ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Educación En Los Aztecas


Enviado por   •  28 de Julio de 2011  •  1.048 Palabras (5 Páginas)  •  713 Visitas

Página 1 de 5

documentos

La educación

entre los aztecas

Ovidia Rojas Castro

Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la

Universidad Michoacán de San Nicolás de Hidalgo

Introducción

El estudio de nuestro pasado, de la época prehispánica en particular, siempre resulta

interesante y nos sorprende, no obstante la limitante de contar con escasas fuentes

precolombinas, ya que la mayor parte de ellas fueron destruidas por los conquistadores,

desapareciendo así información relevante para una mejor comprensión y explicación

de ese periodo histórico; sin embargo, subsisten códices y monumentos, que

complementados con las fuentes postcolombinas nos permiten explorar y conocer ese

México antiguo.

Cuando los mexicas fueron conquistados por los españoles, eran un pueblo de escasos

200 años, un pueblo que en la búsqueda de un lugar para establecerse tuvieron y

aprovecharon la oportunidad de asimilar los adelantos de otras culturas, y

conjugándolos con su propia iniciativa y temeridad, fue lo que les permitió construir

un imperio.

Cualquier estudio referente a los mexicas exige tener siempre presente su concepción

cosmogónica, misma que determinó su ser y hacer, lo cual nos permite comprender su

visión del mundo y de las cosas. Y desde luego, considerar su organización política,

económica y social, que incide y determina los lineamientos de su práctica educativa.

Desarrollo

La educación en los mexicas, ocupaba un lugar de gran importancia, iniciaba en el

hogar, a cargo de los padres y continuaba en instituciones públicas a partir de la

adolescencia. La educación tenía como propósito fundamental formar la personalidad

del individuo, la cual en lengua náhuatl se expresaba in ixtli, in yollotl “alcanzar el

rostro y el corazón”.1

1 DÍAZ Infante, F. La educación de los aztecas. Panorama Editorial. México, 1984, p. 41.

ETHOS EDUCATIVO 33/34 • mayo-diciembre de 2005 • 155

documentos

De tal manera, que una vez que el mexica recibía educación, adquiría un rostro y un

corazón, un rostro sabio y un corazón firme como la piedra y resistente como el tronco

de un árbol, de donde se alimenta la hoguera eterna en honor de los dioses; el hombre

educado es el dueño de un rostro y de un corazón, hábil y comprensivo.

El Temachtiani, el maestro, el sabio, era aquel que lograba, como consecuencia de su

tarea educativa, hacer sabios los rostros ajenos, les abre los ojos, los ilumina. Pero

para llegar a ser sabio, maestro de la verdad, debía tener una cara, un rostro; haber

abierto los oídos para iluminar a los demás, haber recorrido el camino para después

formar guías y darles su propio camino. El maestro tiene que mirarse en el espejo,

para después ponerlo delante de los otros, tiene que ser primero sensato y cuidadoso,

para que los demás lo sean también, y así aparezca en ellos una cara y se fortalezca un

corazón.

Gracias a la acción del maestro náhuatl y a su estricta enseñanza, la gente humaniza

su querer, hace fuerte su corazón, les conforta, ayuda, remedia. El del rostro sabio,

Quetzalcóatl personificado, comenzaba enseñando a obedecer a las personas, a

respetarlas, ...cómo deben entregarse a lo conveniente, lo recto y cómo han de evitar

lo no conveniente, lo no recto, huyendo con fuerza de la perversión y la avidez,

como si tomasen ejemplo de los estoicos y demostrando que el discurso pedagógico de

los antiguos mexicanos está considerado entre las formas literarias, tan bello como la

poesía misma, la cual también cultivaron a plenitud y en espiritual deleite.

Todos los que

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.3 Kb)   pdf (72.2 Kb)   docx (13.2 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com