ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Mentalidad Ganadora


Enviado por   •  12 de Octubre de 2015  •  Apuntes  •  1.627 Palabras (7 Páginas)  •  524 Visitas

Página 1 de 7

MENTALIDAD GANADORA

1 Corintios 9:24

“¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.”

INTRODUCCION:

Hay un pensamiento que se ha hecho muy popular en nuestro país, sobre todo en el mundo del deporte, este pensamiento es:

“Lo importante no es ganar, lo importante es competir”

Con este pensamiento nos pasamos compitiendo en todo y nunca ganamos nada, lo único que ganamos es experiencia, experiencia en perder, por eso somos expertos en perder. Esta es una mentalidad nacional. Una vez después de la derrota del equipo peruano en un partido por la clasificación al mundial, las paredes de la ciudad aparecieron con unos afiches que decían: “Los peruanos somos perdedores”. Lamentablemente esto es cierto, hemos heredado una mentalidad de perdedores, perdimos casi todas nuestras guerras, perdemos en los deportes, perdemos en la política. Pero Dios quiere cambiar esa historia y quiere que tengamos  Mentalidad Ganadora.

Pablo esta comparando la vida cristiana a una carrera y en esta carrera de la vida, lo importante no es competir. Lo importante es ganar, aprendamos de los grandes héroes de la fe, descrito en la Biblia. Pensemos en David enfrentando a Goliat, imaginemos a David diciendo: “Lo importante no es ganar, lo importante es competir, voy a enfrentar a este gigante para ganar experiencia” ¡NO! David tenia otra mentalidad, él decía: “Voy a enfrentar a este gigante y le voy a ganar si o si”.

  1. ¿PORQUE DEBEMOS TENER MENTALIDAD GANADORA?
  1. Porque seguimos a un líder ganador. Nosotros tenemos un Cristo ganador, no tenemos un Dios perdedor, tenemos un Dios vencedor, un Dios para el cual no hay nada imposible. (Lc. 1:37; Mc. 10:27)
  2. Cristo tenia mentalidad ganadora, el no vino para experimentar, el vino con una meta, salvar a la humanidad y allí no había la posibilidad de perder y cuando Cristo dijo: “Todo esta consumado” (Jn. 19:28-30) Él estaba dando un grito de victoria: “Lo hice, lo logre, gane”. Ahora la Biblia dice que nosotros tenemos la mente de Cristo, por lo tanto tenemos mentalidad ganadora. (1Co. 2:16b)
  3. Muchos no nos hemos dado cuenta que desde que entregamos nuestras vidas a Cristo, ya somos ganadores. Cuando decidimos rendirnos a Cristo vencimos a nuestros peores y más poderosos enemigos: El diablo y la muerte. (Ap. 12:10-11)
  4. Meditemos en los textos de 1 Jn. 2:13-14; 4:4; 5:4 donde una y otra vez se nos recuerda que somos vencedores.
  5. Nosotros ya somos ganadores, por lo tanto debemos vivir para ganar en todas las áreas de nuestra vida, debemos correr para ganar el premio, debemos competir por el primer lugar… “…somos mas que vencedores por medio de aquel que nos amó…” (Ro. 8:37) “al vencedor le concederé que se siente conmigo en mi trono…” (Ap. 3:21)
  1. CARACTERISTICAS DE UN GANADOR
  1. Un ganador vive para ganar. No hace las cosas por hacer, las hace para ser el mejor, tiene una obsesión santa por el primer lugar. Por eso se compromete en lo que hace, no hace las cosas para cumplir, sino en lo que se mete le pone todo su empeño y da lo mejor de si.
  2. Un ganador siempre se mejora a si mismo. Un ganador no compite con otros, compite consigo mismo, siempre esta mejorando, siempre esta corrigiendo sus áreas débiles y dejando que otros lo corrijan, cuando le hacen ver sus errores no se molesta, sino que evalúa para corregir y ser mejor cada día. Siempre esta aprendiendo porque quiere ser el mejor, no se estanca en su crecimiento. Ejemplo: Entrenador de futbol, corrige al que esta mal…y en todo deporte, etc.
  3. Un ganador aprende de sus fracasos. Los fracasos serán inevitables, los grandes hombres de la historia tuvieron fracasos. La clave esta en aprender de nuestros fracasos. No ganamos nada lamentándonos y llorando por nuestros fracasos, lo hecho, hecho esta, sigamos para adelante y aprendamos en que fallamos para no fallar de nuevo. “Hay  un dicho: La leche derramada sobre el piso ya no se puede recoger”. Tampoco debemos echar la culpa a otros, admitamos cuando nos equivocamos, reconozcamos cuando la culpa es nuestra.
  4. El ganador es hombre o mujer de acción. Muchos grandes sueños murieron porque quedaron solo en eso: sueños. El sueño nunca será realidad hasta que actuemos y hagamos nuestra parte para que el sueño se concrete. Mucha gente vive toda una vida soñando con hacer algo, pero nunca dan el primer paso, nunca lo intentan. Hay un refrán que dice: “No hay peor gestión que la que no se hace”. Debemos dar el primer paso, vencer nuestros temores e intentarlo. Muchas veces no lo intentamos por temor a los desafíos, debemos vencer esos temores y enfrentar los retos en el nombre del Señor. Si David se hubiera quedado soñando: “Ah si yo me enfrentara a ese gigante y lo venciera, que lindo seria, me casaría con la hija del rey, seria una persona importante…” (1Sam, 17:32, 44-47) David tuvo que actuar, tuvo que dar el primer paso y salir al frente y enfrentar al gigante en el nombre del Señor, tienes que hacer lo mismo, dar el primer paso, actuar, las cosas no suceden solas, hay que hacerlas suceder.
  5. Un ganador se rebela contra la rutina. Hay gente  que se conforma con la rutina, día tras día, mes tras mes, año tras año, siempre lo mismo. Van  por la vida dando vueltas y vueltas,  y por eso no avanzan. Debemos  revelarnos contra la rutina, no temer a los cambios, el propósito es avanzar y para avanzar muchas veces  tenemos que hacer cambios radicales, precisamente por  temor a los cambios es que nos conformamos con la rutina.  Pensemos en Abraham, él  ya era un anciano, tenia una vida hecha, día a día lo mismo,  mes a mes, año tras año,  siempre  lo mismo. Un día se le aparece Dios  y le dice: “Abraham te propongo   romper con esa rutina,  te propongo  un cambio radical en tu estilo de vida, te propongo  empezar  una vida de aventura, te propongo llevarte  a sitios  que ni siquiera imaginaste que existían, no será fácil, pero yo estaré contigo”.  La decisión de Abraham  de romper con la rutina y aceptar los cambios, le dieron un giro a la historia  de la humanidad.
  6. Un ganador  nunca se rinde. Alguien ha dicho: “Los que ganan no se rinden, los que se rinden no ganan”.  Mucha  gente no ganan porque en los momentos difíciles se rinden,  abandonan la carrera no insisten no perseveran.  No te rindas  nunca,  sigue corriendo, sigue insistiendo, no desmayes, porque la victoria esta cerca. NO TE RINDAS.

Conclusión:

No estamos  en este mundo para perder,  estamos para  ganar,  para eso nacimos,  y estoy  hablando  de todas las áreas  de nuestra vida, Dios quiere  una iglesia  con mentalidad ganadora.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.3 Kb)   pdf (155.4 Kb)   docx (15.4 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com