ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Simmel y la escuela de chicago


Enviado por   •  24 de Mayo de 2011  •  7.427 Palabras (30 Páginas)  •  1.934 Visitas

Página 1 de 30

Simmel y la Escuela de Chicago en torno a los espacios públicos en la ciudad

________________________________________

________________________________________

Resumen

A través de este artículo se realiza una aproximación a la concepción de Georg Simmel sobre las formas de interacción propias de la modernidad en las metrópolis así como a la caracterización biótico-cultural de la ciudad propuesta por la Escuela de Chicago. El recorrido anterior tiene por objetivo servir de marco para la reflexión en torno a la noción de espacio público en la ciudad.

This article gives an approach to Georg Simmel's conception of interaction forms on modern metropolises as well as to the biotic and cultural characterizations of the city proposed by The School of Chicago. This review pretends to serve as a theoretical context on the notion of urban public space.

________________________________________

La aparición de una nueva configuración colectiva en la que se conjugaban elementos económicos, políticos y sociales llevó desde un inicio a diversos académicos a la búsqueda de una conceptualización acorde con esta realidad: la Ciudad occidental se convirtió entonces en un escenario de investigación idóneo para observar la naturaleza de unas relaciones que parecían marcar el modelo de intercambio que predominaría en las sociedades industrial y post-industrial.

De las primeras ciudades industrializadas a las actuales metrópolis cosmopolitas o multiculturales (Baptista y Pujadas, 2000), el recorrido llevado a cabo para desentrañar la relación entre los factores que constituyen las formas y contenidos de la interacción social urbana se ha visto permeado por múltiples enfoques teóricos y metodológicos, aplicados a tan inagotable misión.

Agrupar por tendencias o ejes de estudio a los teóricos-investigadores de la ciudad da como resultado un cúmulo de aproximaciones tan numerosas como cambiante y compleja ha sido la historia del fenómeno metropolitano. Con fines de escrutinio teórico, a continuación se presenta un acercamiento a algunos de los autores que mayor influencia han tenido en el desarrollo de una antropología de lo urbano [1]; lo que se persigue a través de este trabajo es retomar la línea que va desde la filosofía de Georg Simmel acerca de la moderna realidad metropolitana hasta el abordaje biótico-cultural de los proponentes de la Escuela de Chicago, con el objetivo de perfilar el marco sobre el que se inicia la construcción de la noción de espacio público en la ciudad.

La ciudad como campo de interacciones

Más allá de la ciudad como estructura material, como realidad objetiva y tangible de una organización espacial de la sociedad que no puede ser negada –con sus edificaciones e instituciones varias como acotan Lefèbvre (1969) o Park (1999); aunque en realidad ambos autores redimensionan dichos elementos como producciones humanas- se desarrolla el campo de relaciones sociales que hacen de este lugar la urbs de la que habla Delgado (1999b); hecha de un tipo de interacción humana propia de las condiciones que la enmarcan –la fragmentación, la instantaneidad, las múltiples redes de intercambio por las que transita cada urbanita- de la cual parten los individuos para moldear a conveniencia su supervivencia conjunta.

La calle y la plaza son, en este sentido, objetos de un doble discurso. Uno es resultado de un diseño urbanístico y arquitectónico políticamente determinado, la voluntad del cual es orientar la percepción, ofrecer sentidos prácticos, distribuir valores simbólicos y, al fin y al cabo, influenciar sobre las estructuras relacionales de los usuarios del espacio. Un segundo discurso es el de la sociedad urbana misma, en el sentido de la sociedad de los urbanistas, no de los habitantes de la ciudad, sino de los usuarios –productores- de lo urbano. Son ellos quienes tienen siempre la última palabra acerca de cómo y en qué sentido moverse físicamente en el seno de la rama propuesta por los diseñadores. Es la acción social lo que, como fuerza conformante que es, acaba por impregnar los espacios con sus cualidades y atributos (Delgado, 1999b: 17-18).

En este trabajo, se retoman algunas conceptualizaciones de las relaciones espaciales del tipo antes mencionado. Si deseamos llegar hasta conceptos como espacio público o a una antropología de las relaciones sobre la marcha –referida en dos sentidos: como "construcción instantánea" y como propia de la "movilidad"-, habríamos de comenzar por explorar el contexto en que éstas se desarrollan. Esto es, la ciudad y dentro de ella, los lugares públicos y sus actores; creadores incansables en la labor de ir moldeando lo que probablemente represente de mejor manera, con todas sus fragilidades y contradicciones, el escenarios de las formas de intercambio social a principios del siglo XXI: los espacios públicos.

¿Dónde nace esta idea de las sociedades construidas bajo el movimiento intermitente, de asociaciones y negociaciones microscópicas; fugaces, y en cierta forma espontáneas y sorpresivas?, ¿qué fue lo que vieron los primeros exploradores de la ciudad (Hannerz, 1986)?, ¿qué ideas han ido moldeando esa visualización –acaso fascinación- por el estudio de las sociedades líquidas (Delgado, 1999a y 1999b), moleculares (Simmel, 1986), compuestas por la tupida red de interacciones especializadas, heterogéneas (Park, 1999; Wirth, 1988), cuya realidad se presenta porosa e inestable (Joseph, 1999a), sujeta continuamente a nuevos procesos de hibridación (García Canclini, 1990)... de aquellas formas de intercambio que adquieren vida en los microeventos (Goffman, 1979) gestionados por el urbanita a partir de ciertas pautas de convivencia para sobrevivir en un mundo de desconocidos (Lofland, 1985)?

Georg Simmel (1858-1918): metrópoli y modernidad

El camino para llegar hasta los últimos trabajos de investigación de dichos fenómenos pasa invariablemente por la conceptualización que ya a principios del siglo XX enunciaba Georg Simmel en obras como El individuo y la libertad (1986), Sociología (1997) o Metrópoli y personalidad (cit. en Bettin, 1982).

El interés del intelectual alemán se centró sobre todo en la tarea de

explicar el tipo de intercambio social propio de las ciudades así como de las posibles consecuencias que esto tenía en la formación de la personalidad; una aproximación al fenómeno de lo urbano que fuera más allá de

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (48.3 Kb)   pdf (231 Kb)   docx (31.4 Kb)  
Leer 29 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com