ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Violencia Simbolica


Enviado por   •  18 de Mayo de 2012  •  2.935 Palabras (12 Páginas)  •  1.095 Visitas

Página 1 de 12

La noción de violencia simbólica en la obra de Pierre Bourdieu: una aproximación crítica

El ensayo de J. Manuel Fernández de la universidad complutense de Madrid hace una aproximación del estudio de Bourdieu acerca de la violencia simbólica, donde toma aspectos desde la violencia de dominación personal y el colonialismo hasta la dominación masculina en sociedades tanto primitivas como modernas, integrando los estudios de las teorías sociológicas clásicas de Marx, Durkheim y Marx Weber sobre la interpretación de lo simbólico y los fundamentos del poder.

Centraré el análisis de este artículo hacia una perspectiva de violencia de género, específicamente a la violencia simbólica en contra del género femenino. Es importante tener en cuenta que en la actualidad los estudios sobre este tema han venido teniendo importante resonancia, cuenta de ello son los numerosos artículos escritos y las diferentes medidas que se han tomado en diferentes estratos de la sociedad, como es el centro de políticas y estudios de genero con el que cuenta la universidad autónoma de Sinaloa, también como la política 40 / 60 en la que están involucrados los partidos políticos con respecto a la participación de la mujer en los asuntos políticos del país, entre otros aspectos.

En un primer punto Bourdieu señala la cuestión de la economía, y el papel que juega con respecto a las relaciones de poder que ello pueda generar. En el estudio que él hace en Argelia llamado “economía de buena fe” la forma predominante de circulación de bienes ocurre mediante el intercambio de dones tanto materiales como simbólicos, entre familiares y vecinos, donde el don y la deuda es la forma más personalizada para ejercer el poder sobre otros. Este acto de dar, es de alguna manera el de poseer, una manera de atar al otro ocultando un lazo en un gesto de generosidad, Bourdieu describe este acto como violencia simbólica. Ahora bien la violencia simbólica es el tipo de violencia que es el más difícil de percibir, es la violencia que existe sin que ningún tercero lo aprecie. Es importante señalar que este tipo de violencia es la menos señalada por su por su naturaleza casi imperceptible. En cuanto a la violencia simbólica en el genero femenino y con respecto a la economía, creo que es la forma más practica y para ejercer violencia aunque la única. Desde los inicios de la creación de la familia como institución social, el hombre ha tomado el papel de ser él el quien de diferentes formas sea quien supla las necesidades de la familia, actividades de caza, de guerras, y representación ante la sociedad son algunos roles donde el hombre ha tenido el derecho, dejando a la mujer los roles del cuidado de los hijos, la recolección y otros. Es importante señalar este punto por que quien realice las actividades que se alejen más de la vivienda es quien de alguna manera tiene más peligros, más trabajo, más responsabilidades, y por lo tanto, más participación en la vida familiar, esto causa que la dirección del hogar caiga en el sexo masculino, dejando en segundo plano a la mujer. Esta misma situación se pudiera apreciar en las civilizaciones modernas donde la mujer todavía en la mayoría de los casos tiene el rol de ser quien se queda en casa al cuidado de la misma y de los hijos dejando la responsabilidad económica al hombre. De ahí la dependencia que tiene la mujer en cuestión económica, situación que pone a la mujer es constante peligro de caer en una violencia simbólica en la cual, en muchas ocasiones ni ella misma nota que su situación es de violencia. Y esto es por que el entorno en el que vivimos, en nuestra cultura todavía creo que existe la idea generalizado por parte tanto por hombre como mujeres que el que tiene que cumplir con las cuestiones económicas del hogar es el hombre y es quien da sustento como un “regalo generoso” teniendo así la oportunidad de poder ejercer el poder de una manera muchas veces sutil. Como lo señala el autor de la siguiente manera.

“El regalo generoso que no puede ser correspondido con un contra don es un medio mas suave y sutil que el préstamo de crear una obligación duradera que vincula al perceptor con el donante en una relación de deuda personal. Dar es también un modo de poseer, una manera de atar al otro ocultando el lazo en un gesto de generosidad.” (J. Manuel, 2005:)

Aunque, en los últimos tiempos el sexo femenino ha venido teniendo una importante actividad en diferentes partes de la sociedad, como es en la educación, donde son cada vez más las mujeres que se enlistan para tener oportunidad a la vida universitaria y no únicamente eso sino que las carreras que están tomando son culturalmente para hombres como arquitectura, ingenierías. Otro aspecto notorio es su participación en la política y el aumento de la participación femenina y el mejor caso de ellos es la candidata a la presidencia la señora Josefina Vázquez Mota. En el mundo laboral son cada vez más las empresas que le dan cabida a la participación de la mujer. Creo que la participación de la mujer en estos ámbitos ha influido para que la mujer pueda alzar la voz y aminorar la opresión del hombre.

Pero esta opresión, esta violencia simbólica a la que la mujer es sometida ¿como emerge, como se ejerce, se reproduce y se mantiene? Sobre esto Bourdieu hace una aproximación donde señala que en campos tan distintos como la educación, hasta lo religioso existe un simbolismo que hace que exista la producción y reproducción de las desigualdades sociales. El mismo énfasis que hace Bourdieu sobre el rol de las formas simbólicas es lo que emplea para separarse del marxismo tradicional el cual, según él subestima la importancia de la dimensión simbólica de las relaciones de poder. Existe un poder económico (del cual hablamos anteriormente) y existe un poder simbólico y es lo que usa Bourdieu para centrar sus investigaciones en el rol que juegan los procesos, productores e instituciones culturales en la producción y reproducción de la desigualdad en las sociedades contemporáneas.

Los sistemas simbólicos realizan simultáneamente tres funciones interrelacionadas pero diferentes es la manera que tiene Bourdieu de pensar el poder simbólico, que se relaciona con la manera de conceptualizar los diferentes sistemas simbólicos, como arte, religión, ciencia y al mismo lenguaje, estos sistemas contribuyen a la reproducción del orden social. Las tres funciones son: conocimiento, comunicación y de diferenciación social. Hace una clasificación bipolar al igual que el estructuralismo francés y en un polo pone al dominado y al otro al dominante, sigue a Durkheim y enfatiza la conexión entre las estructuras sociales y cognitivas y así desarrolla su teoría del poder simbólico, sin embargo identifica la fuente de ese poder en la

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (17.4 Kb)  
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com