ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Aportacion De La Quimica En Mexico


Enviado por   •  6 de Mayo de 2013  •  1.794 Palabras (8 Páginas)  •  559 Visitas

Página 1 de 8

LA APORTACION DE LA QUÍMICA EN MÉXICO.

UN POCO DE LA HISTORIA CIENTÍFICA MEXICANA

INTRODUCCION

La Química es la Ciencia que estudia las propiedades de las diversas sustancias y sus transformaciones. Se trata de una definición breve y concreta. Sin embargo, probablemente no transmita a muchos lectores una idea cabal de la amplitud de los temas que esta disciplina abarca, ni la posición central que ocupa entre las ciencias naturales. Por ejemplo, muchos aspectos de la época contemporánea, a los que frecuentemente se alude en los medios de comunicación, están estrechamente vinculados con diferentes aspectos de la Química: el efecto invernadero, la lluvia ácida, el agujero de ozono, la producción de alimentos, las pilas alcalinas, atletas capaces de alcanzar nuevas marcas, los cosméticos, los medicamentos, la corrosión, la batería de un automóvil, la información nutricional, el tratamiento de los residuos urbanos, el problema de disponer de agua potable para una población cada vez mayor,... Es más, pocas veces tomamos conciencia de que estamos completamente sujetos a las leyes de la Química, y que cada momento de nuestras existencias depende absolutamente del complejo y altamente ordenado conjunto de reacciones químicas que tienen lugar en nuestros organismos y en todo lo que nos rodea.

Como vemos, la Química presenta una peculiaridad respecto de la definición de su territorio. Éste es un saber de múltiples rostros, de innumerables ramificaciones que se extienden tanto en las profundidades de la Tierra como en el espacio exterior que concierne tanto a la industria pesada como a la producción de medicamentos altamente específicos y sofisticados. Nos encontramos ante una ciencia que traspasa las fronteras de lo inerte y lo vivo, entre lo microscópico y lo macroscópico; una ciencia que, siendo heredera de algunas de las técnicas más arcaicas que definen a la humanidad, produce materiales ultramodernos con propiedades específicas seleccionadas a priori.

La vastedad del territorio químico constituye de por sí un desafío y agrega ciertos condicionamientos al proceso de enseñanza-aprendizaje de la Química .Necesitamos construir modelos para racionalizar nuestro entorno. Por ejemplo, generamos y utilizamos modelos, a escala atómica o molecular, para representar conceptos y fenómenos complejos que nos sirven para comprender las manifestaciones de un material dado en el mundo macroscópico. Para comprender la Química, estos modelos son esenciales. Pensamos en términos de los modelos. Los químicos solemos dar mucha importancia a lo visual: queremos “ver” la Química, buscamos representaciones de moléculas y de cómo ocurre una reacción. Dibujamos esquemas de estructuras moleculares y pretendemos poner en evidencia una arquitectura en el espacio tridimensional. Empleamos toda clase de representaciones de enlace químico: desde dibujos de estructuras de puntos, líneas, zigzags, modelos moleculares con varillas, o combinaciones varilla-bola, hasta mapas de densidad electrónica y esquemas computacionales.

Una de las dificultades que se detecta en los diversos niveles educativos se puede resumir en el hecho de que el proceso de enseñanza-aprendizaje de la Químicarequiere una construcción mental capaz de relacionar la estructura microscópica(representada por modelos, no siempre fáciles de interpretar por quienes se acercan a la disciplina, de conceptos como átomo, molécula, enlace, electrones, etc.) y el comportamiento macroscópico de las sustancias (aspecto, propiedades, reactividad, etc.), mediante un lenguaje (conceptos científicos y la propia nomenclatura química)que además, suele resultar extraño, tanto para los alumnos de las materias relacionadas como para el conjunto de la ciudadanía.

Para el hombre social, el universo físico sólo existe por medio de la sociedad y, en consecuencia, por medio del lenguaje. Nuestro lenguaje conceptual tiende a fijar nuestras percepciones y, consecuentemente, nuestro pensamiento y comportamiento. En definitiva, los límites de mi lenguaje denotan los límites de mi mundo. Tal vez en esta idea esté contenido uno de los desafíos a los que nos enfrentamos como docentes: motivar a nuestros estudiantes para que dediquen esfuerzo a la adquisición de un nuevo lenguaje, pues el aprendizaje será significativo y útil para el individuo y la sociedad sólo si lo que se enseña pasa a formar parte del lenguaje y se incorpora a nuestro pensamiento y comportamiento; en suma: si expandimos los límites de nuestro mundo.

Como la Química está presente en todas partes y en todas las actividades humanas, busquemos la expansión de nuestro mundo partiendo de lo que nos es más familiar, de lo cotidiano. Esta búsqueda comienza por aprender a tener otra mirada sobre el mundo que nos rodea, preguntándonos qué está pasando, tratando de comprenderlo y de formular algunas respuestas. Que la curiosidad nos motive, que los modelos y las teorías vayan de la mano de los experimentos, y que podamos adentrarnos en el territorio químico, explorando, descubriendo, aprendiendo, compartiendo, viviendo.

Nuestros antepasados ya tenían grandes conocimientos del comportamiento de ciertos materiales, por ejemplo, los metales que usaban para fabricar armas, utensilios y adornos para sus sacerdotes y dioseslas culturas prehispánicas daban un papel importante a estos materiales, es por eso que en todo el mundo se reconoce la cultura de nuestro país.

ANTECEDENTES:

Aportaciones del mundo prehispánico:

Nuestros antepasados ya tenían grandes conocimientos del comportamiento de ciertos materiales, por ejemplo, los metales que usaban para fabricar armas, utensilios y adornos para sus sacerdotes y dioses las culturas prehispánicas daban un papel importante a estos materiales, es por eso que en todo el mundo se reconoce la cultura de nuestro país.

Hay muchas aportaciones de México al mundo como el hule metales como

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.7 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com