ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

BUEN VIVIR


Enviado por   •  13 de Octubre de 2013  •  993 Palabras (4 Páginas)  •  209 Visitas

Página 1 de 4

1. Presentación

El 17 de febrero de 2013, el pueblo ecuatoriano eligió un programa de gobierno para

que sea aplicado −siempre ceñido a la Constitución de Montecristi−, en el nuevo

periodo de mandato de la Revolución Ciudadana. Ese programa tiene su reflejo

inmediato en el Plan Nacional para el Buen Vivir 2013-2017, el cual representa una

postura política muy definida y constituye la guía de gobierno que el país aspira tener y

aplicar en los próximos cuatro años. Este es el sentido que queremos darle a este Plan,

que debe convertirse en un documento tan práctico como un mapa, con directrices muy

claras para evitar que nos extraviemos en el camino o nos aventuremos en una ruta no

trazada que nos lleve a un despeñadero.

El Buen Vivir se planifica, no se improvisa. El Buen Vivir es la forma de vida que

permite la felicidad y la permanencia de la diversidad cultural y ambiental; es armonía,

igualdad, equidad y solidaridad. No es buscar la opulencia ni el crecimiento económico

infinito.

La planificación del Buen Vivir, como su línea rectora, es contraria a la improvisación,

que genera enormes costos a una sociedad con escasez de recursos. Si sabemos a dónde

vamos, llegaremos más rápido, porque sabremos cómo sortear los obstáculos que se

presenten. En el Ecuador hemos rescatado la planificación para no duplicar esfuerzos y

evitar el desperdicio de recursos, que tanto nos retrasó en la época del neoliberalismo.

En ese entonces, la planificación fue menospreciada y reducida a su mínima expresión.

No lo hicieron solo por ideología, sino por intereses económicos, como en el caso de la

privatización de empresas públicas, que más tarde llevó a la peor crisis que tuvo que

vivir el país y que dejó huellas difíciles de borrar en la memoria de la ciudadanía. Esto

sucedió en nuestro país apenas hace una década y media.

En la actualidad, sin embargo, experimentamos en la esfera internacional que el

capitalismo provoca crisis cíclicas, aunque la que vivimos hoy trasciende el ámbito

puramente económico. El mundo vive una crisis de civilización que incluye a la

sociedad y a la naturaleza y que está fuera de control. Este desequilibrio se manifiesta

en el derrumbe de las bases institucionales, porque ya no responden al momento actual

de la humanidad. Se expresa en el cuestionamiento a un modelo de vida, a un sistema

escandaloso de consumismo, a una institucionalidad que ya no es funcional a la

sociedad contemporánea, y a un sistema internacional incapaz de solucionar los

problemas del planeta.

América Latina y el Sur, como región, viven momentos decisivos en su historia. Más

que actores somos ahora testigos de la crisis de los países del norte. Tiembla la vieja

civilización, basada en el interés individual que predomina en la comunidad mundial

que paradójicamente, por naturaleza, tiene un espíritu colectivo. El Sur no puede

continuar siendo cómplice de un modelo de vida que hoy ha fracasado en el norte. El

neoliberalismo ya fue experimentado en varios de nuestros países y, después de sus

terribles golpes, aprendimos la lección.

Hoy ya no estamos en el momento de imitar el fracaso. Allá se dirigen aquellos que se

mantienen en esa ruta, recogiendo viejas recetas que, a fin de cuentas, terminan negando

su propio futuro y deprimiendo a sus pueblos. América Latina y el Sur aspiran a mirarse

7

en sus propios espejos.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (6.8 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com