ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Camino De Las Lagrimas


Enviado por   •  7 de Marzo de 2012  •  1.324 Palabras (6 Páginas)  •  2.304 Visitas

Página 1 de 6

Introducción.

Hay miles de maneras que nos llevan por el rumbo correcto. Caminos que transitaremos uno por uno. Sin embargo, hay caminos que forman parte de todas las rutas trazadas, que no se pueden esquivar, que habrá que recorrer si uno pretende seguir, estos caminos inevitables son:

a) El camino de la aceptación definitiva, llamado “El camino de la autodependencia”.

b) El camino del descubrimiento del otro, del amor y del sexo, llamado “El camino del encuentro”.

c) Camino de las perdidas y duelo, llamado “El camino de las lágrimas”.

d) Finalmente el camino de la completud y búsqueda del sentido, llamado “El camino de la felicidad”.

En este caso hablaremos sobre el tercer camino, el camino de las lágrimas, el cual comienza conectándonos con lo doloroso, pensando que es insoportable ya que hemos sido educados para aprender ello, por lo que pensamos que nadie puede superar la pérdida de un ser querido, que podríamos morir si la persona amada nos deja y así, vivimos condicionando nuestra vida con estos pensamientos que, como la mayoría de las creencias aprendidas, son una compañía peligrosa y en el caso de una perdida, pueden extraviarnos de la ruta hacia nuestra liberación definitiva de lo que ya no está.

Cada vez que construyamos la certeza de un hecho irremediablemente siniestro va a pasar, no sabiendo cómo, nos ocupamos de producir, de buscar, de disparar que algo de lo terrible previsto nos pase realmente.

Cuando creemos y confiamos en que se puede seguir adelante, nuestras posibilidades de avanzar se multiplican, aunque con nuestra educación hayamos aprendido que no estamos listos para el dolor y la perdida

Podemos hacer una gran lista de la personas sin las cuales no podríamos vivir, sin embargo, debemos estar conscientes de que algún día podrían ellas decidir irse y ya no formar parte de nuestras vidas, sin necesariamente morir, o bien también podrían hacerlo y debemos prepararnos para distintos tipos de pérdidas y superarlas ya que debo de recuperarme pues podríamos soportar cualquier perdida, excepto perdernos a nosotros mismos.

Siempre hay un dolor en una perdida, al dejar algo que era y ahora ya no es, y este cambio conlleva un proceso, una adaptación a lo nuevo, aunque sea para mejor. Este proceso se conoce como “Elaboración de duelo”.

Desarrollo.

Los duelos… duelen y no podemos evitar que duelan y pensar que voy hacia algo mejor es un excelente premio-consuelo, sin embargo, compensa no evita, aplaca pero no cancela, anima a seguir pero no anula la pena.

Hay que aprender a recorrer este camino, que es el camino de las perdidas, hay que aprender a sanar estas heridas que se producen cuando algo cambia, cuando un ser amado parte, cuando la situación se acaba, cuando ya no tengo aquello que tenía, o cuando me doy cuenta que nunca tendré lo que esperaba tener algún día.

El camino de las lágrimas, enseña a aceptar el vínculo vital que existe entre las perdidas y las adquisiciones, que debemos renunciar a lo que ya no está y que eso es madurar, solo a través de ellas nos convertimos en seres humanos bien desarrollados.

La elaboración de duelo lo podemos dividir en dos conceptos que serían:

Elaboración que deriva de labor, de tarea y duelo que procede de “dolor”.

Freud dice que la elaboración del duelo es un trabajo, un trabajo de aceptar la nueva realidad.

También el proceso de aceptación se divide en dos conceptos, quiere decir tiempo y cambio, y dejar de pelearme con la realidad que no es como yo quiero.

El ciclo de la experiencia es el siguiente: retirada-percepción-emoción-movilización de energía-acción-contacto-despedida, que se lleva a cabo cada instante de nuestra vida y consiste en lo siguiente:

Percibo la situación del afuera, me conecto con una determinada emoción, movilizo una energía, que se va a tener que transformar en una acción, para que establezca contacto con esa situación concreta, hasta que esa situación se agote y vuelva al reposo.

Toda perdida genera un proceso de duelo, si es grande la perdida probablemente será un periodo más difícil, pero eso no significa que no pasaremos por un duelo en las perdidas consideradas más pequeñas.

Uno de los aprendizajes de los adultos debe ser estar conscientes que durante las diversas etapas de nuestra vida estaremos enfrentando perdidas, tarde o temprano pero inevitablemente las tendremos, y si yo muriera antes debo aceptar que

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.3 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com