ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ELOGIO DE LOS JUECES HECHO POR UN ABOGADO. Comentarios A La Lectura


Enviado por   •  28 de Octubre de 2012  •  1.271 Palabras (6 Páginas)  •  1.928 Visitas

Página 1 de 6

ELOGIO DE LOS JUECES HECHO POR UN ABOGADO

PIERO CALAMANDREI

Para entender mejor el libro debe considerarse que la primera edición de 1935 contenía los siguientes doce capítulos:

I. De la fe en los jueces primer requisito del abogado.

II. De la urbanidad (o bien de la discreción) de los jueces.

III. De ciertas semejanzas y diferencias entre jueces y abogados.

IV. De la llamada oratoria forense.

V. De cierta inmovilidad de los jueces en audiencia pública.

VI. De ciertas relaciones entre los abogados y la verdad, o bien de la justa parcialidad del defensor.

VII. De ciertas aberraciones de los clientes, que los jueces deben recordar en disculpa de los abogados.

VIII. De la predilección de abogados y jueces por las cuestiones de derecho o por las de hecho.

IX. Del sentimiento y de la lógica en las sentencias.

X. Del amor de los abogados por los jueces y viceversa.

XI. De algunas tristezas y heroísmos de la vida de los jueces.

XII. De cierta coincidencia entre los destinos de los jueces y de los abogados.

Para la segunda edición de 1955 se añadieron los siete capítulos denominados:

• Consideraciones sobre la denominada litigiosidad.

• De las relaciones entre la justicia y la política.

• Del sentido de responsabilidad y del amor de la vida tranquila.

• De la independencia o del conformismo.

• De ciertas servidumbres físicas, comunes a todos los mortales.

• De la arquitectura y del moblaje forense.

• De ciertas tristezas y de ciertos heroísmos de la vida de los abogados.

Con los que se conformaron los 19 capítulos de la obra como actualmente se conoce.

Lo anterior nos lleva a apreciar la lectura en dos momentos históricamente diferentes, pues en 1935 en Italia predominaba el fascismo encabezado por “el Duce” Benito Mussolini, con su política expansionista y una política interna extremista y partidista que dominó a la sociedad italiana de la pre guerra y la segunda guerra mundial y los capítulos añadidos en 1955, corresponden a una etapa de pos guerra que vivían los italianos con una economía de complicada reconstrucción y reacomodos sociales enfocados a una democracia y con una herencia de corrupción difícil de combatir.

Esta circunstancia lleva al lector a percibir la lectura de dos libros diferentes entremezclados en uno sólo, por lo que pareciera ir de una época a otra y de un criterio a otro en el transcurso del libro, o también puede dar la impresión de estar leyendo a dos autores diferentes, pues en algunos capítulos es sutil y amable y en otros se convierte en crítico agudo e irónico, claro está sin perder esa caballerosidad que distingue a la obra.

El libro en sí podría ubicarse parcialmente en las categorías de deontología, sociología y novela. Esto por supuesto no demerita el libro que definitivamente es lectura obligada para todo abogado litigante o juzgador, pues contiene reflexiones que no pierden actualidad a pesar de haber sido escrito hace 76 y 56 años respectivamente.

El gran aporte también debe centrarse en el acervo de frases cortas llenas de gran mensaje y que se refieren a las relaciones abogado – cliente, abogado – juez, justiciable – juez y viceversa de todas ellas, en sus protocolos, peculiaridades y deseada sencillez dentro de un protocolo, lo que no siempre se logra.

Algunas de las frases que más me agradaron son:

“Se cree que basta leer y coordinar las reglas escritas en el Código de Procedimiento Civil o en el de Procedimiento Penal, para tener una idea fiel del funcionamiento práctico de la justicia” (página 36).

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.8 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com