ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Unidad 1


Enviado por   •  5 de Diciembre de 2012  •  2.199 Palabras (9 Páginas)  •  521 Visitas

Página 1 de 9

INTRODUCCION

Si bien en la actualidad la mayoría de las empresas utilizan la tecnología de código de barras para la identificación automática de sus productos, lo cierto es que los sistemas RFID ofrecen una gran cantidad de beneficios que lo hacen el método más rápido y preciso para las operaciones comerciales, gracias a su eficacia en la identificación de artículos a nivel mundial.

Durante años el mercado utilizó los popularmente conocidos códigos de barra para la identificación automática de productos, aunque esta tecnología presenta una serie de inconvenientes entre los que se destacan que no pueden ser reprogramados, que la información que se almacena en ellos es limitada, y es muy lenta su lectura.

A medida que las industrias han ido creciendo, y el mercado se ha hecho más exigente, han surgido necesidades que requerían una respuesta inmediata.

Así fue como nació la tecnología RFID, para brindar un método eficaz para el mercado actual.

RFID (Radio Frequency Identification) es una tecnología que permite la identificación y recuperacion remota de datos , a través de unas etiquetas (tags) en las que reside la informacion, RFID se basa en un concepto similar al del sistema de código de barras; la principal diferencia entre ambos reside en que el segundo utiliza señales ópticas para trasmitir los datos entre la etiqueta y el lector, y RFID, en cambio emplea señales de radiofrecuencia.

Las etiquetas RFID contienen un chip para almacenar datos y una antena para comunicar los datos por ondas de radio

CHIP

ANTENA

El alcance de las señales de RFID dependen del tipo de chip, de la frecuencia (desde centímetros , metros, KM)

El RFID (Radio Frecuency IDentification) es una herramienta que surge de la necesidad de controlar y agilizar todos los procesos dentro de la cadena de abastecimiento, que hace que todos los procesos sean realizados de manera rápida y eficiente dando dentro del mundo de la logística los principales beneficios que se esperan en el desarrollo de cualquier actividad: disminución del tiempo en la realización de los procesos y de los costos de operación o mano de obra.

En este mundo revolucionado por las nuevas tecnologías debemos tener en cuenta que para satisfacer una necesidad debemos emplear todas las herramientas que la tecnología nos ofrece y hacer que una necesidad se convierta en una ventaja al momento de satisfacerla. Hoy en día los clientes le exigen a las empresas entregas a tiempo, respuesta rápida, economía y lo principal calidad en el producto y allí es cuando interviene el uso de las tecnologías RFID y WMS que nos ofrecen suplir todas estas necesidades agilizando los procesos logísticos de manera eficiente y segura garantizándonos el cumplimiento de nuestras metas y objetivos empresariales.

La clave para toda empresa a la hora de aplicar sus procesos es identificar las necesidades de nuestro proceso logístico y las herramientas que las satisfacen de manera que a la hora de satisfacer al cliente podemos hacerlo sin el temor de no cumplir con la demanda y así poder garantizar el aumento de los ingresos y establecer contactos con nuevos clientes que al final se convierte en el cumplimiento del objetivo principal de toda empresa.

Los actuales sistemas de trazabilidad y las tecnologías RFID son dos áreas del mundo de la logística que hoy en día tienen mucho en común aunque se espera que tengan más relación, si cabe, en los próximos años. Los sistemas de trazabilidad actuales ya son bien conocidos entre las empresas y los proveedores de servicios de transporte. Por lo que parece, la industria de la logística se ha adaptado fácilmente a las soluciones de trazabilidad. La razón principal es la familiaridad con la tecnología y con los productos, mientras que, para otra mucha gente, la tecnología RFID sigue siendo un área desconocida. De todas formas, ambas tecnologías pueden ser usadas para apoyar los procesos, pero a fin de cuentas son simples herramientas. Para una empresa puede ser una herramienta para, por ejemplo, aumentar la competitividad mientras que para otra, puede ser una herramienta para ofrecer un mejor servicio al cliente.

Comparado con los sistemas actuales de trazabilidad, que la mayoría veces consisten en soluciones basadas en códigos de barras, el coste de productos RFID es mayor y con la actual tecnología nunca llegará a acercarse al precio del código de barras. Esto es porque el código de barras se imprime directamente en el envase y embalaje del material y en la actualidad las etiquetas RFID necesitan al menos una antena y un chip (de silicio) y los costes de fabricación siempre son más elevados. ¿Es ésta una razón para no usar RFID? Es una pregunta que no puede responderse con un simple sí o no. De hecho, la pregunta debería haber sido, ¿cómo puedo optimizar mis procesos logísticos?

Summit, que tuvo lugar en Munich en enero de 2008, más de 25 compañías presentaron y compartieron sus experiencias con la tecnología RFID. Las presentaciones de las compañías que acudieron a esta cumbre anual, como Airbus, Air France/KLM, Kraft Foods o Nestlé tenían dos importantes objetivos en común: cómo los procesos pueden ser optimizados usando tecnología RFID y cómo se puede recuperar la inversión en estas tecnologías en el menor plazo posible.

La tecnología de RFID por el lado de las etiquetas, se divide principalmente en dos:

Etiquetas RF en microchip (microcircuitos integrados) también conocida como tecnología RFID activa (contienen su propia fuente de energía para emitir una señal de radio frecuencia) y también semi-pasiva. Estas etiquetas consisten de microchips de distintos tamaños, algunos muy pequeños (40 micrones) con una antena muy pequeña que almacenan un identificador único.

Etiquetas RF sin chip. También conocida como tecnología RFID pasiva o "chipless". Consiste en pequeñas fibras de aleaciones que son colocadas en productos diversos al momento de su fabricación, tales como papel, plástico, vidrio, cartón, etc. Dicha tecnología no requiere de una fuente de energía ya que al ser bombardeadas por una señal de radio frecuencia son excitadas y regresan una señal de resonancia magnética que es recogida por el lector.

Algunas etiquetas RF en microchip pueden almacenar no sólo un identificador único sino que la información ahí contenida puede ser alterada dependiendo de las necesidades. El costo de las etiquetas RF con chip varía desde los 20 centavos de dólar hasta varios cientos de dólares por etiqueta dependiendo de la sofisticación. Algunas variantes de estas etiquetas usted las ha visto en las tiendas de ropa, en discos compactos, o

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (14 Kb)
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com