ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Un examen sobre Historia del Pensamiento Político


Enviado por   •  7 de Marzo de 2018  •  Exámen  •  3.528 Palabras (15 Páginas)  •  20 Visitas

Página 1 de 15

UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRÉS

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

CARRERA DE CIENCIAS POLÍTICAS

HISTORIA DEL PENSAMIENTO POLÍTICO I

Nombre: VARGAS RODRÍGUEZ, LUIS RENÉ                                C.I. 4241430 LP.

La Paz, Bolivia 27 de agosto de 2015

  1. Explique el mejor estado posible en la práctica y por efecto el nuevo arte del estadista en la concepción de Aristóteles

R. Aristóteles para considerar el mejor estado posible en la práctica hace una diferenciación entre los estados reales y los ideales. Expone de esa manera que el verdadero arte del político es tomar los estados como son en la realidad y hacer con ellos lo mejor posible que se encuentre a su alcance. Para este fin hace una distinción, una separación entre la política y la ética en el arte de la política.

El monarca no  puede llegar a lo real si éste no tiene ética, porque el conocimiento sin ética no sirve, tal como sería un médico con bastante conocimiento pero que practica abortos utilizando de manera mala todo su conocimiento. Es por esta razón que Aristóteles empieza diferenciando las formas de gobierno de la monarquía y la aristocracia y las sitúa dentro los estados ideales, las cuales serían muy difíciles de encontrar en la realidad y empieza un estudio de la oligarquía y la democracia, considerando a éstos como formas de gobierno reales y por efecto el rol del estadista práctico consistirá en conocer las diferentes formas de gobierno y además qué tipos de leyes son mejores para éstas.

En este sentido y abordando en la realidad, aconseja que lo mejor es estudiar las constituciones de los Estados, porque la constitución es la ordenación de los ciudadanos, o sea, que dentro de la Constitución estamos todos, tanto gobernantes como gobernados y rigen todos los parámetros, principios y organización del Estado; asimismo, identifica las clases sociales o grupos unidos inferiores al Estado. Es importante resaltar que Aristóteles distingue también la ley, la estructura económica y la social de la estructura política del gobierno, pero indica que el gobierno depende de la combinación entre sí de estos factores. Y manifiesta que:

La Superestructura es un ámbito:        Jurídico – Político

La Estructura es un ámbito:                Económico

Donde la Economía es la Estructura Base del Estado y la Superestructura su reflejo, el cual se establece de manera Jurídica y Política.

En cuanto a la distinción entre la política y la ética, Aristóteles indica que ambas unidas solo se podrían dar en un estado ideal y que para aterrizar a un estado real necesitamos separarlas; entonces, son la oligarquía y la democracia sobre las cuales sí se puede estudiar y trabajar.

No existe una sociedad que no tenga una estructura económica. Porque dentro de toda sociedad, existen tres elementos:

  • La Constitución Política ordena a los ciudadanos y los enmarca en la ley.
  • Los magistrados, en lo social.
  • Y las clases sociales, en la economía.

Es en el marco de estos tres elementos que gira el gobierno y por eso es importante que el Estadista deba saber discriminar la política de la ética. El problema de la política es que tiene que pasar por la ética aunque difícilmente pueden ambas ir de la mano.

Aristóteles aborda las formas de gobierno democrático y oligárquico porque son formas de gobierno reales, que existen en la práctica. Pero pone énfasis especial en la democracia por dos razones: primero porque es real, se evidencia y segundo porque nunca más vamos a poder eliminarla de la esencia del pueblo que está enraizada en él.

De esta manera, la democracia tiene su base en la propiedad, pero no sirve hacer una elección en base a la propiedad porque como en el caso boliviano, con Mariano Melgarejo, que en las elecciones presidenciales ganó con un alto porcentaje pero no representaba a la mayoría, porque los que habían votado eran solamente varones que tenían más recursos económicos. Y así, la democracia tiene más que ver con el sentido de tomar conciencia de la realidad en la que vivimos.

Es en este entendido, que Aristóteles señala la dificultad de la democracia: “la participación”. En democracia todos quieren participar pero es peor, porque genera el desorden y el caos, en este momento es cuando surgen los demagogos. Contrariamente, cuando es menor la participación del pueblo, tanto mejor:

A mayor representación:        Existe menor gobernabilidad

A menor representación:        Existe mayor gobernabilidad

El estagirita identifica que el verdadero problema es unir la democracia y la oligarquía; el poder popular y una administración inteligente. Precisamente, la mejor democracia es aquella donde existe la participación popular pero hay un grupo inteligente que le pone un freno, y por el contrario, el pueblo impondrá otro freno al grupo inteligente. Es por este motivo que Aristóteles aconseja que el pueblo sea “agricultor” porque se mantendrá ocupado y le dejarán la dirección del estado “al que sabe”.

En la cuestión de la oligarquía, el principio, en anteriores líneas mencionado, (la participación) es inversa. Así, cuanto más pequeño sea el grupo oligárquico es peor. Y cuantos más son los oligarcas será mejor, porque tendrán que llegar al consenso entre ellos, aspecto que no ocurriría si el grupo fuera muy reducido.

Ambas, democracia y oligarquía, llegarán en extremo a la tiranía, el peor régimen de gobierno.

Además, Aristóteles identifica las tres ramas del gobierno, siendo estas:

  • La rama deliberante. Con su principal función: legislar.
  • La rama de Magistrados.
  • La rama de la Judicatura.

Existe la necesidad de dividir el poder porque de otra manera, si se concentra, es un caos.

El mejor estado posible es aquel que en conjunto mejor se puede llevar a la práctica. Este resultará sin dudas de evitar llegar a los extremos de la democracia y la oligarquía y algo muy importante es encontrar un equilibrio entre estos.

Aristóteles entonces trata el tema de una democracia moderada, la cual debe estar enmarcada en la ley, pero hay que tener mucho cuidado porque pueden existir leyes malas, que no nos conducirán al bien común.

Así, el equilibrio en política se configura como un punto medio entre la democracia y la oligarquía, o una forma mixta de gobierno. Se debe evitar los extremos porque en oligarquía se creará una facción opresora de aquel de detente el poder o como Bautista Saavedra dice “la rosca” y en una democracia se convertirá en populacho. El equilibro perfecto viene a ser un gobierno moderado, un gobierno mixto. En éste debe existir la cualidad y la cantidad. La cualidad será otorgada por la oligarquía y la cantidad por la democracia. En política es una lucha que necesita uno del otro. Y ese es el punto de equilibrio que hay que encontrar en política, evitando de esa manera las polarizaciones, estas hacen que una se aleje más de la otra y esto es dañino porque llegará un momento que los extremos serán irreconciliables.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (20.4 Kb)   pdf (122.5 Kb)   docx (19.7 Kb)  
Leer 14 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com