronunciamientos en donde se vincula al sindicato con las organizaciones guerrilleras, hasta acciones jurídicas en contra de los dirigentes por supuestos hechos de terrorismo y rebelión, basadas en montajes y pruebas falsas, allanamientos de las sedes sindicales, y recientemente una demanda interpuesta

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.5 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com