ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Diez errores o mentiras frecuentes sobre literatura y cultura en América Latina


Enviado por   •  11 de Abril de 2016  •  Apuntes  •  2.436 Palabras (10 Páginas)  •  644 Visitas

Página 1 de 10

Diez errores o mentiras frecuentes sobre literatura y cultura en América Latina.

Eduardo Galeano

En este ensayo de Eduardo Galeano (Diez errores o mentiras frecuentes sobre literatura y cultura en América Latina), nos da a conocer la realidad sobre las falsas concepciones acerca de la literatura y cultura en América latina, haciendo cuestionamiento y críticas a los mismos. De manera general puedo decir con toda seguridad que Galeano demuestra una vez más que la clase “dominante” intenta tener el control, mostrando su poder sobre todo en acaparar la literatura, marcar límites y excluir todo lo que en su dominio no pueda ser considerado literatura y cultura (dentro de la definición elitista); al mismo tiempo que considera a los que no son parte de la elite incapaces de producir literatura o que lo hacen pero de menor grado y que en si no son considerados como tales. A estos los adjetivan de manera denigrante.

A continuación se presentan estos diez errores o mentiras propiamente dichas.

1.- Hacer literatura consiste en escribir libros.

El primer error consiste en que, lo que no cuenta con las características para ser considerado libro no es literatura. Esta percepción obviamente está en el pensar elitista; porque son ellos quienes marcar los parámetros para que sea considerado literatura o no. Se separa tajantemente entre las obras magnificas y las “obritas” que se producen de abajo. Sin embargo Galeano define de manera clara que literatura es todo lo que se escribe en una determinada cultura, independientemente de la calidad que tenga o de la opulencia de palabras que se utilicen al momento de plasmarlas. Pero en el esquema de los trituradores del alma (“los escritores de prestigio”) no tiene cabida estos escritos. Con esta perspectiva excluyente todo lo que sea escrito sin contar con las “normas literarias” no es considerado literatura. Una canción, un poema o un guion son también literatura dice Galeano, no precisamente tiene que ser un libro gordo de 1000 páginas para que un escrito sea considerado literatura o que sea redactado por un eminente escritor graduado con honores en una de las mejores universidades del mundo. El problema es que hay un monopolio con un poder o dominio que controla toda esta industria literaria; y que muchos escritores están obligados a utilizar todos los medios de expresión posibles.

2.-Por cultura se entiende la producción y el consumo de libros y obras de arte.

Esta segunda mentira nos remite a las primeras definiciones de cultura, la cual consiste en mientras más leas y más conozcas de arte; mas culto te conviertes. Pero esto definitivamente es una gran falsedad. Galeano dice que en esta farsa no se contempla que la ciencia es parte de la cultura; que la cultura se define solo en términos de elaboración, los cual consiste en la producción de cosas de lujo, dejando a un lado la llamada “cultura de masas” lo cual también es un mecanismo de la transmisión de cultural y por ultimo suprime las manifestaciones de la cultura popular.

En la primera crítica Galeano dice que también la ciencia ha contribuido como trabajo cultural y es la misma razón por la cual que dentro de América Latina ha habido dictaduras

que han arrasado no solo a los escritores que se rebelan contra el sistema sino que también han ido en contra de proyectos científicos que desmonopolizan la industria tecnológica extranjera con el único fin de que los locales sigan consumiendo de los países desarrollados y que estos sigan controlando el mercado. Si bien en los escritores la dictadura ha influido en lo que uno puede decir o escribir, en los científicos ha influido en lo que pueden pensar y hacer. En segundo lugar Galeano critica la exclusividad productora lujosa de la “alta cultura”, y que en realidad existe la cultura de masas influenciando a los individuos latinoamericanos y que estos mismos son rearticulados por los grandes centros de poder. Lo cual estos se encargar de mostrar cosas que beneficien al sistema dominante o que se distribuya y se contagia su propia filosofía. Y es que esta influencia está cambiando drásticamente el pensamiento de los individuos. Incluso esto está haciendo que las personas sean pasivos recibiendo de la información ficticia que se transmiten impidiendo una propia creación de su realidad. Y es como entonces los medios masivos de comunicación mandan mensajes ya hechos, pero que también las que quiere o les conviene que se sepa por la audiencia. Y por último punto se puede ver que no solo quieren acallar la voz de las personas que estaban en contra del sistema y que forman parte de la elite que cuentan con una opinión especializada; sino que también quieren suprimir la voz del hombre común (opinión no especializada) que a través de manifestaciones culturales se quieren hacer escuchar (por ejemplo los carnavales).

Con esto Galeano dice con toda autoridad no solo existe la cultura como algo de prestigio, o donde solo hay espacios muy propios del arte; sino que existe otra cara de la moneda, que si bien, se puede ver un trato igualitario a los que atentan contra el sistema.

3.-La cultura popular reside en las tradiciones típicas.

Esta gran mentira intenta exaltar el pasado pero no reconoce el presente. Y es que lo típico se considera como algo popular. Pero cuando se transgrede los límites establecidos por la cultura dominante hay un desprecio de parte de este. Todo está bien mientras no invada el terreno de lo “culto”. Pero no hay que ir con la finta que el folclore es cultura popular, porque no lo es, el pueblo no intenta traer el pasado como algo festivo o pintoresco, más bien crea y recrea su propia identidad manteniendo una cultura popular, lo cual significa que sigue. No hay que olvidar muchas elementos de la cultura nacional en Latinoamérica provinieron de la cultura popular evolucionando hasta insertarse en el medio de identidad nacional, consideradas actualmente como tradiciones típicas. Galeano desmiente esto, diciendo que la cultura popular es un sistema complejo de símbolos de identidad que el pueblo preserva y crea, y que al negarse su capacidad creadora, se le envía al museo, como una hazaña del pasado.

4.-El escritor cumple una misión civilizadora.

Es gran farsa cree que los pueblos necesitan ser civilizados como si carecieran de una civilización; sin embargo esta filosofía es eurocentrista; en donde se intenta plasmar pregonando la inferioridad de los individuos diferentes a ellos; los cuales necesitan ser

guiados a una senda dirigidos a ser más “cultos”, mas “desarrollados”. Esto se logra por medio de los escritores

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.7 Kb)   pdf (101.2 Kb)   docx (14.5 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com