ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Analisis De Deducibles


Enviado por   •  18 de Agosto de 2011  •  2.619 Palabras (11 Páginas)  •  882 Visitas

Página 1 de 11

ANALISIS DE DEDUCIBLES

La compañía LARA TOOLS S. A. –conocida como LATOSA por los residentes locales—es una empresa de tamaño mediano que elabora todo tipo de herramientas de uso general para el mantenimiento de equipos industriales. Lleva operando unos 25 años y ha experimentado un crecimiento moderado pero sostenido a través de los años.

Abajo se presenta información resumida de los últimos 5 años de reclamos, lesiones y pérdidas financieras relacionadas, así como otra información relevante al respecto.

Nota: Toda la información en el cuadro está valuada a partir del 12/31/X5.

Obsérvese que la experiencia de pérdidas en ´X2 aumentó considerablemente, lo cual obligó a la compañía contratar a un administrador de riesgos para que se encargara de la seguridad, el control y la prevención de pérdidas. La empresa tiene las exposiciones típicas de una fábrica de manufactura, las cuales incluyen lesiones de empleados, daños a la propiedad, accidentes, robos, responsabilidades asociados con vehículos propiedad de la empresa, accidentes de terceros mientras se encuentran dentro de las instalaciones de LATOSA, etc.

Usted es el administrador. Ahora, estando a finales del año ´X5 (o al inicio del año ´X6), Ud. le pidió a su agente de seguros que le entregara una cotización para la renovación de su seguro por indemnización de trabajadores con varias opciones de deducibles. El agente de seguros, le presenta las siguientes cinco opciones de deducibles: $500, $1,000, $5,000, $10,000 y $25,000 por accidente. Las reducciones en el pago de primas correspondientes a las diferentes opciones de deducible son: $45,000, $80,000, $115,000, $152,000 y $325,000, respectivamente.

DEDUCIBLES

Es común en muchas ramas de seguro encontrar deducibles. Un deducible es un monto pre-establecido lo cual tendrá que ser pagado por el asegurado antes de que el asegurador –bajo los términos de la póliza-- asuma las pérdidas sufridas por el asegurado.

Los deducibles existen por dos razones:

1. Para eliminar los reclamos pequeños que a menudo causan más gastos administrativos que el monto reembolsable. Por la misma razón es en el interés de los clientes que existe la posibilidad de escoger un deducible porque pueden ahorrar un monto considerable en el pago de primas además de permitir a las empresas de escoger una combinación óptima de retención con transferencia de riesgo.

2. Reducción del peligro moral (“moral hazard”).

Una modificación en el comportamiento del cliente, cuando tiene un seguro, es oportunismo post-contractual, cuando tengo asegurado algo, estoy mas tranquilo y mi comportamiento cambia si tengo seguro o no, me relajo y me siento mas confiado por tener el seguro.

Existen diferentes tipos de deducibles, algunos de los cuales mejores que otros en eliminar los problemas mencionados. Algunos de los más comunes son:

a. Deducible sencillo (“straight deductible”): El más sencillo y más efectivo de todos los deducibles. Aplica a cada pérdida (accidente) y se sustrae antes de pagar cualquier cantidad al asegurado. Por ejemplo, un deducible de $500 para accidentes –colisiones—con un coche significa que un accidente con un costo/pérdida de $300 lo absorbe el asegurado de su propio bolsillo mientras una pérdida de $1,200 se reparte entre el asegurado ($500) y el asegurador ($700). De esta forma se elimina el gasto de procesar un sinnúmero de reclamos pequeños y al mismo tiempo se reduce el “moral hazard”.

b. Deducible agregado (“Aggregate and Calendar-year Deductibles”): El asegurado absorbe todas las pérdidas hasta que se alcance el nivel agregado del deducible. A partir de este punto, el seguro paga todas las pérdidas. Frecuentemente el deducible agregado se usa en combinación con el deducible sencillo. Por ejemplo, el seguro contra daños a la propiedad de una empresa pueda tener un deducible sencillo (por evento) de $1,000, sujeto a un deducible agregado total de $20,000. Con esta combinación, la empresa nunca pagaría más de $1,000 en cada pérdida y no absorbería más de $20,000 en pérdidas totales a la propiedad durante el año. Con solo un deducible sencillo de $1,000, las pérdidas podrían superar en mucho los $20,000 si la empresa sufre numerosas pérdidas pequeñas durante el año. Vale destacar que el deducible agregado no es tan exitoso en eliminar el costo de procesar numerosos reclamos pequeños, dado el hecho que es probable que se reporten todas las pérdidas para hacerlas valer hacia el límite agregado.

c. “Disappearing Deductible”: En este tipo de deducible, la magnitud del deducible disminuye a medida que el tamaño de la pérdida aumenta. A determinado nivel de pérdida el deducible desaparece por completo. Esto resulta de la aplicación de una formula tal como:

P = (L – D) x (1 + R) donde,

P = Pago hecho por la compañía de seguros

L = Pérdida

D = Deducible

R = Factor de recaptura

Ejemplo: Considere una póliza con un deducible de $1,000 y un factor de recaptura de 4%. Esto implica que todas las pérdidas < $1,000 lo absorbe el asegurado. Para una pérdida de $9,000, el asegurador pagaría

{($9,000 - $1,000) x (1.04)} = $8,320. Obsérvese que en efecto el deducible pagadero por el asegurado ha disminuido de $1,000 a $680. Con los mismos parámetros, el deducible desaparece por completo con una pérdida > $26,000. Si el asegurado prefiere que el pago del deducible desaparezca con un monto de pérdida menor, digamos $10,000 en vez de $26,000, el factor de recaptura será mayor (11%) pero el costo de la póliza aumenta conforme.

d. “Franchise Deductible”: Normalmente se expresa como un porcentaje del valor del bien asegurado o como un monto fijo en dinero. Bajo este esquema el asegurador no paga nada mientras la pérdida es menor al deducible, pero, una vez que la pérdida excede el deducible, el asegurador tendrá que pagar el 100% de la pérdida. Este tipo de seguro es común en bienes transportados, en barcos, por ejemplo. Así que la póliza podrá estipular que no habrá pago alguno hasta que la pérdida excede el 3% del valor total de la póliza. Una vez que la pérdida asciende al 3%, el asegurador tendrá que pagar el 100% del reclamo. De esta forma elimina los reclamos pequeños. Sin embargo, debido a la característica de “todo o nada”, la desventaja de este tipo de deducible

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (17.8 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com