ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Cohesión Grupal En Un Equipo Deportivo


Enviado por   •  15 de Julio de 2011  •  1.868 Palabras (8 Páginas)  •  1.177 Visitas

Página 1 de 8

Problema

¿Cuán determinante es la cohesión grupal en términos de aumento o disminución del rendimiento en un equipo deportivo?

Planteamiento del problema

En la actualidad pocos dudan de la importancia de la unión de los jugadores de un equipo como una de las claves fundamentales para que éste alcance su máximo rendimiento.

Se ha pasado de valorar únicamente la técnica individual como cualidad fundamental para el éxito de un jugador, a destacar la trascendencia del trabajo en equipo y del compromiso con el grupo.

Una de las incumbencias del psicólogo toca de cerca este tema. La Psicología aplicada al Deporte “es el estudio científico de las personas y su conducta en el contexto del deporte y la actividad física”. (R. Weimberg y D. Gould: Fundamentos de Psicología del Deporte y el ejercicio Físico)

Dentro de esta valoración del equipo frente a las individualidades cobra especial importancia el concepto de cohesión grupal. Esta importancia está respaldada por diversos estudios que demuestran la relación existente entra la cohesiones existentes entre los miembros de un equipo y su rendimiento (Carron, Bray y Eys, 2002; Nurfarah, y Fauzee, 2003).

La cohesión del grupo deportivo se define como “un proceso dinámico reflejado en la tendencia de un grupo a no separarse y permanecer unido en la búsqueda de sus metas y objetivos” (Carron, 1982).

Los miembros del equipo-grupo se encuentran atravesados por dos dimensiones que actúan sobre ellos: una cohesión de tarea que refleja el grado en que los miembros del grupo trabajan juntos para alcanzar objetivos comunes; y la cohesión social que refleja el grado en que los miembros de un equipo empatizan unos con otros y disfrutan del compañerismo del grupo.

El tema de la cohesión grupal en relación al rendimiento del equipo deportivo nos introduce en variadas opiniones, desde aquellos que aseguran una relación positiva entre estos factores y otros que niegan la mutua influencia de los mismos. Algunos equipos ganan a pesar de su falta de armonía y otros, en cambio, a pesar de disfrutar de un buen clima de equipo, son incapaces de lograr una victoria.

Han sido numerosos los trabajos que han profundizado en este tema (Anshel, 2003; Carron y Dennis, 2001; Cox, 2002; Gill, 2002; Mullen y Cooper, 1994).

A saber: a) en las tareas interactivas —aquellas que para su ejecución requieren de la concurrencia, coordinación y cooperación entre los miembros del equipo— se observa una relación marcadamente positiva entre la cohesión y el rendimiento, mientras que en las tareas de acción sucesiva o paralela —aquellas que, por ser ejecutadas de forma individual, apenas si necesitan interacción de equipo o coordinación para lograr sus objetivos— no se observan apenas relaciones; b) existe una mayor relación entre la cohesión de tarea (grado en el que los miembros de un grupo colaboran entre ellos para alcanzar una meta común) y el rendimiento, que entre la cohesión social (compañerismo dentro del equipo) y el resultado obtenido; y c) el éxito deportivo aumenta la cohesión e incrementa el rendimiento.

Según una investigación realizada por Leo, F. M., Sánchez, P. A., Sánchez, D., Amado, D., García Calvo, T. (2009) se ha observado que:

…el rendimiento se relaciona positiva y significativamente con la cohesión tarea y social… Resultados similares fueron expresados por Carron y col. (2002) en su estudio, donde afirmaban que existe una relación positiva y moderada entre la cohesión de grupo y el rendimiento deportivo, principalmente cuando la cohesión se refiere a aspectos tarea (Beal et al., 2003; Mullen y Copper, 1994).

Si bien es esperable que en la dinámica grupal intervengan muchos otros factores que funcionarán o no como determinantes en relación al rendimiento del equipo deportivo; en el presente estudio se apunta específicamente a los tipos de relaciones entre la cohesión grupal y el rendimiento.

Al preguntarnos por la índole de estas relaciones apuntamos a ayudar a entrenadores y cuerpo técnico de los equipos deportivos a explotar al máximo el potencial del que disponen, y no perder de vista las variables psicológicas que favorecen el rendimiento, además de la preparación física para ganar una competencia.

También remarcar la importancia de la inclusión del psicólogo en el ámbito deportivo y la preparación psicológica de los deportistas. Sobre esto, Valdés (1996, 91) escribe: “La preparación psicológica es el intento de dirigir los procesos psicológicos en función del rendimiento deportivo, pero se realiza además utilizando éstos como medios de intervención”.

Se desprende de esta definición que la preparación psicológica es intervención sistemática e intencional encaminada a mejorar el rendimiento de los deportistas. Esta acción ejercida sobre los procesos psicológicos (cognitivos, afectivos y motivacionales) del deportista permite obtener resultados más positivos.

A partir de todo lo dicho hasta ahora es pertinente reformular el problema a investigar para no perder de vista nuestro camino a seguir: ¿Qué tipo de correlación existe entre la cohesión grupal en un equipo deportivo y su rendimiento?

Lineamientos del marco teórico. Estado del arte. Hipótesis.

El cuerpo de investigaciones más sólido relacionado con la cohesión en el ámbito deportivo ha estado dominado por los trabajos surgidos a partir del Modelo conceptual de cohesión de Carron (1982), un modelo que diferencia cuatro tipos de factores que actúan como antecedentes de la cohesión en el deporte: los personales, los ambientales, los de liderazgo y los de estructura de funcionamiento de equipo.

En la relación de la cohesión y el rendimiento, los primeros resultados fueron poco concluyentes puesto que confirmaban tanto relaciones negativas (Martens y Peterson, 1971; Landers y Lüschen, 1974) como positivas (Carron y Ball, 1977; Williams y Hacker, 1982). Para tratar de aclarar esta cuestión se han desarrollado diversos trabajos, destacando los meta-análisis de Mullen y Copper (1994), de Beal, Cohen, Burke y McLendon (2003) y de Carron et al. (2002) en los que se llega a la conclusión de que la relación entre cohesión y rendimiento es positiva, aunque poco significativa, centrándose principalmente en el constructo tarea de la cohesión.

Por lo tanto, según estas últimas investigaciones existe, en líneas generales, una relación positiva entre la cohesión de equipo y el éxito deportivo en los deportes que requieren cooperación (Widmeyer et al. 1992), aunque como señala Brawley (1990) la investigación

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.7 Kb)   pdf (93.7 Kb)   docx (13.9 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com