ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Caso Dora


Enviado por   •  17 de Noviembre de 2012  •  1.593 Palabras (7 Páginas)  •  920 Visitas

Página 1 de 7

Al estudiar el caso Dora se distingue cómo fue el camino que llevó a Freud a desarrollar su tesis sobre la causa de la histeria. Se encuentran una serie de casos agrupados con la intención de demostrar un nexo causal entre ciertos afectos de índole sexual, y la formación de síntomas histéricos. Se pretenderá resumir, de manera breve, los acontecimientos para identificar así la problemática y trabajar con el caso.

Se enfocará el análisis al texto; “Análisis fragmentario de una histeria” a modo de construcción del caso y de sus resultados. Integrando de manera paulatina el texto “La interpretación de los sueños, de Sigmund Freud”

“Si es cierto que la causación de las enfermedades histéricas reside en las intimidades de la vida psicosexual de los enfermos y que los síntomas histéricos son la expresión de sus más secretos deseos reprimidos, la aclaración de un caso de histeria no podrá menos de descubrir tales intimidades y revelar tales secretos.” (Freud, S. 1901-1905. Pág.: 4)

Se da inicio al texto a partir de la escena familiar, es decir, su constitución y momentos más relevantes que otros y luego se darán a conocer los respectivos sueños y sus análisis. La figura dominante era el padre, un hombre inteligente y activo, al cual Dora quería mucho. La relación con su madre no era del todo buena y la criticaba duramente, ella poseía el “síndrome del ama de casa”. En cuanto a la relación con el hermano, existe cierta distancia, él se mantenía ajeno a los problemas familiares y gozaba de una mayor relación con la madre. Dora presentaba depresión de ánimo, alteraciones de carácter y alegaba de fatigas. Uno de los sucesos importantes es que el padre de Dora comienza una relación amistosa con los señores K, y en mayor frecuencia con la señora K por cuidados de enfermedad (tuberculosis) del padre de Dora, es así como se inicia un trato amoroso entre estos personajes. El padre lleva a su hija, la cual presentaba clara sintomatología histérica (disnea, tos, jaqueca, tedio vital o desanimo), a realizar un tratamiento psicoterapéutico. Se inicia una regla fundamental en el tratamiento que es la asociación libre, donde se logra tener un acceso al inconsciente de Dora. El analista, en este caso Freud, toma el lugar que para el paciente (Dora), serán los personajes significativos. Entonces lo que pone en ejercicio en la transferencia es la repetición. En este caso se ve ejemplificado con que Dora repetía el actuar de su padre y a la vez lo criticaba, es decir, que los reproches que ella hacía a su padre se superponen, a los reproches que Dora se hace a sí misma. Estos patrones se demuestran en la institutriz que trabajaba y cuidaba de ella, era preocupada sólo cuando estaba el padre de Dora presente, y cuando no los ignoraba. Tiempo después descubrió que el verdadero interés era su padre e hizo que la despidieran. A través de ella se comprende la actitud que tenia Dora con los hijos del señor k, los cuidaba con gran interés, quizás para demostrar de alguna manera su afecto, es decir, que la repetición que hace Dora entre la institutriz y ella misma cuidando a los pequeños, ya que ambas tendrían un factor común, el interés sexual por el padre.

Se debe evidenciar que lo que caracteriza su histeria es la relación entre el displacer y lo sexual ya que se da claramente la inversión de los afectos. Se sostiene en “más allá del principio del placer” que toda persona en una ocasión favorable a la excitación sexual desarrolla sensaciones de repugnancia, es un cuadro de histeria, aunque no desarrolle síntomas somáticos. La aventura con K, sus proposiciones amorosas y la acusación de Dora (suceso bajo la escalera), habrían constituido el trauma psíquico, que sería indispensable para que se genere una enfermedad histérica.

Freud decide ir más allá de esta teoría, ya que el trauma descubierto no explica la peculiaridad de los síntomas. Se puede haber producido una imposibilidad de excitación y sólo puede sentir displacer a partir de cualquier escena de excitación sexual. ¿Será que Freud a estas alturas del tratamiento ha fijado mucho su atención en los procesos inconscientes, que se manifiesta de manera somática, que no logrará la transferencia para poder finalizar su tratamiento?, si bien se dice que es imposible desentenderse de ella. Sin intenciones de criticar al autor.

Es relevante mencionar que luego de todos los acontecimientos nombrados, se da a conocer en el texto la aparición de dos sueños, “… las soluciones del caso se agruparon en torno de dos sueños relatados por la paciente a la mitad y al final…” (Freud S., 1901-1905)

Puede que exista una diferencia que se instale entre la interpretación de los sueños y la transferencia; en la primera, el paciente da a conocer la disolución de los pensamientos inconscientes a partir de ocurrencias y el

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.5 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com