ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Calentamiento global: Consecuencias económicas, políticas y sociales para México


Enviado por   •  6 de Diciembre de 2018  •  Ensayos  •  2.901 Palabras (12 Páginas)  •  14 Visitas

Página 1 de 12

Calentamiento global: Consecuencias económicas, políticas y sociales

para México

En el presente ensayo busco describir la diferencia entre cambio climático y calentamiento global y, analizar algunas de las consecuencias de éste a nivel global haciendo énfasis en el papel y panorama actual de México.        

Para la realización de este trabajo utilicé algunas reflexiones que me dejó la conferencia: CLIMATE CHANGE: The envirommental and social consequences, for México and The world, llevada a cabo el pasado 15 de noviembre en la Sala Nezahualcóyotl; evento inaugural del International Colloquium: The siege upon civilization from wall to wall llevado a cabo en el marco de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, el encuentro editorial y literario más importante de habla hispana; así mismo, consulté trabajos del Instituto de Geografía, de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para darle una base cuantitativa sólida a mi investigación.

Palabras clave: cambio climático, economía política, capitalismo

  1. Antecedentes

 “Pobre México tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos.”, frase sentencial atribuida a Porfirio Díaz que en realidad fue escrita por un personaje regiomontano llamado Nemesio García Naranjo. Digo sentencial ya que Donald Trump, un líder que cree que el cambio climático es un invento de los chinos para desestabilizar la economía estadounidense, afirmó el día de su investidura como presidente de Estados Unidos que acabaría con todas las iniciativas en pro del medioambiente realizadas por Obama y con el Plan de Acción Climática. En marzo firmó el decreto de “Independencia Energética”, en el que revierte el plan de energía limpia de Obama que obliga a los estados a bajar las emisiones de carbono de sus centrales eléctricas, un elemento fundamental para ayudar al país a cumplir sus compromisos en el acuerdo mundial sobre el cambio climático alcanzado en París en diciembre de 2015. El pasado 27 de mayo en Italia, en la cumbre del Grupo de las Siete naciones más ricas (G-7), Trump se negó a respaldar el Acuerdo de París, que apunta a limitar las emisiones globales de dióxido de carbono, argumentando que debía revisarlo. El Acuerdo de París dice que en cuanto al imparable aumento de la temperatura del planeta se debe de tratar de que el límite del aumento de temperatura sea de 2 °C.

El total de carbono emitido en el siglo pasado a partir de la quema de combustibles fósiles fue de 261,233 millones de toneladas, en las que sólo 19 países contribuyeron con 82.8% de las emisiones, y el resto del mundo contribuyó con el 17.2%. México emitió 2,627 millones de toneladas de carbono que corresponden al 1% de las emisiones totales durante el periodo considerado (1900-2000). Estados Unidos aportó el 92.6% de la región de Norteamérica. En Asia, China aporta 92.6% de la región y es el principal productor de carbón y cemento en el mundo. (Arvizu Fernández, 2004)

En los datos revisados observé una tendencia en las regiones y países industrializados, a excepción de Estados Unidos, de reducir las emisiones en la última década. El desarrollo industrial ha ubicado a Estados Unidos como el principal país emisor de CO2.

  1. El cambio climático, ¿qué?

El calentamiento global acelerado es un problema con características únicas, ya que es de naturaleza global, sus impactos mayores serán en el largo plazo e involucra interacciones complejas entre procesos naturales (fenómenos ecológicos y climáticos) y procesos sociales, económicos y políticos a escala mundial. Que el clima cambie es normal, pero nosotros lo estamos calentando.

El Clima es el promedio de las condiciones del tiempo, (temperatura, humedad y precipitación), en periodos del orden de un mes y durante treinta años. Pero el concepto es una convención y hay autores que tienen una acepción diferente: “A diferencia del concepto tradicional de clima, como el promedio de alguna variable, hoy en día se piensa en éste como un estado cambiante de la atmósfera, mediante sus interacciones con el mar y el continente, en diversas escalas de tiempo y espacio (Magaña Rueda, 2004:17).” Eso quiere decir que el clima de la Tierra varía a lo largo de las estaciones, desde hace muchos siglos en respuesta a variables tanto naturales como humanas. Cuando uno de los parámetros que auxilian a los científicos a la medición del clima (temperatura, humedad y precipitación), se sale de su valor medio de muchos años se habla de una anomalía climática climática que puede ser ocasionada por forzamientos internos, propios de la dinámica del clima, o bien, por forzamientos externos; es en estos últimos donde pueden hallarse las alteraciones resultado de las actividades humanas.

La temperatura del planeta aumentó en aproximadamente 0.6°C durante el siglo XX. Desde 1861, la década ha sido la de los años noventa, el año más caluroso fue 1998 (Depledge 2002). Esta tendencia se ha atribuido a la acumulación de CO2 y de otros gases en la atmósfera, derivados de la actividad humana.

Hace más o menos 200 años se iniciaba una revolución sin precedentes en la historia de la humanidad que alteró los modos de vida conocidos hasta ese momento, esto significó un avance hacia el desarrollo del género humano tal como lo conocemos hoy día; primero en Inglaterra, más tarde en otros lugares de Europa y Norte América, una transformación estructural inclinaba la balanza de la actividad productiva agrícola a la industrial. Este proceso, descrito en primera instancia como industrialización, iniciaba los tipos de trabajo y los modos de vida que distinguen al mundo moderno del tradicional, a los países desarrollados de los subdesarrollados.

El objetivo del artículo 2 de la CMNUCC es lograr la estabilización de las concentraciones de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera –entendiéndose por ‘gases de efecto invernadero’ aquellos componentes gaseosos de la atmósfera, tanto naturales como antropogénicos, que absorben y reemiten radiación infrarroja a la Tierra– en un nivel tal que no se generen interferencias antropogénicas peligrosas en el sistema climático.[1]

Con el inicio de la Revolución Industrial, la concentración de los gases de efecto invernadero (GEI) de la atmósfera mostró los siguientes incrementos: bióxido de carbono (CO2), 31%; metano (CH4), 151%, y óxidos de nitrógeno (N2O), 17%. Los científicos consideran que estas adiciones son resultado de la quema de los combustibles fósiles y, en menor proporción, de la contribución de otras actividades humanas (IPCC 2001).[2]

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (18.7 Kb)   pdf (197.7 Kb)   docx (20.9 Kb)  
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com