ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

HISTORIA DEL DERECHO CIVIL FRANCÉS


Enviado por   •  10 de Julio de 2011  •  10.479 Palabras (42 Páginas)  •  1.270 Visitas

Página 1 de 42

RESUMEN DE LA HISTORIA DEL DERECHO CIVIL FRANCÉS

PRIMERA PARTE

PREPARACIÓN

“Tres pueblos se han mezclado sobre el suelo de Francia: los galos, los romanos y los bárbaros. Antes de decir como han formado un pueblo único es necesario mostrar como era cada uno de ellos”.

Sección 1. Los Galos

I. Idea de su carácter. Lo que sabemos de su historia son los desastre de ciudades conquistadas y devastadas por ellos, según nos dicen, son considerados terribles por el renombre de su bravura y de su barbarie. Ejercen el bandidaje sobre las tierras ajenas y desprecian a todos los otros pueblos. Son los que tomaron Roma, hicieron tributarios suyos a una gran parte de Europa y Asia .

Cuando César apareció en las Galias se encontró con pueblos diversos, con ciudades enfrentadas y con una civilización en decadencia.

II. Pueblos que habitaban las Galias. Diversos tribus constituían lo que era el pueblo galo, por lo tanto nos es contradictorio conocer las instituciones políticas y civiles de los galos.

III.Constitución política de las Galias. Esos pueblos formaban dis¬tintas ciudades, divididas en regiones. Un vínculo de con¬federación general las unía, pero débilmente, porque se hacían la guerra, se aliaban y se volvían alternativamente protectores y tributarios los unos de los otros.

Las formas de gobierno diferían, unos se gobernaban por reyes o jefes electivos y temporales; los más de ellos, lo hacían por asambleas o senados de los ciudadanos más notables. Entre los eduanos, el Vergohret u hombre de juicio, era un Magistrado que tenía derecho de vida y muerte sobre los ciudadanos. Pero el Vergohret era elegido solamente por un afio: sus parientes eran excluidos para siempre de las funciones públicas, no podían ser reelegidos para el cargo jamás y una severa ley le prohibía salir del territorio de la ciudad durante su magistratura.

IV. Estados personales. Sacerdotes, nobles, plebeyos. Las personas se dividían en tres clases, los druidas, los caballeros y la plebe y esta distinción era general en toda la Galia.

1º Los druidas tenían como atribuciones no solamente las oraciones, los sacrificios y la adivinación del porvenir, sino la educación pública, la compo¬sición de las leyes, la mayor parte de los juicios civiles y criminales y la conclusión de los tratados. Intervenían también en los nombramientos para las funciones superiores de la ciudad. Se dividían en druidas propiamente dichos, bardos o poetas destinados a conservar en el pueblo las creencias entusiasmo religioso y adivinos.

Los druidas hacían intervenir la voluntad divina en sus juicios y a los que condenaban a muerte los guardaban para sacrificarlos en expiación de sus crímenes, usaban de la tortura y prodigaban la pena de muerte y suplicios. Estaban exentos de cargas e impuestos y del servicio militar. Se gobernaban a sí mismos y elegían sus jefes.

2º. Los nobles que César llama Equites. Eran los notables por su nacimiento o por sus riquezas. Iban a la guerra y combatían a caballo o sobre carros. Se confabulaban por el poder supremo.

3º. Estos nobles llevaban un séquito de cautivos, esclavos, clientes, deudores insolventes que se habían dejado vender o incluso se habían vendido ellos mismos a un amo poderoso. Estas personas se debían por completo al amo.

V. Algunos usos de los galos sobre los impuestos, las convocatorias para la guerra, el poder paterno y marital. El matrimonio, los robos publicación de noticias, los funerales, la amistad, la usura y el sentido de la agilidad. Algunas leyes y usos de los galos han llegado hasta nuestro conocimiento. La recaudación de los impuestos era arrendada tras subasta.

Las guerras se declaraban por decisión del pueblo en una asamblea pública a la que todos los hombres debían asistir con sus armas. El último en llegar a la reunión era despiadadamente asesinado.

Los padres tenían derecho de vida y muerte sobre sus hijos. Los galos podían desposar a varias mujeres y los maridos tenían sobre sus esposas mismo derecho de vida o muerte. Fallecido un hombre de rango elevado hubiese lugar a que se sospechara que le habían matado sus esposas, parientes del difunto podían hacer que las sometieran a tortura.

Cuando un hombre se casaba asignaba a su esposa y sobre sus bienes, un valor igual a la dote que ella le aportaba. La dote y el equivalente for¬maban una masa común que se acrecentaba con los frutos e intereses y debía adjudicarse al que sobreviviera de los esposos.

El robo y el bandidaje estaban castigados con la muerte.

En las ciudades mejor gobernadas, una ley prescribía que los que cono¬cieran rumores sobre una noticia interesante para la república, instruyeran de ello inminentemente al Magistrado, el cual callaba o divulgaba la noticia, según su importancia y su autenticidad.

Los padres galos no permitían a sus hijos que les abordaran en público, cuando todavía no habían llegado a la edad de llevar armas. Los funerales de los galos eran pomposos, se les incineraba con todas sus pertenencias.

Se encuentra entre los galos el culto de la amistad.

La creencia en la inmortalidad del alma y del cuerpo, era muy popular entre los galos. Estrabón nos ha conservado detalles bastante curiosos, entre otros, el de que se sometía apenas determinadas a jóvenes cargados de demasiada obesidad.

Sección 2ª. Los Romanos

I. Conquista de las Galias por los romanos. Roma sometió entre el 154 y el 51 a. de J.C. al pueblo galo.

En el año 58 a. C., Julio César fue encargado del gobierno de la pro¬vincia romana por cinco años. Habiendo salvado a las Galias de una invasiones, se encontró mezclado en todas las desavenencias de los galos y comenzó contra ellos una terrible guerra que terminó con el sometimiento de todo el país 8 años después.

Roma se mostró plena de respeto y de solicitud hacia el pueblo galo. Las Galias se hicieron romanas desde el 51 a. C. hasta 79 d. J.C.

II. Constitución política y civil de la Galia romana. División e diecisiete provincias, gobierno imperial, gobierno municipal, judicatura, defensor de la ciudad, confederación de ciudades de la Galia, edicto d Honorio del año 418.

En el siglo V la Prefectura de las Galias comprendía España, las Galias y Bretaña.

1º. Las Galias formaban una diócesis dividida en diecisiete provincias: 1 Viennensis. 2. Lugdunensis prima. 3. Germania prima. 4. Germania secunda 5. Bélgica prima. 6.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (64 Kb)   pdf (295.4 Kb)   docx (40.2 Kb)  
Leer 41 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com