ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Titulos De Credito


Enviado por   •  19 de Febrero de 2012  •  5.821 Palabras (24 Páginas)  •  570 Visitas

Página 1 de 24

Títulos de Crédito

I. Teoría General

En la actualidad un gran porcentaje de la riqueza comercial se representa y se maneja por medio de títulos de crédito.

Uno de los fenómenos de mayor importancia es el nacimiento y desarrollo de esa gran categoría de cosas mercantiles que son los títulos de crédito, los cuales circulan con leyes propias sobre el inmenso cúmulo de cosas, muebles e inmuebles que forman la riqueza social.

Los títulos de crédito no han surgido de forma intempestiva si no que su desarrollo se ha dado en la práctica comercial que ha producido diversas clases de títulos (letra de cambio, pagaré, cheque, certificado de depósito, etc.) para llenar una necesidad comercial típica.

La ley General de Títulos y Operaciones de Crédito de 1932, establece normas generales para regular cada especie de título.

I.I La Denominación

El tecnicismo “títulos de crédito“ es italiano y ha sido muy criticado aduciendo que la connotación gramatical no concuerda con la connotación jurídica, ya que no en todos los títulos predomina como elemento fundamental el derecho del crédito y para sustituir el término se ha propuesto y ha sido adoptado en algunas leyes mexicanas el término” títulos – valores “, traducido del lenguaje técnico alemán.

Sin embargo nuestras leyes siempre han hablado de documentos de crédito, de efectos de crédito, etc. Y es más acorde con nuestra latinidad, hablar de títulos de crédito, por lo que se ha vuelto un tecnicismo tradicional.

I.2 Definición y características

La ley mexicana dice en su artículo 1º. Que los títulos de crédito son cosas mercantiles y en su artículo 5º. Los define como “los documentos necesarios para ejercitar el derecho literal que en ellos se consigna y que están destinados a circular “

Los títulos de crédito son cosas absolutamente mercantiles, por lo que su mercantilidad no se altera porque no sean comerciantes quienes los suscriban ó posean.

Las principales características de los títulos de crédito son: La incorporación, la Legitimación, la literalidad y la autonomía.

a) La incorporación.- Incorporar es tomar cuerpo; aquí el derecho está incorporado al título de crédito, de tal manera, que la existencia del derecho va a depender de la existencia de un título, El derecho no se puede exigir y menos transmitir. El documento debe existir tangiblemente. Sin exhibir el título, no se puede ejercitar el derecho a él incorporado.

La incorporación del derecho al documento es tan íntima, que el derecho se convierte en algo accesorio al documento; el derecho ni existe ni puede ejercitarse, si no es en función del documento y condicionado por él.

b) La legitimación.- El tenedor de un título tiene el derecho a las prestaciones en él consignadas.

La legitimación es una consecuencia de la incorporación y para ejercitar el derecho es necesario “legitimarse“ exhibiendo el título del crédito.

Tiene dos aspectos: activo y pasivo.

Activo: La propiedad o calidad que tiene el título de atribuir a quien lo posee legalmente, la facultad de exigir del obligado el pago de la prestación que se consigna en el título.

Pasivo: El deudor obligado en el título de crédito cumple su obligación y por lo tanto se libera de ella, pagando a quién aparezca como titular del documento.

c) Literalidad.- El derecho y la obligación están determinados ó limitados al contenido de un texto literal del documento; es la medida del derecho incorporado a lo que la letra diga, que podrá variar en la cantidad en pesos, lugar de expedición ó de pago, beneficiarios, obligados solidarios, endosarios, etc.

d) La Autonomía.- El derecho consignado en el titulo es autónomo en cuanto a que cada uno de los tenedores del documento (endosatarios, cesionarios, herederos) tienen un derecho propio, independiente del de los anteriores tendedores; como consecuencia el deudor no podrá oponer las excepciones personales que podría haber utilizado contra el tenedor anterior.

I.3 La Ejecutividad de los Títulos de Crédito, análisis de los Arts. 1391, 1392, 1394, 1395 del código de comercio.

I.4 Excepciones que pueden oponerse contra la acción derivada de un título de crédito.

El artículo 8º de la Ley General de Títulos y Obligaciones de Crédito establece con carácter limitativo, cuales son las excepciones que pueden oponerse contra la acción derivada de un título de crédito.

I. De incompetencia y de falta de personalidad en el actor, esencial para ejercer toda acción.

II. Los que se funden en el hecho de no haber sido el demandado quien firmo el documento. En los títulos de crédito, generalmente, toda la obligación deriva de una firma.

III. De falta de representación, de poder bastante o facultades legales en quien suscribió el titulo. Nadie que no este debidamente facultado, podrá suscribir un titulo de crédito a nombre de un tercero.

IV. De incapacidad del demandado al momento de suscribir un titulo. Los actos de los incapaces no pueden producir obligación jurídica.

V. Las fundadas en la omisión de los requisitos y menciones que el titulo o el acto en el consignado deben llenar o contener, y la ley no presuma expresamente o que no se hayan satisfecho dentro del término que señala el artículo 15. los requisitos esenciales para que un documento sea titulo de crédito, y sin tales requisitos no se produce la acción propia de esta clase de documentos.

VI. De alteración del texto del documento o de los demás actos que en él constan, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 13.

VII. Las que se fundan en que el titulo no es negociable, se refiere a su materialidad.

VIII. Las que se basan en la quita o pago parcial que consten en el texto mismo del documento. Todo abono en cuenta o

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (37.7 Kb)  
Leer 23 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com