ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Mexicano Psicología De Sus Motivaciones


Enviado por   •  7 de Mayo de 2014  •  1.476 Palabras (6 Páginas)  •  227 Visitas

Página 1 de 6

El mexicano, Psicología De Sus Motivaciones

Santiago Ramírez describe muy acertadamente en su libro las motivaciones que el mexicano ha adquirido a lo largo de la historia, para formar su identidad y su cultura. De manera muy explícita cuenta como el mexicano tiene un vacío que viene cargando desde la conquista española, en la cual le fue despojado de su tierra, costumbres y hasta de su propia religión para adoptar una nueva. Hubo un intercambio cultural, donde se fueron quedando huecos que no se pudieron llenar, hay un abandono hacia la cultura natal, y un sentimiento de ambivalencia hacia el conquistador, el cual trajo novedad pero también le despojo de su identidad.

Ramírez hace mención de las interacciones familiares en esta época en la que se podía decir que la familia base estaba integrada por la madre, el padre y los hijos donde se notaba que la mujer solo era vista como un objeto sexual que los españoles tenían a su disposición en cuestión a las mujeres indias, estas parejas tenían hijos mestizos, hijos no deseados en muchos casos, lo que a consecuencia el hijo mestizo observaba la conducta del padre que solo iba en raras ocasiones causándole al niño una visión acerca del rol que debía tener en una familia tanto de desinterés en la mujer y de su poder que tiene sobre la familia.

La madre siempre estuvo cerca de su hijo criándolo sin importar la manera en que fue concebido y también sin importar la manera en que es y fue tratada por su pareja española creando una imagen de amor de parte del hijo hacia la madre considerándose así en que la madre es un “objeto” (como le llama el autor) muy apreciado del mexicano y crea a la imagen paterna como un objeto de odio.

En este sentido el autor hace la analogía del padre autoritario que castiga, y por el otro lado, el sentimiento de abandono por parte de la madre, así explica por qué el mexicano es muy devoto a la virgen de Guadalupe, todo lo bueno de la cultura tiene que ver con la madre y también todo lo malo.

Entonces se hace uso de varios mecanismos de defensa: la negación (niega su pasado para protegerse de recordar); la compensación (mantiene una imagen de violencia heredada del padre para ocultar su flaqueza); la proyección (ve en los demás los defectos que no quiere ver sí mismo); la identificación (no encuentra identidad original e imita).

Explica también que a partir de la relación que se da con el conquistador, el mestizo repite este patrón de comportamiento con los hijos y los hijos a su vez con sus hijos. Este comportamiento de ambivalencia hacia la mujer y agresividad hacia el hombre, tiene que ver con el sentimiento de haber sufrido el rechazo del conquistador como su padre, y de haber vivido las injusticias en contra de su madre indígena, este odio y rencor se fue arraigando inconscientemente en la cultura.

En la actualidad del autor cabe aclarar, las cosas no han cambiado mucho, el mexicano lleva una cercanía muy cálida y placentera con la madre durante los primeros años de vida, pero esto cambia cuando llega otro hermano y sustituye ese lugar, de aquí el sentimiento de abandono. Parte la necesidad de cubrir ese descobijo formando pandillas y desarrollando un sentimiento machista, ya que la figura del padre tampoco existe, fue criado de la misma forma y el solo acercamiento hacia un hijo es impensable, sería una conducta de maricones.

El mexicano, entonces, repara con agresión y repite su más temible máscara para no ser víctima, otra vez. Niega, con su valemadrismo, las partes oscuras de su pasado y así, introyecta sufrimiento a su inconsciente colectivo.

En el lenguaje se expresa el sentimiento ambivalente hacia la madre en donde en un me vale madre niega su realidad, en cambio en un me dieron en la madre la acepta. De aquí que también los insultos de una persona hacia la otra sean refiriéndose a la figura materna, aunque si el caso es hacia la figura paterna como por ejemplo yo soy tu padre, esto despierta un sentimiento de frustración y de odio hacia la persona que lo dijo, pudiendo ser motivo suficiente para cometer un homicidio.

En otras situaciones en donde se nota un cambio de conducta en el mexicano es la llegada de un hermano, la cual en niño primogénito es remplazado

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.4 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com