ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Mecanica Corporal Enfermedades Ginecologicas


Enviado por   •  12 de Octubre de 2011  •  9.695 Palabras (39 Páginas)  •  1.287 Visitas

Página 1 de 39

DEFINICION

Comprende las normas fundamentales que debe representarse al realizar movilización o transporte de un peso, para utilizar el sistema muscoloesquelético de forma eficaz, y evitar la fatiga innecesaria y la aparición de lesiones en el profesional.

La mecánica corporal implica tres elementos básicos:

• Alineación corporal (postura): es la organización geométrica de las partes del cuerpo relacionadas entre sí. La buena alineación promueve un equilibrio óptimo y la máxima función del cuerpo en cualquier posición que suma el paciente: de pie, sentado o tumbado.

• Equilibrio (estabilidad): es un estado de nivelación en el que las fuerzas opuestas se contraponen entre sí. El buen alineamiento corporal es esencial para el equilibrio del cuerpo.

• Movimiento corporal coordinado.

PRINCIPIOS DE LA MECANICA CORPORAL

1. Valorar la movilidad de los miembros sanos.

2. Utilizar los músculos mayores (muslos y piernas), en lugar de los menores (espalda), ya que los grandes tardan menos en fatigarse que los pequeños.

3. Al estar de pie, poner un pie más adelantado que el otro y cambiar a menudo de posición, y para evitar lesiones lumbares y en la espalda, apoyar (en períodos prolongados de tiempo) un pie en alguna superficie más elevada que el suelo.

4. Cuanta más base de sustentación tenga el sujeto, mayor estabilidad corporal tendrá. Por tanto, cuando se va a estar mucho tiempo de pie, es recomendable que no se mantengan muy juntos ambos pies y que se intenten movilizar una y otra vez cada "x" tiempo.

5. Durante alguna actividad, si se puede estar en movimiento se han de ejercitar las extremidades inferiores ya que, la inmovilización prolongada de las mismas puede producir hinchazones y mala circulación sanguínea.

6. Se ha de caminar con la cabeza y el tórax bien erguidos, con buena postura y evitando hacerlo cabizbajos o curvados (por ello, se han de evitar pesos excesivos en la zona de la espalda).

7. Se han de utilizar zapatos de tacón bajo, con suela antideslizante y cerrados para evitar cualquier peligro y mantener al cuerpo alineado.

8. La postura adecuada cuando un sujeto está de pie es:

• Cabeza derecha sin flexión.

• Espalda derecha.

• Brazos en los costados.

• Caderas y piernas derechas.

• Pies en ángulo recto con las piernas.

9. A la hora de levantar un objeto pesado del suelo, se han de doblar las rodillas, NO la espalda, y tener un apoyo de pies firme. Levantarse con las piernas y mantener el objeto junto al cuerpo para evitar lesiones a nivel del brazo y hombros. Alzar el objeto sólo hasta la altura del pecho, por tanto, si hay que colocarlo en una superficie muy elevada, será necesario utilizar un taburete.

10. Para empujar objetos, se puede utilizar un pie delante del otro y dejar caer nuestro peso.

11. Utilizar el peso de nuestro propio cuerpo para facilitar la maniobra de empujar o tirar de un objeto, contrarrestando su peso, lo que exige menor energía en el desplazamiento. Para tirar de objetos, hay que agarrarlo bien y dejarse caer como para sentarse en una silla.

12. Empujar o deslizar un objeto requiere menos esfuerzo que levantarlo.

13. Servirse del propio peso para contrarrestar el peso del paciente, requiere menos energía en el movimiento.

14. Es necesario despejar el lugar donde se vaya a practicar la caminata (apartar camillas, sillas, aparatos que dificulten la marcha, instrumentos que puedan resultar peligrosos, etc.).

15. Cuando el paciente no pueda caminar o le sea extremadamente complicado, se procederá a utilizar aparatos como andadores, bastones, barras, etc. con el fin de facilitar el movimiento del cliente.

16. Girar el tronco dificulta la movilización. El cuerpo debe mantener un alineamiento adecuado mientras se realiza el esfuerzo.

17. Usar zapatos de tacón bajo, suela flexible, antideslizante y cerrada de talón para favorecer el alineamiento correcto del cuerpo, facilitar el buen funcionamiento mecánico del mismo y prevenir accidentes.

Siempre que nos acerquemos a la cama de un paciente o realicemos un movimiento que requiera la flexión de la parte superior del cuerpo debemos buscar un punto de apoyo con la mano que tengamos libre para descargar los músculos de la espalda de la tensión de tener que soportar nuestro peso.

18. Importante buscar apoyo.

Para sentarse correctamente

• Coloque las asentaderas de modo que se apoyen contra el respaldo de la silla. Así, la base de sustentación la constituyen las tuberosidades isquiáticas y no el sacro lo que facilita el correcto alineamiento de la columna vertebral.

• Plante bien los pies sobre el suelo, formando un ángulo de 90º con las piernas. Flexione un poco las caderas para que las rodillas queden más altas que las tuberosidades isquiáticas, a fin de reducir la distensión de la región lumbar.

• Flexione un poco la columna lumbar para mantener la curvatura natural y evitar la distensión de los ligamentos del raquis.

• Si la silla tiene brazos, flexione los codos y apoye los antebrazos sobre aquellos para evitar la distensión de los hombros.

Para pararse correctamente

• Mantenga los pies paralelos entre sí y separados unos 15 a 20 cm. Distribuya el peso por igual a ambos miembros inferiores, para reducir al mínimo la tensión excesiva sobre las articulaciones que repartan peso.

• Flexione un poco las rodillas, pero no las inmovilice. Retraiga las asentaderas y el abdomen, bascule levemente la pelvis hacia atrás, saque un poco el pecho y haga hacia atrás los hombros. Mantenga el cuello erecto y la barbilla dirigida algo hacia abajo.

Para agacharse correctamente

• Párese separando los pies más o menos 25 a 30 cm. y adelantando un poco uno de ellos para

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (64 Kb)  
Leer 38 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com