ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Sabiduría Docente: Crítica, Rescate E Innovación. Mediante La Reflexión Y Sistematización En La Práctica Docente.


Enviado por   •  5 de Diciembre de 2012  •  5.383 Palabras (22 Páginas)  •  1.044 Visitas

Página 1 de 22

1. INTRODUCCIÓN

En el presente curso y en general en los cursos del eje metodológico con especial referencia a la primera unidad tienen la intención de ofrecer elementos teóricos, metodológicos e instrumentales para que se reconozcan, rescaten y valoren la sabiduría docente en la acción del quehacer cotidiano. Para incrementar la verosimilitud de estos saberes, hay que contrastarlos con los saberes de otros docentes, con elementos teóricos y con los sucesos históricos contextuales con los que se interactúan en las escuelas públicas, para pasar de los saberes por sentido común a acciones maduras y profesionales.

Este proceso es factible si se favorece la reflexión sistemática en la acción del trabajo docente. Actuar y reflexionar sobre las acciones del profesor-alumno para transformarlas es un proceso, que si se logra llevar a cabo de manera sistemática en las escuelas públicas, cambiará a las instituciones escolares y se desarrollara el pensamiento crítico y la capacidad profesional para actuar en beneficio de nuestra sociedad en donde nos desarrollamos.

2. LA SABIDURÍA DOCENTE

2.1. RELACIÓN DE LA SABIDURÍA DOCENTE CON EL SABER CIENTÍFICO-PEDAGÓGICO

Se necesita renovar el enfoque pedagógico de la actividad docente practicado fundamentalmente como arte (Conjunto de reglas y conocimientos necesarios para hacer bien algo o para desarrollar una actividad) que como ciencia(Conjunto organizado de conocimientos sobre una materia determinada, a los que se llega mediante la observación y análisis de sus fenómenos, causas y efectos), para transitar del conocimiento subjetivo y de sentido común (que corresponde al modo de pensar y de sentir del sujeto más que al objeto, hecho, fenómeno, circunstancia, asunto o problema real) al conocimiento objetivo y científico (fundamentado por el objeto en sí, con independencia, de la propia manera de pensar o de sentir del sujeto), para poder avanzar con certeza por el camino viable y factible que nos permita conocer los problemas de nuestra sociedad para tratar de resolverlos e impulsarnos hacia el desarrollo científico y tecnológico como excelentes productores de ella y no como actualmente sucede que somos muy buenos consumidores de ésta.

Sin embargo, por otro lado el profesor cuenta con varios modos para conocer y saber acerca de la realidad que es científica, filosófica y estética para la práctica diaria de la docencia frente al grupo en el aula.

2.2. RECONOCIMIENTO DE NUESTROS SABERES DOCENTES

2.2.1. La práctica docente profesión o magisterio de ciencias y artes

Dentro del aula en el proceso de enseñanza aprendizaje tengo bien claro que me enfrento a situaciones singulares y sociales, concretas y sensibles y espacio temporales de una magnitud multifactorial tales como el aprendizaje por proyectos, la motivación, la afectividad, las técnicas didácticas, los contenidos problemáticos etc., que convergen e impactan el quehacer docente. Pero todo lo anterior lo enfrento y resuelvo con los conocimientos, las herramientas y habilidades que me proporcionan la investigación, el descubrimiento y las teorías pedagógicas científicas, que adaptadas y aplicadas con arte y sus conocimientos me ayudan a vencer los retos y aportar en la formación de personas competentes como lo exige la globalización por el desarrollo científico y tecnológico con humanismo en el siglo XXI.

2.2.2. La práctica docente en el siglo XXI exige ser facilitadores (tutoría y asesoría) del aprendizaje

Cuando me preparo, desde un día antes durante la tarde, en las primeras horas al caer la noche y durante el trayecto para asistir a la escuela y ejercer en el aula, siempre tengo presente el recuerdo sobre el deber y la función esencial de la práctica docente que la concibo en ayudar y servir a los estudiantes como facilitador; porque deben y quieren desarrollar sus capacidades intelectuales, culturales, morales y sociales dentro del marco de sus necesidades, intereses, propósitos y posibilidades que les sean útiles en su inserción en la vida cultural, productiva y social según sean sus aspiraciones de convivencia y visión de futuro.

2.2.3. ¿Enseñanza o aprendizaje; prioridad estratégica en nuestra práctica docente en el siglo XXI?

Hasta el momento las instituciones educativas de nuestro país han enfatizado los aspectos ligados a la enseñanza en descuido de aquellos ligados al aprendizaje al aprender a aprender, que es el que deben realizar los estudiantes, y lo que nosotros debemos promover o provocar como docentes, es decir que el educando aprenda a apropiarse de la realidad a través de un proceso de construcción dialéctica con las actividades dentro y fuera del aula de forma activa y participativa utilizando las herramientas intelectuales lo que implicará siempre una transformación del sujeto como del objeto o realidad, facilitando su incorporación al proceso de integración social

2.2.4. El factor afectivo; clave en el proceso del aprendizaje del alumno y de la enseñanza para el docente

Partiendo de la premisa de que el ser humano es un ser de necesidades y, para poder satisfacerlas necesita interactuar con sus iguales o socializarse, factor no accidental sino fundante de la vida psíquica o emocional del educando ente perteneciente a una sociedad en donde se crean situaciones de convivencia dependiente y con mayor intensidad en el aula y en los espacios escolares donde se piensa -ellos significan algo para mi y yo significo algo para ellos- y se recrean las pautas de las conductas, los modelos de comportamiento y las referencias valorativas para juzgar e interpretar el mundo circundante provocando seguridad o inseguridad al alumno para construir sus aprendizajes; de allí que el concepto de sí mismo constituye el elemento central de su estructura valorativa cognitiva, punto medular porque desde lo afectivo el aprendizaje constituye el factor energético que moviliza las conductas de las personas hacia objetivos, metas y fines, eso como maestros lo observamos, lo detectamos, lo abordamos y lo explicamos para que no sea un obstaculizador del aprendizaje para los estudiantes.

3. LA PRÁCTICA DOCENTE: PRESERVACIÓN Y RENOVACIÓN

3.1. PRESERVACIÓN

3.1.1. La atención centrada en los estudiantes y en sus procesos de aprendizaje

Se

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (32.8 Kb)  
Leer 21 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com