ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Factores Asociados Que Originan El Trabajo Infantil


Enviado por   •  15 de Noviembre de 2014  •  2.027 Palabras (9 Páginas)  •  341 Visitas

Página 1 de 9

Existen diversos factores familiares y sociales que dan origen al trabajo infantil y adolescente. El estado sociodemográfico de los niños, sus características familiares y condiciones sociales, son causa de un flagelo que azota a los niños, niñas y adolescentes (NNA) del mundo.

Según la Convención de Derechos del Niño (CDN) se define a niño como "todo ser humano menor de 18 años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad". En tanto que se entiende por “trabajo infantil toda actividad que es realizada por un niño, niña o adolescente menor de 18 años y que, remunerada o no, contribuye a la producción y/o reproducción económica familiar (Informe Programa Proniño).

Por su parte, la OIT define trabajo infantil como “toda actividad económica realizada por niños, niñas y adolescentes, por debajo de la edad mínima general de admisión al empleo, en cualquier categoría ocupacional: asalariado, independiente, trabajo familiar no remunerado. También es trabajo infantil las actividades realizadas por debajo de los 18 años que interfieran con la escolarización, se realicen en ambientes peligrosos, o se lleven a cabo en condiciones que afecten su desarrollo psicológico, físico, social y moral, inmediato o futuro (OIT,2004)

Según Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC) de la OIT, el término “trabajo infantil” suele definirse como todo trabajo que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico. Este organismo ha llegado a reconocer que existen diferencias considerables entre las numerosas formas de trabajo realizadas por niños. Algunas son difíciles y exigentes, otras, más peligrosas e incluso reprobables desde el punto de vista ético.

Partiendo de una diferenciación entre los condicionantes y los determinantes del trabajo infantil se demuestra que el factor determinante de la opción de que el niño o el adolescente trabajen, y la forma que este trabajo tome, se define en el hogar, recayendo en los padres de familia el peso de esta decisión. Diversos estudios demuestran también que a esta decisión se llega desde diversos paradigmas mentales o formas diferentes de pensar sobre el trabajo infantil.

La decisión de que el niño o adolescente trabaje está sustentada principalmente en la tradición y otros condicionantes socioculturales y psicológicos, como por ejemplo: padres estrictos, explotadores por un lado o padres ausentes, infantiles o poco reflexivos. De estos perfiles es que cada uno marca una forma de pensar y sentir sobre este fenómeno social y su forma de administrarlo desde el hogar.

Es así, que el trabajo infantil se decide en el marco de la dinámica familiar de cada niño y que la condición para que se dé es la resultante de la interrelación entre los dos factores: la pobreza, que crea la necesidad de que se produzcan más ingresos al interior de la familia y las expectativas de la familia respecto al niño o adolescente y al valor productivo que pueda tener (Silva, 2008).

Según investigación de Vásquez (2007), desde un punto de vista económico, el trabajo infantil se origina en contextos familiares, en los cuales los ingresos que puedan generar el jefe del hogar, su cónyuge o el hijo mayor no son suficientes para cubrir las necesidades primarias de la familia. Esto se hace más visible mientras más miembros tengan el hogar, los adultos de la casa no accedan al mercado laboral y los niveles de pobreza de la familia aumentan.

El estudio “La Voz de los niños sobre el trabajo infantil” (2008) mostró que, según la perspectiva de los niños y adolescentes trabajadores (77,1%), el motivo fundamental por el cual se insertan al mundo laboral es la insuficiencia de los recursos económicos para el sustento de la propia familia, donde ayudar a la familia y aportar al sustento del hogar es una razón importante para ocupar un espacio reconocido en la familia.

Por otro lado, los docentes constituyen otro factor asociado al trabajo infantil ya que si bien pueden valorar negativamente el trabajo infantil, muestran tolerancia en función de que se trate de un tipo de trabajo formativo y no un trabajo por explotación.

La escuela juega un papel muy importante en la formación y la calidad de vida de los niños, niñas y adolescentes. Influye directamente sobre el alumno y también su familia. El docente se constituye como agente de cambio. Tiene una influencia muy cercana en el desarrollo del niño y adolescente, conformando parte de su microsistema en lo que se refiere a su desarrollo humano.

En “El Estado de la Niñez en el Perú” (UNICEF, 2004) se presentan datos sobre

el trabajo infantil que muestran que:

-Mientras más grave es el grado de pobreza más alta es la probabilidad que tiene el niño y el adolescente de trabajar. Este informe menciona que 39% de niños pobres trabajan, 22% de pobres no extremos, pero también 20% de niños considerados “no pobres”. Esto sugiere que no es solamente la pobreza lo que determina que un niño trabaje, pero sí que es un fuerte condicionante.

-La participación laboral infantil es diferente según el área de residencia y el sexo del menor. Los niños y adolescentes de la zona rural trabajan en mayor porcentaje, más horas y se insertan al trabajo infantil de manera más temprana que los niños y adolescentes de la zona urbana. Este resultado sugiere que los aspectos geográficos y culturales juegan un papel importante en la modalidad que toma el trabajo infantil.

El estudio de “La voz de los niños sobre el trabajo infantil” (Silva, 2008) refiere que los niños que realizan labores agropecuarias perciben que laboran en un entorno mucho más seguro que los que niños que lo hacen en la zona urbana debido a que los primeros se mantienen cerca de sus padres mientras trabajan y los peligros a los que están expuestos provienen de la inclemencia del clima, de naturaleza o son causados por accidentes. En el caso de los niños de las zonas urbanas, la percepción es que se encuentran más solos y expuestos a peligros que atentan con la propia dignidad y que el agresor puede ser un ser humano, mencionándose los asaltos, las violaciones, el abuso y la explotación como los principales riesgos.

A diferencia de los niños de la zona rural, los de la zona urbana no ven en el trabajo infantil

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (13 Kb)
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com